Fondos para la recuperación económica de Europa

Fondos Europeos Next Generation para superar la crisis post pandemia

29/06/2021
Número de visualizaciones

La pandemia ha dejado una crisis social y económica evidente a nivel mundial. En Europa, para solventarla se está recurriendo a diversas acciones de rescate, entre ellas, la creación de los Fondos Europeos Next Generation. Veamos de qué objetivos y mecanismos implementarán para reactivar le economía de toda la UE.

¿Qué son los Fondos Europeos Next Generation?

Los Fondos Europeos Next Generation son unos Fondos de Recuperación que el Consejo Europeo aprobó el pasado 21/07/2020 como instrumento excepcional de recuperación temporal para que los Estados miembros puedan hacer frente a las consecuencias psicológicas y económicas de la pandemia.

A lo largo de 6 años se destinarán 750.000 millones de euros, los cuales serán repartidos a través de préstamos reembolsables hasta 360.000 millones de euros y por transferencias no reembolsables 390.000 millones de euros. La parte que corresponde a los préstamos reembolsables se tendrá que devolver antes del 31 de diciembre de 2058.

De estos fondos España optará a 140.000 millones de euros, de los cuales serían a fondo perdido unos 72.000 millones de euros.

Los dos instrumentos de mayor volumen que se han creado para gestionar estos fondos son:

  • El Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR): Su fin es apoyar la inversión y las reformas en los Estados Miembros para lograr una recuperación sostenible y resiliente, al tiempo que se promueven las prioridades ecológicas y digitales de la Unión.
  • La ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT EU): Su fin es promover la recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía que operan como fondos estructurales, pero con mayor flexibilidad y agilidad en su ejecución. Para ello deberán ser ejecutados en dos años (2021-22)

¿Para que han sido creados los fondos europeos Next Generation?

El COVID-19 ha supuesto una crisis a nivel mundial sin precedentes que ha puesto en tela de juicio la vulnerabilidad y la estabilidad de todos los sistemas sanitarios, y por ende, a todos los sistemas económicos y financieros.

En Europa, los Estados miembros han tenido que plantar cara a este desafío de reconstrucción económica y social como si de una situación de guerra se tratara.

Las bases de estos fondos están constituidos por los principios de resiliencia y transformación que permita crear una nueva Europa adaptada a las nuevas tecnologías y flexible para poder readaptarse de forma rápida a nuevos contratiempos que permitan proteger la salud de los ciudadanos y evitar el colapso de la economía.

¿Cuáles son los objetivos de los fondos europeos Next Generation?

Los Fondos Europeos Next Generation han sido creados para restaurar el potencial de crecimiento de las economías de la Unión, fomentar la creación de empleo tras la crisis y promover el crecimiento sostenible.

A través del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR) se han marcado cuatro objetivos principales:

  • Promover la cohesión económica, social y territorial de la UE
  • Fortalecer la resiliencia y la capacidad de ajuste de los Estados miembros
  • Mitigar las repercusiones sociales y económicas de la crisis de la COVID-19
  • Apoyar las transiciones ecológica y digital

Para alcanzar esos objetivos, cada Estado miembro debe diseñar un Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia que incluya las reformas y los proyectos de inversión necesarios para alcanzar esos objetivos, teniendo como principios inspiradores los cuatro aspectos señalados en la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible:

  • La sostenibilidad medioambiental
  • La productividad
  • La equidad
  • La estabilidad macroeconómica

En el caso de España, el Gobierno está elaborando el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia sobre cuatro ejes transversales:

  1. Transición ecológica.
  2. Transformación Digital
  3. Cohesión territorial y social
  4. Igualdad de género.

Estos ejes se van a desarrollar a través de 10 políticas que van a incidir directamente en aquellos sectores productivos con mayor capacidad de transformación de nuestro tejido económico y social.

  • Agenda Urbana: En esta política se concentra el 16% de los recursos y entre sus objetivos figuran la mejora de la habitabilidad de entornos urbanos y dar respuesta a las necesidades del entorno rural, manteniendo la población y fomentando el empleo.
  • Infraestructuras y los ecosistemas resilientes: Con proyectos como el Plan de Conservación y Restauración de Ecosistemas, o el Plan de Preservación de Infraestructuras Urbanas, Energéticas y de Transporte, entre otros, se destinará el 12% de los recursos.
  • Transición energética justa e inclusiva: Se destinarán el 9% de los recursos para aprovechar el potencial de nuestro país en posicionarnos estratégicamente como líderes de la renovación energética.
  • Administración pública del siglo XXI: Con un 5% la Administración pública tendrá que actuar como motor de los cambios tecnológicos.
  • Modernización y digitalización del ecosistema industria-servicios y de la pyme, impulso al emprendimiento: Un 17% para apoyar el tejido empresarial.
  • Pacto por la ciencia y la innovación; refuerzo del Sistema Nacional de Salud: Otro 17% para este sector.
  • Educación y formación continua, desarrollo de capacidades: Un 18% para desarrollar Plan Nacional de Capacidades Digitales (digital skills); plan estratégico de impulso a la Formación Profesional; modernización y digitalización del sistema educativo.
  • Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo: 6% para el refuerzo del Sistema Nacional de Dependencia o la modernización de las políticas activas de empleo.
  • Impulso de la industria de la cultura y el deporte: Un 1.1% para el desarrollo de estas industrias tan indispensables.
  • Modernización del sistema fiscal: Se destinará el 1% para incrementar la progresividad y redistribución de los recursos para lograr un crecimiento inclusivo y sostenible.

Estas 10 políticas están formadas a su vez por 30 proyectos que se centrarán en un reto u objetivo concreto y para los que se identificarán las metas, los resultados, el número de beneficiarios y el coste detallado de cada elemento.

Ahora solo cabe esperar que los gobiernos de los distintos Estados miembros estén a la altura y sepan gestionar correctamente estos fondos para que realmente sean usados para los fines para los cuales han sido liberados.

1+
Categorizado en: Comercio Internacional

1 Comentario

  1. Raúl dice:

    Artículo bien expuesto que nos da una visión más clara de lo que suponen esos fondos y cómo van a ser destinados.
    Enhorabuena.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto