auditor de cuentas

El Auditor de Cuentas. ¿Cuáles son los requisitos para acceder a la profesión?

03/10/2017
Número de visualizaciones

No es de extrañar, que para los responsables de contabilidad de una empresa, para cualquier cuestión relacionada con la imagen fiel de una empresa y sus cuentas anuales, aparezca involucrada la figura del auditor de cuentas. ¿Pero realmente sabemos cuál es la labor del mismo y cómo podemos dedicarnos  a esta profesión?

Por definición, el auditor de cuentas es la persona encargada de la revisión de las cuentas anuales, así como todo lo elaborado de acuerdo al marco normativo de la información financiera.  Su único fin será el de elaborar un informe fiable con toda la información financiera que pueda afectar a terceros.

Clasificación y requisitos del Auditor de Cuentas

 1. Personas Físicas.

Puede ser tanto:

  • Ejercientes a título individual o integrados en una sociedad de auditoría.
  • No ejercientes.
  • No ejercientes que prestan servicios por cuenta ajena, es decir, colaboran con otros auditores en el desempeño de auditoría de cuentas.

Sus requisitos principales son:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener nacionalidad española o la de alguno de los estados miembros de la Unión Europea
  • Carecer de antecedentes penales por delitos dolosos.
  • Obtener la autorización del ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de cuentas). Para lo cual será necesario:
    • Haber obtenido una titulación universitaria. Quedan exentos del mismo (dispensa), todos aquellos que tengan un título que les permita el acceso a la universidad y además puedan acreditar una experiencia profesional mínima de 8 años en el ámbito financiero-contable, de los cuales 5 años, hagan referencia a la participación en trabajos de auditoría bajo la supervisión de un auditor de cuentas ejerciente o una sociedad de auditoría.
    • Haber seguido programas de enseñanza teórica.
    • Adquirir o haber adquirido una formación práctica por un período mínimo de 3 años en el ámbito financiero-contable, de los cuales 2 de ellos, se refieran a la participación en trabajos de auditoría bajo la supervisión de un auditor de cuentas ejerciente.
    • Superar o haber superado un exámen de aptitud profesional reconocido por el Estado, que consta de una parte práctica dónde se evalúan los conocimientos  teóricos y de una parte práctica. Sólo será posible acceder a esta segunda parte, acreditando 5 años de experiencia profesional. Se debe tener en cuenta que los resultados teóricos son guardados únicamente durante dos años.

2. Sociedades de Auditoría

  • Las personas físicas que realicen los trabajos de auditoría en nombre de una sociedad de auditoría, hayan sido autorizados para llevar a cabo dicha actividad en España.
  • Que la mayoría de los derechos de voto correspondan a auditores de cuentas o sociedades de auditoría autorizados en cualquier Estado miembro de la Unión Europea.
  • Que una mayoría de los miembros del órgano de administración de la sociedad sean socios auditores de cuentas o sociedades de auditoría autorizados en cualquier Estado miembro de la Unión Europea. Cuando sólo haya dos miembros, al menos uno de ellos, debe estar en posesión de esta autorización.
  • Satisfacer una fianza en garantía de la responsabilidad civil.
  • Obtener la inscripción en el ROAC (Registro Oficial de Auditores de Cuentas).

3. Auditores de Cuentas en terceros países

Para obtener la autorización del ICAC, deberán cumplir con requisitos similares a los exigidos en la regulación española y superar una prueba sobre la auditoría en España y la normativa a seguir, así como, disponer de domicilio o establecimiento permanente en dicho país o designar  a un representante con domicilio en el mismo.

FAQs sobre los Auditores de Cuentas

Después de conocer la labor que realizan estos profesionales y los tipos de auditores que existen, pueden surgir algunas dudas como:

¿Es posible la no emisión del informe o la renuncia al contrato de auditoría?

Esta acción se podrá llevar a cabo, únicamente, cuando se produzca existencia de justa causa, es decir, en aquellas situaciones en las que ocurra alguna de las siguientes circunstancias:

  1. Existencia de amenazas que pudieran alterar de forma grave la independencia u objetividad del auditor.
  2. No poder  realizar el trabajo encomendado al auditor o sociedad de auditoría por razones ajenas a éstos.

¿Cuál es la normativa a la que se encuentran sujetos los auditores de cuentas?

Resulta importante destacar que la labor de auditoría de cuentas, tendrá que ser necesariamente realizada por un auditor de cuentas o una sociedad de auditoría, cumpliendo con los requisitos establecidos por la Ley.

En su labor de auditoría, dicho sujeto, deberá actuar conforme a:

  • La Ley de Auditoría de Cuentas.
  • Reglamento de la Ley de Auditoría de Cuentas.
  • Normas de auditoría, ética e independencia y de control de la calidad interno de los auditores de cuentas y sociedades de auditoría.

¿Qué ocurre si el auditor no cumple con sus obligaciones según las reglas del Código Civil?

Este incumplimiento se denomina, responsabilidad civil del auditor, y es ilimitada. Dicha responsabilidad se exigirá de forma proporcional  a los daños y perjuicios económicos que pudiera haber provocado con su actuación profesional, tanto a la entidad auditada como a un tercero.

Además de ésta, el auditor puede enfrentarse a una responsabilidad administrativa y penal.

Una vez resueltas las principales cuestiones relacionadas con el auditor y su labor, hemos podido enriquecer nuestra perspectiva sobre esta  importante actividad y estar un paso más cerca del acceso a la profesión dedicada a la auditoría de cuentas.

0
Categorizado en: Finanzas y Contabilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto