efecto demostración

Efecto demostración turístico. La desculturización de los nativos

Número de visualizaciones

POR

Lorena Collados Suárez
EDUCACIÓN:
  • Graduada en Turismo en la Universidad de Granada.
EXPERIENCIA:
  • Profesora del Departamento de Hostelería, Comercio y Turismo en INESEM Business School.
  • Recepcionista de Hotel: Check in, check out, gestión de reservas y atención telefónica.
ESCRIBE SOBRE:

Boom turístico • Externalidades del turismo • Evolución del turismo

Graduada en Turismo, con especial interés en organización de eventos y gestión cultural. Actualmente colaborando en el departamento de Comercio, Hostelería y Turismo de INESEM.

“El intercambio cultural es algo positivo para las sociedades ya que aumenta la comprensión y el respeto de las diferencias”

El turismo contribuye a la conservación del patrimonio y a la recuperación de valores culturales. Pero puede convertirse en un arma de doble filo, sobre todo en países en vías de desarrollo donde existen grandes diferencias económicas entre residentes y visitantes. Lo que motiva el gran contraste y la proliferación de desigualdades: hablamos del efecto demostración. Es tal este contraste que en un mismo territorio podemos encontrar lujosos hoteles rodeados de guettos , donde habita, en una estremecedora pobreza, gran parte de la población local.

Es cierto que en muchos casos apenas se interactúa con el poblador y me atrevería a decir que en ocasiones ni con el medio. Pero el impacto sociocultural se produce igualmente. Esto es así, las construcciones que se realizan para que puedan acudir visitantes extranjeros, son suficientes para cambiar el ritmo de vida de estas personas.

Desculturación y decadencia económica en los países en vías de desarrollo

Debería ser competencia del turismo luchar contra esta desigualdad, ya que éste es fuente de ingresos económicos, y desmotiva ver cómo la mayoría de los puestos son ocupados por extranjeros. Dejando al margen una vez más a la población local que se encuentra luchando a su vez, contra la decadencia económica y  la desculturación progresiva de sus costumbres.

Es a esta progresiva desculturación a la que llamamos efecto demostración.

Este efecto demostración se produce cuando el turismo masificado provoca la pérdida de identidad de la población residente. Los cuales ante la saturación de turistas ven como sus costumbres se ven corrompidas e invadidas por las infraestructuras, tradiciones y hasta el habla del visitante extranjero.

Hablamos de turismo como dinamizador de economías y preservador de costumbres.  Pero no afecta a todos de la misma manera, ya que podemos ver como las grandes cadenas hoteleras crecen a diario mientras miran impasibles como aumentan los índices de criminalidad, drogas y prostitución en varios países que son destinos punteros.

¿Es posible frenar este impacto causado por el efecto demostración?

Es cierto que los impactos socioculturales son difíciles de detectar y  frenar debido a su sutilidad, ya que hay que conocer todos los efectos subjetivos que los motivan, pero hay una serie de medidas que favorecerían la correcta integración entre residentes y visitantes:

  • Que se promueva una unión real, dejando de lado los estigmas sociales, la posición del turista como ser central, que utiliza al residente como un mero objeto para la actividad  turística,  respetando sus tradiciones, y anteponiendo el valor humano a lo económico.
  • Que los intermediarios turísticos se aparten de vender el destino como algo estereotipado,  que lo promocionen de una manera real, huyendo del lujo y acercándose a la realidad.
  • Medidas gubernamentales de preservación de valores y creencias para la población residente, y educación en cuanto a quiénes son los turistas y de donde vienen, para así suavizar el impacto y aprovechar el flujo cultural sano que puede producirse.
  • Que se tenga en cuenta a la población local a la hora de contratar al personal, mediante la implantación de medidas de formación e integración.
  • Luchar contra la masificación promoviendo un turismo único.

Estas son sólo algunas de las medidas que se podrían adoptar para evitar la desculturación progresiva de las sociedades que peor suerte han corrido,  siendo necesario preservar sus costumbres, sobre todo aquellas que se adaptan a los cambios respetando su esencia, esa esencia que supone el mantenimiento de lo más auténtico que tiene una sociedad: la cultura propia.

1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto