técnicas de refuerzo positivo

Técnicas de refuerzo positivo en la empresa: ¿funcionan?

12/06/2013
Número de visualizaciones

¿Qué lleva a un trabajador brillante al más absoluto ostracismo en una empresa? ¿Qué mueve a un trabajador desmotivado a superarse y conseguir dar lo mejor que tiene? Sería difícil poder entrar dentro de todas y cada una de las variables que hacen que una empresa marche bien, pero de lo que cabría estar seguros es de que existe un factor decisivo: las técnicas de refuerzo positivo.

“Existen diferentes variables y eventos, que ligados a ciertos comportamientos aumentan las posibilidades de que esos comportamientos se repitan en el tiempo, como así mismo, existen ciertos eventos que no aumentan las posibilidades de que una conducta vaya a ocurrir”

¿Qué es el reforzamiento negativo y positivo?

El reforzamiento negativo trata de aumentar la conducta que se considera más deseable mediante la eliminación del estímulo desagradable una vez concluida la conducta. O en otras palabras, aumentar la conducta aumentando ese algo que nos quitan. Esto no quiere decir que debamos de confundirlo con un castigo, pero tiene algo que engancha: se trata de un golpe de efecto directo, rápido y que se utiliza en muchas ocasiones de la vida cotidiana para manejar situaciones de amplia variabilidad.

Digamos que un crio no se está quieto. El crio es ciertamente insoportable. Si lo reprendemos por su actitud es posible que el la asuma como una conducta que no le trae nada bueno  y no lo vuelva a seguir haciendo. Si le damos un caramelo mientras ejecuta la mala acción, además de reforzar una conducta negativa, tendremos a un crio hiperactivo por hiperglucemia.

Por otro lado, tenemos la posibilidad de ejercer una fuerza hacia el lado positivo. Se trata de un procedimiento por el cual se le ofrece un estímulo de intensidad variable que gusta a seguir tras una conducta determinada. Al contrario que en el negativo lo que se está buscando es que se incrementen las posibilidades de que la conducta se vuelva a repetir.

Es el típico premio. Y si al niño se le ofrece una golosina tras obedecer, sonreirá, volverá a portarse bien, será educado y aprenderá. Aunque el azúcar no lo tolere bien.

¿Técnicas de refuerzo positivo o negativo? ¿Cuál es mejor en la empresa?

Apliquemos el sentido común. ¿Cuál de ellos es mejor o peor? Pues depende de la situación. En realidad el castigo como técnica psicológica aplicada al aumento del rendimiento está bastante sobrevalorado. Mirar para la pared durante media hora quizás tenga defensores, pero dar cera casi siempre conlleva aparejado un problema: desmotiva. Y lo que ocurre es que eficaz pero no es eficiente, además de conllevar aparejado cierto grado de ansiedad.

¿Quieres a un empleado feliz? ¿Feliz y poco eficiente? ¿O desmotivado? Pues pon atención a los caramelos que das y a los que dejas de dar.

1+
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto