Los trastornos en la edad infantil

Los Trastornos Infantiles y sus síntomas: el papel crucial de las familias

Número de visualizaciones
27/06/2018

Los trastornos infantiles son trastornos  psicológicos que se dan en la etapa infantil. Estos trastornos  pueden acarrear importantes consecuencias en la edad adulta.

La infancia es un período de la vida de gran importancia a nivel físico y psicológico. Los cambios  que se producen en esta etapa determinan en gran medida la salud y bienestar del resto de la vida.

La principal dificultad que encontramos en los trastornos  infantiles es que los niños y niñas no son capaces de detectar cuándo algo está mal. En consecuencia, no son los primeros en pedir ayuda.

Por esta razón, el papel de las familias es primordial en la detección de los trastornos infantiles. Las familias deben ser capaces de identificar estas dificultades en sus hijos e hijas para pedir ayuda a especialistas.

Existen diferentes trastornos infantiles.  Estos se pueden desarrollar de forma que el niño o la niña pierde el control sobre sus emociones (trastornos emocionales). De manera que afectan al comportamiento (trastornos de la conducta). Otros comprometen el desarrollo general del niño o la niña (trastornos generalizados del desarrollo).

Los trastornos de la conducta suelen aparecer antes que los trastornos emocionales. Por otro lado, aunque los trastornos generalizados del desarrollo, suelen aparecen en la infancia, se suelen mantener hasta la edad adulta.

Es muy importante la detección temprana de los trastornos infantiles y su correcto abordaje. Una detección tardía puede producir en el menor una desadaptación al entorno, un bajo rendimiento y una vulnerabilidad futura.

Resulta necesario aclarar que cuando hablamos de Trastornos infantiles nos referimos a problemas que persisten en el tiempo, causan malestar en el niño/a o impiden su desarrollo normal. Los trastornos infantiles se caracterizan por interferir en la  vida cotidiana de los niños/as. De ahí la importancia de una correcta detección de estas problemáticas.

¿Conocemos un poco más sobre los diferentes trastornos infantiles? ¡Vamos allá!

 

Trastornos infantiles emocionales

Son los problemas que afectan principalmente a la vida del niño/a, sin que el entorno sea capaz de detectarlos. Generalmente, son problemas que implican conductas no explícitas y encubiertas de tipo emocional (ansiedad, estado de ánimo).

Algunos de los trastornos cuyo principal componente es la ansiedad son:

  • Trastorno de Ansiedad por separación: Es uno de los diagnósticos más frecuentes. El niño/a muestra una excesiva ansiedad cuando se separa de las personas que le cuidan.
  • Mutismo selectivo: Los niños/as con mutismo selectivo se desenvuelven y hablan normalmente en el ambiente familiar próximo. Sin embargo, cuando hay personas poco conocidas, se vuelven tímidos y retraídos.
  • Fobias infantiles: Entre otras, las más frecuentes son: fobia a la oscuridad, fobia a los perros o fobia a los médicos.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: Un niña/a con este trastorno queda atrapado en conductas y pensamientos repetidos. Los rituales de control y lavado son lo más frecuentes en los niños/as.
  • Trastornos de estrés-postraumático: Se presenta en niños/as que han sufrido algún tipo de trauma (violencia, abuso físico…). Consiste en recuerdos recurrentes de la experiencia traumática.

Entre los trastornos del estado de ánimo encontramos la depresión.

La depresión consiste en un estado de ánimo irritable o deprimido (triste) que se da junto con una disminución del interés o placer por la realización de actividades (anhedonia).

La manifestación de los síntomas depresivos en la infancia resulta peculiar respecto a los adultos ya que los niños/as no manifiestan quejas.  En la infancia, suelen ser los padres los que perciben cambios en el comportamiento del niño/a.

Estos cambios suelen ser: Dificultades para dormir o problemas en la alimentación, nerviosismo, hiperactividad, conductas antisociales, aislamiento o malestar físico sin explicación.

 

Depresión en niños, un trastorno infantil

 

Trastornos infantiles de la conducta

Son aquellos trastornos en los que la detección se ve facilitada ya que implican conductas explícitas.  Al igual que en los trastornos emocionales, la familia tiene un papel muy importante.

  • Trastornos por conductas perturbadoras.

    • Trastornos por Déficit de Antención e Hiperactividad: Consiste en la dificultad para mantener la atención y concentración, acompañada de un alto grado inquietud y actividad.
    • Trastorno negativista desafiante: Se caracteriza por un comportamiento desobediente y hostil, dirigido con frecuencia, a las personas con las que el niño/a tiene confianza. A veces, se puede generalizar esete comportamiento a otras personas.
    • Trastornos disocial: Se caracteriza por una trasgresión de los derechos de los demás y normas sociales, comportamientos disruptivos y negativos.
  • Trastornos de la eliminación.
    • Enuresis: Consiste en pérdidas involuntarias de orina una vez alcanzada la edad en la que existe un control vesical (4-6 años). La enuresis puede ser primaria (si el niño/a nunca ha conseguido controlar la emisión de orina), secundaria (si después de un periodo de control, se vuelve a producir pérdidas de orina), diurna (si ocurre durante el día) y nocturna (si sucede durante el sueño). Esta última es la más frecuente.
    • Encopresis: Consiste en defecaciones repetidas e involuntarias, en lugares inadecuados  y a una edad en la que se espera que haya control al respecto (a partir de los 4 años). La Encopresis puede ser primaria (si el niño/a nunca ha conseguido controlar la defecación), secundaria (si se produce después de un período de control).

Puedes consultar este enlace para conocer más sobre estos trastornos.

  • Trastornos por tics.

Se caracterizan por tics vocales y motores involuntarios que pueden variar e incrementarse o reducirse con el transcurso del tiempo. Estos tics son  frecuentes y repetitivos. Un ejemplo es el Síndrome de Gilles de la Tourette.

  • Trastornos de la conducta alimentaria.
    • Pica: Consiste en la ingesta de sustancias como tierra, trozos de papel, etc.
    • Rumiación: Se caracteriza porque el niño/a juega con la comida que se ha ingerido, devolviéndola y volviéndola a masticar.
    • También pueden aparecen episodios de bulimia o anorexia, aunque se dan con menor frecuencia en la infancia.

 

Trastornos del sueño

En la edad infantil es frecuente que se den dificultades o problemas del sueño. Algunos ejemplos son: pesadillas, terrores nocturnos, negativas a dormir, despertares frecuentes, dificultades para conciliar el sueño, soonambulismo… Pueden darse como consecuencia de malos hábitos de sueño o secundarios a problemas de ansiedad, depresión…

 

Trastornos del Aprendizaje

Conllevan una dificultad para adquirir competencias en algunas áreas como, por ejemplo: la lectura, las matemáticas, la escritura, según lo esperado para su edad, nivel escolar e intelectual. Una de las consecuencias más frecuentes son el bajo rendimiento y el fracaso escolar.

Algunos de los tipos más importantes son:

  • Dislexia: Consiste en una dificultad en el aprendizaje y consolidación de la lectura y escritura.
  • Discalculia: Se caracteriza por la dificultad para adquirir las habilidades matemáticas.
  • Trastornos del Aprendizaje no Verbal: Se caracteriza por la dificultad en la organización de los espacios, dificultad para adaptarse a nuevas situaciones  y en la interpretación de la información no verbal.
  • Disgrafía: Consiste en una alteración en la expresión escrita. Esto es, el niño/a presenta dificultades para escribir bien.
  • Disortografía: El niño/a presenta problemas para reconocer, comprender y reproducir los símbolos escritos así como para aplicar las normas ortográficas. Es una alteración que afecta al contenido y composición de las palabras. No afecta a la forma ni al trazado de la escritura.
  • Disfasia: Se caracteriza por alteraciones en el uso del lenguaje oral y escrito y en su comprensión. Suelen ser niños/as que se relacionan poco por su reducido lenguaje, por lo que con frecuencia se confunde con el Trastorno del Espectro Autista.

Puedes consultar este enlace de interés.

 

Trastornos generalizados del desarrollo

Constituyen un grupo de trastornos infantiles que afectan al  desarrollo de niños/as durante los primeros años de vida. Se manifiestan en retrasos en diversas áreas del desarrollo. Aunque estos trastornos se originan en la infancia, con frecuencia se mantienen hasta la edad adulta.

  • Trastorno Autista: Es el trastorno más conocido. Se caracteriza por una deficiente interacción y comunicación social, alteraciones en el lenguaje y una marcada restricción de actividades e intereses. Los intereses suelen ser repetitivos y estereotipados.
  • Trastorno de Rett: Consiste en un trastorno genético neurológico y del desarrollo, poco frecuente, que provoca una incapacidad progresiva para gatear, caminar, comunicar, mover los ojos o usar las manos. Estos niños/as parecen desarrollarse normalmente hasta que a los 6 meses empiezan a perderse habilidades. Se da con mayor frecuencia en niñas.
  • Trastorno Desintegrativo Infantil: Se caracteriza por un desarrollo aparentemente normal hasta los 3-4 años, momento en el que empieza a producirse una desintegración de las habilidades motoras, lingüísticas, sociales y del comportamiento. Es un trastorno poco usual y muy desconocido.
  • Síndrome de Asperger: Es un trastorno de inicio temprano en la infancia. Se caracteriza por una alteración en el lenguaje, dificultades para gestionar las emociones y una capacidad reducida para comunicarse con los demás. En la mayoría de los casos, los niños/as que padecen este trastorno presentan un retraso en el desarrollo motor y manifiestan conductas repetitivas, sobre todo cuando se sienten nerviosos/as.

La detección de los trastornos infantiles es mucho más  compleja que en otras edades. Esta dificultad radica en la necesidad de utilizar información proveniente de la familia que cuidan al niño/a. Las familias son los observadores privilegiados de los diversos problemas que pueden presentar los niños y niñas. Por lo tanto, conocer los principales síntomas de los posibles trastornos es un punto clave a la hora de la detección precoz.

1+
Categorizado en: Psicología

3 Comentarios

  1. Conchi Murillo dice:

    Soy una madre con 49 años.mi hijo pequeño tiene 7 y también tengo 2 hijos ( ya independientes.lo q mas me preocupa es q no quiere jugar solo casi nubca.nunca quiere estar solo.salvo con la tablet

    1+
    • María Dolores de la Rosa Centella María Dolores de la Rosa Centella dice:

      Buenas tardes Concepción, hoy en día el uso de las nuevas tecnologías resulta casi innato. La realidad es que desde que los niños nacen están rodeados de nuevas tecnologías, llegando a aprender a usar estos dispositivos precozmente. ¡Parecen que nacen con una tablet debajo del brazo! ¿Qué podemos hacer ante estas situaciones?

      Primero es importante enseñar a los niños a disfrutar de la compañía de los demás, y, de la propia compañía (no menos importante), y de invertir tiempo en otros juegos también atractivos y conectados con la vida real. Para ello, puede limitar el tiempo de juego para que pueda disfrutar de otras actividades, establecer alguna norma referente al uso de la tablet. Intentar hacer actividades de interés juntos es una buena herramienta.

      Por otro lado, si su hijo no quiere estar solo, puede ser que tenga “miedo” a estar solo. En este caso, no debemos desestimar sus sentimientos y preocupaciones. Es importante no obligarlo a estar solo, los niños tienen que afrontar su miedo a la soledad de manera progresiva. Tratarlo con amor y respeto es fundamental. También es importante ahondar en sus miedos (quizás preguntarle porque no quiere estar solo sería una excelente idea, eso sí, sin juzgar la raíz de sus motivos). Poner en práctica herramientas asertivas es una buena técnica.

      No obstante, si la situación comienza a salirse de control, siempre puede buscar apoyo profesional.

      Espero que le sirva de ayuda Concepción.

      Un saludo.

      1+
  2. Kathia Chaves dice:

    Buenos días . Es importante brindar información más específica sobre el Trastorno del Espectro Autista TEA , y sus características  cuando se habla i dependiente Asperger tiene a cofundir mucho . Muy i teresante infirmacion brindan . Respetuosamente 

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto