lista de tareas pendientes

¿Cómo hacer una lista de tareas pendientes?

12/05/2016
Número de visualizaciones

¿Quieres aprender a hacer una lista de tareas pendientes que realmente te ayude a ser más eficaz? Lee este artículo para descubrir cómo hacerlo de forma efectiva y funcional.

Qué tener en cuenta en la elaboración de una lista de tareas pendientes

Unicidad

Si tienes tareas apuntadas en varios sitios (post it, agenda, emails, etc.) usa solo una lista de tareas pendientes  y oblígate a hacerlo cada día, sin falta, hasta que se haga un hábito en ti y logres que sea algo espontáneo.

Claridad

Piensa en todo lo que tienes que hacer. Establécelo con claridad y usa los términos adecuados para expresarte. En lugar de escribir: 12 – Entrev. c/J., escribe claramente 12 hs.: entrevista con Juan Pérez en su oficina. Si haces una lista y no la entiendes ni tú mismo, ¿para qué la haces?

Priorizacion

No importa cuánto tengas que hacer cada día sino la forma en la que te organizas. Dar prioridad a las cosas es básico para no hacer primero algo que no es tan importante. Puntúa del 1 al cinco las prioridades de lo pendiente y atente a ello al listarlas, pero no pongas más de 6 o 7 tareas de prioridad 1 cada día, porque no podrás con ellas, recuerda que eres humano, no un robot.

División

Si una tarea parece (o es) ardua y complicada, divídela en pequeños pasos y será más fácil completarla. Un gran proyecto laboral con fecha de entrega puede parecer agobiante y es imposible de terminar si no lo haces en sucesivas etapas.

Delegar

Si tu lista tiene más ítems de los que cualquier persona normal es capaz de realizar en un solo día, es hora de que te plantees delegar. No se puede hacer todo ni estar en todos lados. Y si no tienes cómo delegar, aprende a comprometerte solo con aquello que sí puedas cumplir.

Portabilidad

Tu lista de tareas debe ir contigo siempre, en el móvil, en la Tablet o en un papel y tienes que ir tachando o eliminando cada tarea que finalizas, para que al cabo del día cuando revises tus resultados, sepas exactamente qué es lo que te quedó pendiente y puedas pasarlo para la lista de la siguiente jornada.

Una reflexión final

Una lista jamás puede ser motivo de frustración. Será muy difícil, sobre todo los primeros días, que logres terminar todas tus tareas listadas. Esto de hacer listas es algo que también se aprende y que cada cual debe hacer a su manera y ritmo.

Una vez que aprendas la utilidad de estas listas, te será fácil gestionar tus tiempos, fijar más claramente tus objetivos y en definitiva, ser mucho mas productivo. Comienza hoy mismo a encontrar tu estilo propio de hacer lista de tareas y notarás la diferencia.

1+
Categorizado en: Recursos Humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto