pan y circo

El pan y circo de la era digital

Número de visualizaciones
12/05/2014

Comida y entretenimiento. Esos dos elementos básicos eran los que en la antigua Roma creían que los ciudadanos necesitaban para alejar su interés de los asuntos políticos, y así hacer y deshacer sin provocar altercados y revoluciones.

“Al pueblo, pan y circo” se convirtió en un eslogan que ha acompañado a la historia política. Y, en situaciones de crisis, es bastante recurrente. En situaciones en las que necesitamos un poco de desconexión de la realidad más aplastante, una dosis de “diversión” diferente, es apreciada el doble.

P. T. Barnum, uno de los mayores representantes de las Relaciones Públicas, llevó al pie de la letra esa máxima, y consiguió hacerse de oro gracias a su talento para el “Show business”. Un maestro del engaño, que consiguió crear seres increíbles y nunca vistos, para atraer al público a su museo, que más tarde convirtió en circo. Con el único fin de enriquecerse, fundó el concepto de circo más cercano al que conocemos hoy en día. Lejos de leones y gladiadores luchando, Barnum paseó por Norteamérica “El mayor espectáculo del mundo”, de la mano de la mujer sirena, las siamesas, la tata bicentenaria de George Washington, y… la mujer barbuda.

¿Y a quién nos recuerda esta última? Que las modas vuelven, es algo que todos sabemos. Que el poder político “juega” con nosotros, también. Y que las crisis económicas son cíclicas, e igual que la economía sube, baja; unos pocos menos. Pero lo que nunca falla, es que si nos dan alimento y entretenimiento… los problemas saben menos. Y Eurovisión este año, no ha dejado de ser una representación más evidente del “Circo de los horrores” del señor Barnum.

Eso sí, lejos de comentar el espectáculo a la salida de este, las nuevas tecnologías han posibilitado el “in streaming”. Así, media Europa podía expresar en directo sus opiniones respecto al Festival a través de Twitter, Facebook, blogs… Así, la red de microblogging ardía el pasado sábado durante la emisión de la gala. Todo tipo de comentarios que, no más lejos de la realidad, sirvieron para alejar a los ciudadanos un poco de sus problemas, y reírse de los representantes europeos.

En pleno proceso de elecciones europeas, gladiadores italianos, polacas haciendo mantequilla, siamesas rusas “atadas” por su cabellera, etc; hicieron su mejor actuación. Pero la palma se la llevó la ganadora, que al más puro estilo circense, no podía ser otra que la austriaca mujer barbuda.

Y es que los tiempos cambian, las sociedades evolucionan pero ciertos tópicos se reproducen en la historia de la humanidad: las crisis, las quejas, el espectáculo, los comentarios sobre este… Somos seres de repeticiones, y eso no habrá progreso, ni político ni TIC’s que consiga cambiarlo.

@cin_tinez 

0
Categorizado en: Comunicación y RRPP

2 Comentarios

  1. Pablo dice:

    Cinta muy buen post. Enhorabuena. Estoy completamente de acuerdo con lo que expones, solo que creo que este año el circo como tu dices, si ha servido de algo.
    La victoria de Austria y su mujer barbuda no ha sido por extravagante o por frikismo europeo. Conchita ha sido una especie de azote a esos políticos y personas retrógradas que veían algo esperpéntico y fuera de lugar que un hombre se vista de mujer y que lo haga con barba.
    Además en varias ocasiones pudimos escuchar como se abucheaba a Rusia, tanto después de su actuación, como en las votaciones. El gobierno de Putin envió a las dos gemelas que parecían las hijas del Régimen y vieron como su intolerancia y actitudes déspotas fueron superadas por la historia de quien se enfrenta a la realidad superando las adversidades. El mismo titulo de la canción lo decía “Rise like a Fenix”.
    Barnum debería seguir vivo y poder ver las cosas que suceden en pleno siglo XXI, seguro que se llevaba la carpa a otro planeta.

    Un abrazo del que te va a crear tu traje de los Oscars

    0
    • Cinta Martínez Cinta Martínez dice:

      ¡Muchísimas gracias Pablo! No había visto la visión que aportas, y la verdad es que es interesante. Llevas totalmente la razón, y ahora me alegro aún más del triunfo de Conchita.
      Comentarios como el tuyo me animan a seguir escribiendo.

      Gracias de nuevo, quien sabe si en vez de para los Oscars, ahora será para los Premios Planeta 😉

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto