reclutamiento social

Cómo integrar correctamente las redes sociales en una estrategia de Reclutamiento 2.0

Número de visualizaciones
27/08/2013

El reclutamiento 2.0 o reclutamiento social es una nuevo concepto de estrategia de selección de personal y headhunting que está en auge a  nivel mundial y que también se está implantando con fuerza en España. Este tipo de reclutamiento se caracteriza básicamente por el uso de las redes sociales, el blogging y otras herramientas de Internet para poder conectar con el mejor talento.

Redes sociales como Linkedin (+50 millones de usuarios en EMEA), Twitter (140 millones de usuarios activos en el mundo) o Facebook (250 millones de usuarios solo en Europa) se han convertido en una gran base de datos que, sumadas a los portales de empleo permiten a los profesionales de los Recursos Humanos y el reclutamiento contactar de forma global con los mejores candidatos/as.
De todos modos, el paso de los métodos de reclutamiento tradicionales (1.0) al reclutamiento 2.0 no se reduce sólo a la inclusión de las redes sociales y del blogging en las estrategias de reclutamiento, hay mucho más. El Reclutador 2.0 es aquel que ha sabido adaptar sus tareas y sus formas de interactuar con los candidatos y candidatas a los nuevos tiempos y, por lo tanto, debe tener en cuenta otros elementos importantes si realmente se quiere llevar a cabo una estrategia de reclutamiento 2.0 efectiva que no solo se base en el uso de Linkedin.

¿Cómo llevar a cabo un reclutamiento social?

Página web responsable

Si pretendemos ser una organización moderna debemos serlo en todos los sentidos. Para ello, debemos contar también con una web 2.0 o de lo contrario posibles candidatos se echarán atrás al llegar a nuestro site. El mejor talento no entiende de formularios absurdos y accede a los contenidos en internet desde múltiples tipos de dispositivo. Una página web responsable que además ofrezca la posibilidad de solicitar el empleos utilizando perfiles ya existentes (Linkedin, Google, Facebook,…) marcará la diferencia.

Utilizar las redes de forma metódica (GTD, Lean recruitment)

Las redes sociales se pueden entender como un gran océano en el que nos podemos perder con facilidad. Debido al gran volumen de información al que podemos acceder en segundos, es muy fácil empezar a saltar de enlace a enlace y acabar perdiendo de vista nuestro objetivo final. Por ello, es de vital importancia planificar qué queremos obtener, cómo lo vamos a obtener y cuánto tiempo vamos a invertir en hacerlo. Técnicas de reclutamiento ajustado (lean recruitment) o métodos de organización personal como el GTD (Getting the Things Done) nos ayudarán a ser mucho más eficientes y eficaces en nuestro día a día.

Networking on-line para ser mejor off-line

Tener una red de +500 contactos en Linkedin, cientos de seguidores en Twitter y miles de “me gusta” en nuestra página de Facebook no servirá de nada si posteriormente no se usa esa información para llegar a nuestro público potencial. Nuestras conexiones e interacciones digitales deben servir para realizar más llamadas al cabo del día, asistir a los mejores eventos, compartir buenas prácticas y generar leads para ser mejores “off-line”.

Aporta valor añadido

Aunque el reclutamiento se enmarca dentro de los Recursos Humanos, también entran en juego muchos elementos relacionados con el marketing. Cuando hablamos con un candidato/a potencial debemos ser capaces de explicarle qué valor añadido le vamos a aportar por el hecho de trabajar en nuestra organización o de solicitar empleos mediante nuestra agencia. El reclutador debe ser capaz de “vender” el empleo aportando un extra de información que va más allá de lo descrito en la oferta laboral. Además debe ser capaz de generar experiencias positivas con todas y cada una de las personas que interactúa. Esto aumentará de forma exponencial el compromiso de estas personas con nuestra organización y favorecerá la creación de marca.

Como conclusión de todo lo dicho en este artículo podemos decir que, aunque la aparición de las redes sociales ha supuesto una auténtica revolución dentro del mundo del reclutamiento, el uso de las mismas es solo una parte del 2.0. Por tanto, su uso sólo complementa otras acciones de igual importancia para nuestra estrategia.
Si habéis encontrado interesante este artículo, os agradecería que lo compartierais en las redes. Del mismo modo os agradeceré que dejéis vuestros comentarios y expliques vuestras experiencias personales en cuanto a la aplicación de estrategias de reclutamiento social en vuestra organización.

0
Categorizado en: Recursos Humanos

1 Comentario

  1. Perfecto, Dabiel. Grandes aportaciones (¡como siempre!). Nos quedamos con la importancia de que una estrategia vaya más allá de las redes sociales (a veces parece que se nos olvida…) y, sobre todo, de tener en cuenta el mundo “offline”.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto