cliente interno

El Cliente Interno: ¿quién es y qué hace?

Número de visualizaciones
27/11/2013

Si el cliente siempre tiene la razón, el cliente interno… también. Para el que no esté familiarizado con este término, se podría definir al cliente interno como aquel empleado de la organización que recibe de otro compañero o departamento de la propia organización un producto semiacabado con el que debe trabajar para así cumplir su función y objetivos en la empresa.

Teniendo en cuenta esta definición, en mi opinión todos los componentes de la organización son clientes internos ya que todos reciben de algún compañero algún “producto semiacabado” del que dependen para realizar cierta tarea de una manera eficiente, ya sea un informe de previsiones, un feedback de determinadas acciones o su colaboración en un proyecto. Esta es la clave de las nuevas organizaciones, todos colaboran con todos y todo el mundo tiene algo que aportar a tu tarea, es por ello que en las organizaciones innovadoras todos se han de tratar y deben de ser tratados por los compañeros como un cliente interno.

Cliente interno vs recursos humanos

Este hecho no es una mera formalidad, sino que implica mucho mas, por ello si se quiere construir un proyecto sólido e innovador hay que hacer ver a los componentes de una organización que las personas que tienen sentadas a su alrededor son su mejor proveedor y su mejor cliente a la vez, ello conlleva que se trate al compañero de al lado de una manera similar a una persona que va a comprar o ha comprado el producto de nuestra empresa, porque si pensamos que una persona externa a la organización merece una especial atención por nuestra parte porque ha invertido su dinero en nosotros, también hemos de pensar que nuestros compañeros merecen una especial atención ya que pueden contribuir de manera activa y decisiva en que ese dinero que el cliente externo invierte sea cada vez superior o en atraer cada vez a un mayor número de ellos.

¡No todo el mundo interviene con el mismo grado de responsabilidad!

En definitiva, en las organizaciones modernas la tendencia es visualizar un organigrama como una gran cadena en la que cada pieza es igual de importante que la anterior. De ahí que el término “recursos humanos”, muy instaurado en el vocabulario social, esté diluyéndose cada vez con mayor rapidez, dicho término que se inició en la época del Taylorismo y que tenía relación con la producción en cadena de los trabajadores, esta cada vez mas alejado del  trabajo libre, autónomo y creativo de todos y cada uno de los miembros de la organización modernas.

Con estas afirmaciones no deben de confundirse los términos importancia y responsabilidad, es decir, todas las piezas pueden tener un valor un fundamental pero no todas ellas intervienen con el mismo grado de responsabilidad en el funcionamiento de la maquinaria organizacional. Aún así, con mayor o menor responsabilidad, cualquier pieza de la organización “encajada” en el lugar idóneo puede reportar grandes resultados a la empresa, a los compañeros y al propio trabajador.

0
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto