técnica para facilitar la dinamica de toma de decisiones de grupo

Seis sombreros para pensar: dinámica de toma de decisiones en grupo

Número de visualizaciones
06/05/2016

La resolución de conflictos, problemas y necesidades del ambiente requieren de procesos creativos y diferentes para dar respuesta de forma original y viable a las dificultades que nos enfrentamos cotidianamente. La técnica de los seis sombreros para pensar ideada por Edward De Bono facilita la dinamica de toma de decisiones en grupo.

Los seis sombreros para pensar permiten la obtención y generación de ideas, así como la toma de decisiones desde diferentes perspectivas. Para su puesta en práctica colectiva, una persona es la encargada de introducir los distintos sombreros y dinamizar la sesión, tomando nota de las ideas que vayan surgiendo. Para ello, todos los participantes se “colocarán” el sombrero correspondiente y actuarán en base a su función.

¿Cómo funciona la técnica de los seis sombreros en la dinámica de toma de decisiones en grupo?

Los sombreros se utilizan en secuencia, aunque el orden se puede alterar según las necesidades es recomendable seguir la siguiente sucesión:

  • Se introduce el sombrero azul, referente a la definición del problema o necesidad. En este sentido el dinamizador comenta la situación problemática y los participantes ratifican e implementan información sobre ella. Pongamos de ejemplo que somos un grupo de 5 profesores (contando al dinamizador) y el problema es la escasa participación de las familias en la Escuela, en esta fase se pondría en común la información que tenemos cada uno.
  • Posteriormente se aplica el sombrero blanco, con el cual se reflexionará sobre la información presentada para tener en cuenta todos los detalles. En nuestro ejemplo situaríamos todos los factores y posibles causas de la baja participación de las familias.
  • Siguiendo la secuencia, con el sombrero verde se plantean todas las ideas posibles sobre la problemática poniendo en práctica la creatividad e imaginación. Por ejemplo, utilizando la técnica del brainstorming para la proposición de diferentes ideas sobre cómo mejorar la participación familiar.
  • El siguiente sombrero a utilizar es el amarillo, cuya función es plantear todas las ventajas para las soluciones propuestas mediante el sombrero anterior. Situemos que como ideas han surgido la realización de actividades que incluya a la familia y una mejor atención personalizada. Se proponen como ventajas la facilidad que se le da a la familia a la hora de atenderla, al ser personalizada se adapta a sus horarios. Y por otro lado, las actividades están enfocadas a los intereses y motivaciones de las mismas.
  • En cambio, con el sombrero negro se plantean las desventajas que acarrean las distintas soluciones. En el caso de las actividades quizás sigan sin venir porque realmente no les interesen y respecto a la atención individualizada si sus hijos no tienen problemas graves pueden interpretar una pérdida de tiempo venir a la Escuela.
  • Por último, se aplica el sombrero rojo a modo de conclusión, con el cual cada uno da su opinión sincera sobre la resolución. En esta parte cada uno de los docentes implicados en este proceso comenta sinceramente su postura sobre las distintas soluciones. Por ejemplo: “considero relevante la aplicación de la atención individualizada, adaptándonos a los horarios de las familias, pero no estoy de acuerdo con la realización de actividades por la falta de interés que presentan”.

Como se ha mencionado al inicio, se puede utilizar de forma individual, en este caso es la propia persona la encargada de aplicarse todos los sombreros y tomar nota de ello desde las diferentes perspectivas que aportan.

3+
Categorizado en: Intervención Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto