¿Qué es y para qué sirve el apalancamiento financiero?

Apalancamiento financiero

30/08/2019

EDUCACIÓN:
  • Graduado en Finanzas y Contabilidad en la Universidad de Granada
EXPERIENCIA:
  • Profesor en el departamento de Administración y Gestión Empresarial en INESEM Business School
ESCRIBE SOBRE:

Contabilidad · Finanzas · Administración · Empresas · Economía · Mercado

Graduado en Finanzas y Contabilidad en la UGR y Profesor en el Departamento de Administración y Gestión Empresarial en INESEM Business School.

6+

Ver más artículos relacionados de Finanzas y Contabilidad .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

10 Comentarios

  1. fernanda dice:

    ¿cuando es bueno que el apalancamiento sea mayor al 60%? Me pueden ayudar con esta duda por favor

    0
    • Jennifer Contreras Jennifer Contreras dice:

      El ratio de endeudamiento óptimo se sitúa entre el 40% y el 60%. Si es inferior al 40% estamos perdiendo rentabilidad ya que no estamos utilizando nuestros recursos disponibles para obtener beneficios. Si es mayor al 60% estamos incurriendo en riesgos adicionales y soportando una deuda excesiva.

      0
  2. NELSON ALFONSO BEDOYA HEREDIA dice:

    ES UN CONCEPTO MUY BONITO DE SABER PERO ENTIENDO QUE PASARA POCAS VECES, YA QUE ALGUIEN TE DEJE DINERO PARA INVERTIRLO EN OTRO SITIO, TIENE QUE SER GENTE MUY EXPERTA EN ESTOS TEMAS. ME PARECE UN RIESGO MUY GRANDE.

    0
  3. Ana dice:

    Muy clara la explicación en el artículo.

    0
  4. Carlos Ramos dice:

    Útil y Fácil. Bastante inteligente el planteamiento.

    0
  5. Fernando Yules Aragonés dice:

    Esta bien la publicación. Se puede obtener grandes beneficios, con pocos recursos invertido. Pero tienen una doble vertiente que en el caso de perdidas también son enormes. Hay que utilizar el apalancamiento adecuado,y usarlo con moderación y precaución.

    0
    • Ester Chicano Tejada Ester Chicano Tejada dice:

      Muchas gracias por tu aportación Fernando. Efectivamente, la utilización del apalancamiento es una arma de doble filo ya que puede obtenerse una gran rentabilidad con reducidas aportaciones pero, a su vez, si no funciona la estrategia de la empresa, las pérdidas acometidas pueden conllevar el fracaso del negocio. La clave, como bien comentas, es la precaución en su utilización.

      0
Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *