Afasias, patologías neurológicas

Patologías neurológicas más comunes en logopedia. Afasias

Número de visualizaciones
20/03/2019

Antes de hablar de patologías neurológicas, intentemos ponernos en situación para entender a los pacientes que vamos a estudiar.

Estás realizando una presentación en público. Te la has preparado bien, no necesitas anotaciones y tu presentación es muy visual. Entonces ocurre algo inesperado. Vas a llegar al final de una oración y, de repente, la palabra que necesitas desaparece de tu vocabulario. Sabes que conoces el término, debe estar ahí, por alguna parte, pero no lo encuentras. Ya llevas tres segundos en silencio y notas cómo la gente te mira. Tu discurso se viene abajo. ¡Pánico!

Todos vivimos situaciones similares con frecuencia, aunque no sea ante un público muy extenso. Es el llamado “fenómeno punta de la lengua”. Es muy frustrante saber que conoces una palabra y no poder encontrarla. Esta es la sensación permanente de un paciente diagnosticado con afasia de Broca, trastorno que se manifiesta a consecuencia de una patología neurológica que afecta al lenguaje, como un accidente cerebrovascular o un traumatismo craneoencefálico.

En este artículo veremos más en profundidad en qué consisten, cómo se evalúan y cómo se tratan esta y otras patologías neurológicas en logopedia.

Cuando te pregunten sobre afasias, ¡no te quedes sin palabras!

¿Qué es una afasia?

En esta ocasión dejaremos de lado otros trastornos comunes en la intervención en logopedia como la dislexia o la tartamudez. Nos centraremos en las afasias. La afasia es una patología neurológica del lenguaje que se manifiesta por un daño en las áreas corticales encargadas de esta función y sus aferencias. Las características principales son una alteración de la producción y/o de la comprensión tanto del lenguaje hablado como escrito. Es como vivir permanentemente en un país donde se habla un idioma completamente desconocido.

No se debe confundir la afasia con otras patologías neurológicas como la disartria. Esta es una alteración del lenguaje por el daño en regiones que controlan los músculos encargados de producir el habla. En el caso de las afasias, las regiones dañadas están más relacionadas con la comprensión y la producción del vocabulario y la gramática.

Las afasias se pueden presentar tras diferentes patologías neurológicas. Las más comunes son:

  • Accidente cerebrovascular
  • Traumatismo craneoencefálico
  • Encefalitis
  • Tumor cerebral
  • Demencia

Estos eventos pueden causar daño en regiones relacionadas con el lenguaje como son: el área de Wernicke, el área de Broca y regiones subyacentes o sus conexiones.

A continuación se muestra una clasificación de las afasias según las manifestaciones clínicas y la región dañada inferida.

Clasificación de las afasias

  • Afasia de Broca: normalmente se encuentra alterado el habla, la lectura y la escritura. El habla no es fluida. La comprensión del habla puede estar relativamente preservada. Además, al dañarse regiones frontales se suele presentar hemiplejía. Se pierde la capacidad de mover la parte derecha del cuerpo.
  • Afasia de Wernicke: en este caso el habla es fluida pero parafásica. Es decir, utiliza sílabas sin sentido, por lo que el mensaje será prácticamente incomprensible. La comprensión está alterada, lo que lleva a la característica principal de este trastorno, la anosognosia o falta de conciencia del problema. Debido a esto se dice que Wernicke ríe y Broca llora. Ya que en la afasia de Broca sí que hay conciencia del problema, por lo que es muy frustrante para la persona que lo padece. Además, pueden presentarse problemas sensoriales y en los campos visuales según la extensión de la lesión.
  • Afasia de conducción: el habla es como en la afasia de Wernicke, pero además se observa conducta de “puntería”, es decir, realiza aproximaciones a la palabra correcta y va probando. Una característica llamativa es la presencia de hemiasomatognosia o incapacidad para atender a la mitad del propio cuerpo.
  • Afasia global: se produce por un daño extenso en el hemisferio izquierdo, por lo que presenta alteradas todas las funciones que se observan en el resto de afasias. El habla no es fluida, puede haber hemiplejía, hemiasomatognosia y hemianopsia, incapacidad para ver la mitad del campo visual.
  • Afasias transcorticales: estas pueden ser motora (con los mismos síntomas que la afasia de Broca), sensorial (con los mismos síntomas que la afasia de Wernicke) o mixta (con los mismos síntomas que la afasia global). Lo que diferencia a las afasias transcorticales de las anteriores es que en este caso la repetición está preservada. El paciente no podrá nombrar un objeto, pero si se le pide que repita una palabra, lo hará.

Evaluación de patologías neurológicas en logopedia

La evaluación de estas patologías neurológicas puede ser realmente compleja. La clasificación que hemos visto puede servir de mucha ayuda. Sin embargo, como ocurre siempre, cuando se pasa de los manuales a la práctica clínica, la cosa se complica. Las personas no suelen cumplir todos los criterios diagnósticos. Pueden comprender unas cosas y otras no, hablar hasta cierto grado. No es una situación dicotómica, se suelen ubicar en un continuo donde puede haber más o menos daño.

Para evaluar una posible patología neurológica del lenguaje se puede emplear la exploración clínica mediante entrevista o la evaluación mediante test.

En cualquier caso, se evaluará siempre la expresión y comprensión verbal, la lectura y la escritura. En cuanto a la expresión verbal, se evaluará el habla espontánea, teniendo en cuenta la fluidez, la longitud de las frases, la gramática, la prosodia, la denominación, etc. La comprensión se evalúa mediante órdenes cada vez más complejas, solicitando, por ejemplo, que se señalen objetos. La escritura se evalúa la escritura espontánea y los movimientos empleados. Se evalúa tanto la narración libre como el dictado. En cuanto a la lectura, se estudia la lectura en voz alta y la comprensión lectora.

Además, como ya hemos visto, pueden presentarse otras alteraciones en áreas motoras y sensoriales. Por lo tanto, se debe llevar a cabo una evaluación de praxias o movimientos, de gnosias o percepciones y de funciones cognitivas.

En cuanto a los tests los más utilizados para evaluar estas patologías neurológicas en logopedia son:

  • Test de Boston
  • Batería de afasias de Western
  • Examen multilingüe de afasias
  • Test de Minnesota para el Diagnóstico Diferencial de Afasias
  • Indice Porch de Habilidad Comunicativa

Intervención en afasias

Las intervenciones en este tipo de trastornos, como en la mayoría de patologías neurológicas, deben ser multidisciplinares. En estos casos pueden trabajar conjuntamente especialistas en neurología, neuropsicología, logopedia, fisioterapia, psicología, terapia ocupacional, o trabajo social. En el caso de la logopedia, el trabajo se centra en la rehabilitación del lenguaje para mejorar la calidad de vida del paciente.

A la hora de llevar a cabo la intervención se debe tener en cuenta la localización y el alcance de la lesión, la edad, la etiología y el tiempo transcurrido. Antes de empezar a intervenir se debe dejar pasar la fase aguda de la patología neurológica, ya que la persona podrá responder muy poco a la intervención. Además, el primer año tras la lesión es crucial para la recuperación.

Una vez tenido en cuenta lo anterior, se trabajan todos los aspectos que puedan estar alterados. Para ello se utilizan facilitaciones como pueden ser los pictogramas, los gestos, la imitación, refranes o poesías fáciles de recordar, entre otras.

El objetivo depende del daño, según si hay que restaurar la denominación, la gramática, la lectura, el reconocimiento de objetos, etc.

Por último, no debemos centrarnos solamente en las capacidades mermadas del paciente, sino también en las capacidades preservadas. Una persona tal vez no pueda nombrar un objeto, pero puede realizar mímica o dibujarlo. Estas estrategias se deben identificar y desarrollar, no solo con los pacientes, sino también con sus allegados. Estos deben conocer cuál es la problemática que sufre la persona, cuáles son sus limitaciones y cuál es la mejor forma de ayudarla.

A través de estas intervenciones se consigue ayudar a personas que sufren una situación desesperante, tanto para ellos mismos como para sus familiares.

Categorizado en: Logopedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto