filosofía kazuo inamori

Kazuo Inamori, la gestión excelente a través de la búsqueda de la felicidad

Número de visualizaciones
18/06/2015

“Mis esfuerzos para elevar mi mente y elevar mi filosofía durante 40 años en el negocio, me han permitido comprender mi negocio desde un punto de vista más allá del beneficio inmediato” Dr Kazuo Inamori.

Con esta premisa, podemos empezar a hacernos una idea de que el Doctor Kazuo Inamori, no es un empresario “común”. El fundador y desarrollador de negocio de uno de los mayores conglomerados tecnológicos del mundo (Kyocera), ha demostrado con su filosofía de vida y de gestión empresarial, que la excelencia y éxito empresarial no está nada reñido con el desarrollo como persona de él mismo y de los que le han rodeado. Incluso más allá de Kyocera, cuando se le solicitó ayuda a Kazuo Inamori, este demostró que “volteando” completamente la estructura y forma de proceder de un gigante como Japan Airlines, una empresa puede pasar de una situación preocupante, a ser una de las punteras en su sector.

Personalmente, tras haber leído varias de sus publicaciones, creo que su filosofía de gestión se podría resumir en dos puntos básicos e innegociables: ayudar a sus empleados en la búsqueda de la felicidad y dotar a estos de la capacidad suficiente como para que gocen de libertad absoluta en la toma de decisiones dentro de su organización. De hecho, Kazuo Inamori es conocido para el gran público por sus escritos sobre la “gestión ameba”. En esta teoría, el doctor defiende el hecho de que la mejor fórmula de gestión en una organización es la de las amebas, es decir, dotar a pequeños núcleos (grupos de personas) de libertad para actuar, buscando el máximo rendimiento posible, pudiendo también adaptarse estos núcleos a las modificaciones del entorno, al igual que hacen las amebas.

Las ideas claves de Kazuo Inamori

Para conocer un poco más las bases de gestión del fundador de Kyocera, vamos a resumir algunas de sus ideas clave:

  • Evitar la arrogancia. Mantener la mente abierta es síntoma de debilidad positiva, pues indica que reconocemos no tener la certeza sobre todo y debemos de estar atentos a posibles oportunidades y potenciales que puedan presentarse.
  • La profesión de uno debe de ser el lugar para el desarrollo personal, es decir, avanzar como persona debe ir incluido en el desarrollo profesional. Por tanto, se debe de procurar que aquella profesión que ocupa nuestro día a día sea el foco principal que usemos para convertirnos en mejores personas.
  • Tratar a superiores, compañeros y subordinados igual que te gustaría que te trataran a ti. Sólo de esta forma se podrá ejemplarizar sobre la actitud, además de que una actitud de gratitud y altruismo potenciará el compañerismo y el trabajo en equipo.
  • Solo si los directivos o gestores de una organización buscan la felicidad de sus empleados, podrán influir de forma decisiva en éstos para que realicen una eficiente atención al cliente (la base del 90% de los negocios)  y, de este modo, los empleados estarán en disposición de trabajar para buscar la felicidad de los clientes.

Aunque muchas de estas ideas no parecen pertenecer al estilo de gestión de una multinacional de tal tamaño, ya que pueden sonar utópicas, lo cierto es que se empieza a cerrar el círculo cuando se data que Kazuo Inamori también es monje budista, con todo lo que dicha doctrina implica en la filosofía de vida de aquellos que la practican.

Y como profesional de los recursos humanos, creo que el camino que ha marcado este doctor es el único camino posible al que deberán virar todas las organizaciones que quieran tener éxito en el futuro.

1+
Categorizado en: Management e Innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto