Análisis del testimonio para resolver crímenes

Cómo descubrir la verdad gracias a la Psicología del Testimonio

13/10/2021
Número de visualizaciones

¿Cómo podemos saber si la víctima dice la verdad? ¿Cómo podemos detectar la diferencia entre un relato verdadero y otro falso? Esta y otras preguntas se plantean para resolver delitos gracias a la Psicología del Testimonio como parte de un proceso que debe estar regulado por profesionales de la psicología y el derecho y evitar opiniones sesgadas por nuestras experiencias y prejuicios.

¿Qué estudia la Psicología del Testimonio?

La psicología del testimonio forma parte de la psicología forense y junto con la investigación médica forense ha sido fundamental, y al mismo tiempo, ha evidenciado las dificultades en procesos judiciales como el de José Bretón, Miguel Carcaño, Ana Julia Quezada o Andrés Rabadán.

La psicología del testimonio es “una psicología probatoria, mediante la evaluación psicológica”, aunque en el sistema judicial se trabajan con diferentes ramas de la psicología forense como medio de prueba, como es el caso de los informes periciales.

Es importante comenzar definiendo la psicología forense experimental como una de las ciencias del comportamiento que sirve para conocer, entender, predecir determinados comportamientos del ser humano y en el caso que nos ocupa resolver delitos gracias a la Psicología del Testimonio.

Ramas de la psicología del testimonio

Podemos afirmar que la psicología del testimonio está dirigida a:

  1. Determinar procesos cognitivos básicos que afectan a un testimonio como la atención, memoria, percepción, o pensamiento;
  2. Exigir un testimonio para que la persona investigada facilite información sobre un hecho o si es posible la verdad a través de un interrogatorio y crear las condiciones para la decisión de confesión;
  3. Valorar la credibilidad del testimonio a través del contenido del lenguaje y la comunicación.

¿Existen los falsos recuerdos?

Debemos saber que las personas olvidan hechos muy importantes o los confunde con otros similares si desean olvidar lo sucedido. Por otra parte, podemos almacenar pequeños extractos de una experiencia e integrarla para recordar hechos que no ocurrieron. Este hecho es difícil de entender, pero adaptativo para nuestra vida.

La recuperación de la información puede verse influenciada por factores:

  • la luminosidad en la que si una persona vio algo en condiciones de escasa visibilidad su recuerdo será peor;
  • la distancia ya que cuanto más lejos se produjera el hecho peor será la precisión de su recuerdo;
  • la duración, está demostrado que cuanto más corta es la duración del hecho, más puede afectar a ese recuerdo y posterior declaración;
  • el consumo de alcohol, sustancias, estupefacientes o alucinógenos impedirá una recuperación de la información;
  • el efecto de las expectativas y los resultados deseados;
  • los prejuicios respecto a un colectivo o grupo, la interpretación del suceso y del recuerdo será diferente si los comparamos con el mismo suceso protagonizado por otra persona o grupo.

Existe un fenómeno conocido como “Efecto Mandela” por el cual recordamos experiencias e interpretamos sucesos que realmente nunca han ocurrido pero socialmente se ha construido dicha historia. Casos conocidos como la madrastra de Blancanieves que nunca dijo “Espejito, espejito, ¿Quién es la más bella del reino?“, al igual que Darth Vader nunca dijo “Luke, yo soy tu padre” o personas que afirman haber visto por televisión los acontecimientos del 23-F, ocurrido en el Congreso de los Diputados el 23 de febrero de 1981, a pesar de que fue retrasmitido por radio.

Resolver delitos gracias a la Psicología del Testimonio

Cómo conseguir una declaración

Las técnicas habituales para conseguir una confesión se basan en estrategias tales como las amenazas; la atribución de responsabilidad como la provocación por parte de la víctima; minimización de la seriedad del crimen; o una relación con el sospechoso (papel poli bueno-poli malo).

Los interrogatorios pueden ser una fuente de estrés que puede influir en el recuerdo y en la declaración ya sea del testigo, víctima o victimario.

Memorándum de Buenas Prácticas

El Memorándum de Buenas Prácticas es un interrogatorio objetivo, en el que se recopila toda la información sobre el supuesto suceso, principalmente utilizado con víctimas menores. En la fase de entrevista, se plantean diferentes preguntas, en primer lugar, las sencillas y generales, las específicas y no inductivas, las cerradas y, por último, si es necesario en población adulta, las preguntas inductivas.

La entrevista cognitiva

La entrevista cognitiva (Rodríguez y Seijo, 2005), es muy útil en psicología criminal, y presenta en cuatro elementos principales:

  • Recuerdo general. El objetivo es alentar a relatar el suceso, sin necesidad coherencia o una correcta expresión.
  • Reinstauración del contexto. Se trata de una reconstrucción mental del contexto físico, ambiental y psicológico del momento del evento.
  • Evocación de los sucesos en orden temporal distinto.  Las personas que narran un suceso en orden progresivo y en orden inverso recuerdan más información correcta que aquellos que relatan el suceso dos veces en orden progresivo.
  • Cambio de perspectiva. Las personas recuerdan más detalles cuando además de relatar la historia desde su experiencia, lo hacen adoptando un rol diferente y poniéndose en el papel de otra persona.

¿Cómo confirmar un testimonio?

En psicología forense se utiliza el Sistema de Evaluación Global (SEG) para evaluar la credibilidad de un testimonio, estructurado en 9 fases:

  1. Obtención de la declaración (la huella de memoria).
  2. Repetición de la obtención de la declaración.
  3. Contraste de las declaraciones recabadas en el proceso judicial.
  4. Análisis de contenido de las declaraciones referidas a los hechos.
  5. Análisis de la fiabilidad de las medidas.
  6. Medida de las secuelas clínicas del hecho traumático.
  7. Evaluación de la declaración de los actores implicados.
  8. Análisis de la personalidad y capacidades de los actores implicados.
  9. Implicaciones para la presentación del informe.

El estudio de la huella psíquica del daño debe realizarse mediante pruebas psicométricas como el MMPI-2RF, Escala de Evaluación Global de Estrés Postraumático (EGEP) o Inventario de Personalidad NEO Revisado, además del protocolo de evaluación forense propuesto. 

Para diferenciar una declaración verdadera de una falsa debemos saber que las primeras producen pequeñas inconsistencias en la información, por otro lado, la mentira es planificada y consistente en el tiempo, por lo que la información se repite y no estará influenciada por interferencias post-suceso

La simulación

La simulación se define en función de tres características:

  1. voluntariedad consciente del fraude;
  2. imitación de trastornos patológicos o sus síntomas; y
  3. finalidad utilitaria, esto es, el simulador pretende conseguir determinados beneficios.

Existen pruebas específicas como el SVA y CBCA que analizan la validez y fiabilidad de la declaración especialmente en casos de credibilidad del testimonio de abuso sexual infantil, o el MMPI que incluye escalas de validación y concordancia de respuesta.

Para ayudar a la credibilidad de un testimonio y resolver delitos gracias a la Psicología del Testimonio es imprescindible el estudio de la personalidad del acusado ya que podemos encontrar las claves de la agresión o enfermedad mental relevante. 

En el sistema de la credibilidad de las declaraciones se establecen cinco categorías de respuesta, desde “probablemente cierto”, “probablemente no-cierto” y, en su caso, “indeterminado”. Este sistema es especialmente relevante en abusos sexuales, justicia juvenil y maltrato. Otros casos conocidos pueden ser el falso testimonio en sede judicial de investigados y testigos con cargo público, a pesar de relatar hechos probados en procesos anteriores.

Conclusiones

Por todo esto, no debemos confiar en análisis precipitados en tertulias televisivas o el escarnio de las redes sociales ya que existen numerosos factores y pruebas profesionales para determinar una denuncia falsa, una declaración inventada o un testimonio poco creíble.

El caso de las acusaciones contra el padre de Yeremi Vargas, el interrogatorio exhaustivo a la víctima de “la manada de Sabadell”, las acusaciones contra Dolores Vázquez en el caso Wanninkhof, son fundamentales para eliminar falsas creencias en torno a cómo resolver delitos gracias a la psicología del testimonio.

0
Categorizado en: Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto