la evaluación de aprendizaje en la UE

Los sistemas de evaluación de Europa

13/11/2013
Número de visualizaciones

Ante la inminente llegada de los resultados del informe PISA que se harán públicos dentro de un mes se comienza a escuchar algunos errores del sistema educativo. Algunas de los principales errores siempre lo achacamos a los maestros y al profesorado en general y sobre todo a la metodología que se siguen. Pero es posible que éste no sea el principal error de nuestro sistema educativo, sino la evaluación.

Los fallos de la evaluación en España

En España tendemos a valorar en exceso el aprendizaje memorístico, es decir, el aprenderse unos contenidos de memoria para posteriormente, “expulsarlos” en un examen que determinara si aprobamos o no la asignatura. Además, la acumulación de materias y la falta de práctica en este sistema hacen que el aprendizaje de los contenidos sea algo meramente memorístico y que el aprendizaje no sea efectivo.

Los países con métodos de aprendizaje más efectivos

El informe dirigido por la OCDE muestra que Canadá, Inglaterra e Italia son los países que presentan mejores resultados en interpretar, integrar y evaluar lo que se lee y aprende, es decir, son los que mejor comprenden y hacen un aprendizaje efectivo de las materias que tratan.

Pruebas naciones con fines formativos en la UE

En una docena de países europeos se organizan una serie de pruebas nacionales con fines formativos. Estos países son: Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Francia, Chipre, Luxemburgo, Hungría, Suecia, Reino Unido, Islandia y Noruega. Estas pruebas pueden ser de modalidad obligatoria y optativa como es el caso de Reino Unido. En este modelo se ha fijado el ministro de Educación, José Ignacio Wert, para implantar con la LOMCE.

Pero este tipo de pruebas estandarizadas no pretenden otra cosa que no sea evaluar de manera igual al alumnado con el fin de tomar decisiones sobre la trayectoria educativa del alumnado. Si este tipo de evaluación es efectiva o no, no lo sabremos hasta que no se implante en nuestro país, pero algo en lo que sí están de acuerdo todos los expertos en educación y evaluación es que este tipo de pruebas externas y estandarizadas crean una tensión excesiva que puede ser perjudicial para la motivación del alumnado.

En el otro extremo de los sistemas evaluación se encuentra Finlandia. En las escuelas finlandesas no ponen nota hasta que los niños tienen 9 años, pero son evaluaciones son numero, y se empieza a hablar de 5, 7 o 10 cuando acaba la Primaria. Además, en este país no existen las evaluaciones externas.

Los resultados están ahí, y parece que no vamos muy encaminados a fijarnos en el sistema de evaluación adecuado. Pero como todo, el tiempo dirá si la elección ha ido realmente la correcta.

0
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto