Teoría sobre la depresión de Beck

Tríada cognitiva de Beck: el modelo teórico más famoso sobre la depresión.

09/03/2021
Número de visualizaciones

Al igual que en el caso de otro tipo de psicopatologías, las explicaciones de la depresión se sustentan en varios modelos teóricos. El más importante de estos es la Tríada Cognitiva de Beck. ¿En qué consiste exactamente y cómo pretende el modelo descubrir las causas de este trastorno mental?, lo contaremos a continuación.

La depresión y su manifestación

La depresión se entiende como un trastorno del estado de ánimo que hace a la persona experimentar un profundo malestar. Es común que, en la sociedad en que vivimos, se experimenten sensaciones de tristeza, ansiedad y desamparo en algunas ocasiones. No obstante, resulta de gran importancia saber detectar los síntomas depresivos antes de que se agraven y desemboquen en un problema mayor.

Según la Asociación Americana de Psiquiatría (2013), entre los síntomas de la depresión se incluyen:

  • Alteración en el peso de la persona.
  • Alteración en el sueño.
  • Falta de concentración.
  • Falta de energía.
  • Sentimientos de inutilidad y culpabilidad.
  • Incapacidad para concentrarse.
  • Alteraciones psicomotoras.

Teniendo en cuenta estos síntomas, se debe acudir a un especialista en salud mental en el caso de que persistan en el tiempo y dificulten la vida del individuo. Es labor de la psicología sanitaria y de la psiquiatría intervenir sobre aquellos casos en los que la persona necesita ayuda.

La Organización Mundial de la Salud (2021) calcula que esta patología es padecida por más de 300 millones de personas. Esto supone uno de los mayores retos a los que se enfrentan los profesionales sanitarios. Es un problema de vital importancia, ya que la gravedad de su sufrimiento puede llevar al suicidio.

El estudio de la depresión desde un modelo teórico

La psicología se basa en distintos modelos teóricos que pretenden analizar las causas de la conducta y buscar la mejor intervención cuando es necesaria. A lo largo de la historia de la disciplina, algunos de los modelos teóricos seguidos han sido: psicoanálisis, conductismo, humanismo y cognitivismo.

Mientras que unos se centran en el estudio de la conducta observable, otros lo hacen en el propio pensamiento, y, otros en acontecimientos vitales.  Así, cada modelo parte de sus propias premisas, y el adoptar uno u otro se relaciona directamente con la forma de aplicar la psicología en clínica y aliviar los problemas de los pacientes.

Es dentro de los modelos de corte cognitivo donde, justamente, se halla encuadrada la Tríada Cognitiva de Beck. La importancia central de esta teoría se centra en la interpretación que hace la persona sobre su propia vida.

La Tríada Cognitiva de Beck. El estudio de la depresión desde el pensamiento

La teoría cognitiva de la depresión fue propuesta por el psiquiatra estadounidense Aaron Beck en el año 1976. El objetivo principal de este autor fue el de desarrollar un modelo explicativo basándose en los procesos a nivel interno que tienen las personas depresivas. Así, su labor más importante fue la de analizar los pensamientos que se manifiestan durante la depresión. Gracias a esto fue capaz de identificar y establecer los elementos fundamentales que se relacionaban con las creencias subjetivas de las personas afectadas.

De este análisis logró materializar el concepto de la Tríada Cognitiva, popularmente conocida con su nombre como Tríada Cognitiva de Beck. Esta se encuentra compuesta por tres elementos sobre los que se asienta el modelo teórico que el autor desarrolló para interpretar la depresión:

  • Pensamientos negativos sobre uno mismo.
  • Pensamientos negativos sobre el mundo que le rodea.
  • Pensamientos negativos sobre el futuro próximo.

Pensamientos negativos sobre uno mismo

Según la teoría cognitiva, la persona con depresión malinterpreta aquella información que se relaciona con su propia persona.

En este componente de la tríada, se encuentra a la persona con una severa distorsión sobre su autopercepción en relación al mundo que le rodea. De esta forma, quien padece depresión encuentra sentimientos de inferioridad respecto al resto. Así, uno pude creer que es torpe y disfuncional y que su vida no tiene sentido ya que carece de utilidad.

Este tipo de pensamientos se asocian a elementos, principalmente, psicológicos o físicos. Teniendo en cuenta esto, es importante atender al concepto de cognitivismo, a partir del cual uno interpreta la propia información sobre sí mismo. La autoestima es uno de los principales elementos a trabajar en consulta con la persona deprimida.

Pensamientos negativos sobre el mundo que le rodea

La percepción de control y satisfacción sobre el mundo que nos rodea es un factor importante a la hora de sentirse bien. En la Tríada Cognitiva de Beck se entiende que la persona es incapaz de interpretar correctamente la información que obtiene a partir de su interacción con el medio.

Debido a esto, las personas que padecen depresión verán el mundo como algo hostil y exigente en el que no encajan. La principal consecuencia derivada de este hecho es el aislamiento social, que agrava aún más el problema.

Pensamientos negativos sobre el futuro próximo

En este último componente de la Tríada Cognitiva de Beck, la persona percibe que los eventos venideros van a ser catastróficos sin más remedio. Se puede interpretar como una suma de los componentes anteriores, cuyo cambio la persona no encuentra posible.

Si se entiende que el futuro va a ser igual de negativo que el presente, no se intentará producir ningún tipo de cambio. Esta sensación de imposibilidad de mejorar impedirá que se busque ayuda, manteniendo estática la visión negativa sobre la vida que se tiene.

En síntesis, la suma de los tres componentes de la tríada supone una interpretación negativa global sobre el individuo, su mundo y su futuro. Vemos que esto afecta a la totalidad de los elementos vitales de la persona, por lo que presentará un malestar intenso al no encontrar seguridad en nada.

Importancia de la teoría cognitiva de la depresión

El beneficio fundamental que se deriva de las aportaciones de Beck es la posibilidad de una intervención más efectiva en el tratamiento de la depresión. Permitir entender cómo interpreta la persona la información que recibe, sabiendo que está sesgada, ayuda a trabajar los patrones de pensamiento negativo.

Evaluación de la depresión derivada de la Tríada Cognitiva de Beck

El Inventario de Depresión de Beck (BDI) es uno de los instrumentos psicométricos más utilizados para medir la gravedad de una depresión. Fue desarrollado gracias al trabajo de Aaron Beck y se ha extendido mundialmente en la evaluación de la salud mental. No obstante, no es un elemento único para el diagnóstico de la depresión, sino una herramienta más para obtener información.

Se encuentra compuesto por 21 ítems con una escala tipo Likert que va de 0 a 3. El paciente debe responder en función de la identificación que sienta con los síntomas que se le presentan. Así, debe puntuar bajo si la identificación es menor, y alto si la identificación es mayor.

Intervención de la depresión derivada de la Tríada Cognitiva de Beck

Directamente, de la teoría cognitiva de la depresión de Beck se deriva su terapia cognitiva para la depresión. El principal objetivo de la terapia es intervenir sobre la sintomatología del paciente, mejorando su estado y evitando recaídas futuras.

Para ello, en consulta, se trabaja con la identificación de los pensamientos distorsionados que el paciente presenta. Principalmente, durante el proceso, se busca racionalizar dichas ideas negativas y erróneas, generando una reinterpretación de las mismas en contraste con la realidad.

Identificación y búsqueda de ayuda

A modo de conclusión, podemos decir que la depresión es un trastorno que afecta, de forma devastadora, a un gran sector de la población.

Uno de los principales modelos que disponemos para la intervención de la depresión es la terapia cognitiva desarrollada por Beck, cuyo eje central es la tríada.

Con los elementos expuestos, es fundamental que el lector tenga en cuenta la necesidad de cognitivismo si se manifiestan síntomas similares a los descritos. Esto es importante tanto para uno mismo, así como si se detectan problemas en las personas que le rodean.

La depresión es un trastorno que tiende a ser sufrido en silencio por miedo al estigma social. Es importante seguir eliminando mitos sobre la interpretación de la salud mental.

Categorizado en: Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto