el porqué de la mentira infantil

Mentira infantil, ¿Un mecanismo de defensa?

11/10/2016
Número de visualizaciones

Mentira infantil y engaño, dos realidades de nuestra naturaleza humana que suelen convertirse, en la etapa infantil, en una forma de expresión de las fantasías del niño.

Las primeras etapas del desarrollo infantil suponen un paso fronterizo entre la realidad y la imaginación del niño, por este motivo, durante esta etapa los niños suelen crear fantasías e inventar amigos imaginarios con los que podremos encontrarles entablando una animada conversación. Es importante no confundir este hecho, puramente fantasioso, con la mentira infantil. En estas edades no podemos considerar como mentiroso a un niño, porque para ellos, realidad e imaginación, son dos conceptos que aún no se han fijado de forma adecuada y debemos considerarlas como actuaciones típicas de esta edad, que por regla general, irán asentándose en el tiempo.

Una etapa que debemos intentar entender y que conlleva el aprendizaje a tolerar ciertos comportamientos, siendo importante, en contra de lo que suelen hacer muchos padres, no seguir la corriente al niño ante este tipo de situaciones.

¿Cuál es la finalidad de la mentira infantil?

El niño no comienza a mentir con la finalidad de engañar, lo hace con otras intenciones:

  • Miente principalmente para buscar la aprobación de los padres.
  • Para evitar el castigo y ser regañados.
  • La mentira puede convertirse en la forma de expresión de sus deseos más ocultos.
  • Sentir que pueden controlar a su antojo una determinada situación.
  • Evadirse de una situación desagradable.

A medida que el desarrollo del niño vaya avanzando, realidad e imaginación, comenzarán a definirse y será entonces cuando la mentira comience a ser empleada para evitar otro tipo de consecuencias como pueden ser un castigo o evitar ser regañados por los padres. Por ello, ante una mentira infantil, es importante detectar y analizar el motivo que ha llevado al niño a mentir y hacerle ver que somos conscientes de su mentira.

A partir de los 8 años de edad la mentira infantil suele comenzar a volverse intencionada, en estas edades la mentira suele ser la forma más recurrente para captar la atención de los padres, por lo que es fundamental intentar que el niño explique el motivo que le ha llevado a mentir, analizar su conducta, y hacerle entender que esa conducta no es correcta, debiendo valorar como padres, que dicha conducta puede ser consecuencia de una falta atencional o de cariño hacía el niño.

¿Qué aspectos hay que valorar ante la mentira infantil?

Ante una mentira en la etapa infantil es importante cuidar ciertos aspectos:

  • Hay que evitar dejar al niño en ridículo a pesar de que sus argumentos estén muy alejados de la realidad.
  • Nuestro discurso o argumento no deberá estar vinculado de forma excesiva a temas que afecten a la moralidad del niño con la intención de que cuente la verdad.
  • Es importante no enfrentar sus mentiras desde un estado de enfado ya que si somos capaces de situarnos y mantener una actitud y un estado de comportamiento neutral, el niño entenderá que no estamos creyendo lo que está contando.
  • Evitar reforzar este tipo de actitudes, compartiendo con otros adultos la costumbre adquirida por el niño, ya que este tipo de situaciones podrían afectar a su autoestima.

Como padres o docentes es importante que no olvidéis que sois el mayor ejemplo de actuación para vuestro hijo o vuestros alumnos, un modelo a seguir, por ello, hay que dar ejemplo y actuar con sinceridad, mostrando compresión y fomentando el diálogo, de esta forma, el niño irá dejando a un lado las mentiras e irá tomando consciencia de la realidad. Afectividad y confianza deben ser las bases en las que se asiente la relación con el niño.

En relación a este tema os recomiendo leer un estudio que fue llevado a cabo por el Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada, conocido como “Efecto Pinocho”, y que os mostrará los efectos que produce la mentira en el organismo.

“La mentira más devastadora es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo”. Friedrich Nietzsche

0
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto