La mediación familiar en divorcio

mediación familiar

06/05/2013

Diplomado en Trabajo Social (UGR-2012) y máster en Intervención Psicoterapéutica Cognitiva-Social (UNED-2013). Más de un año de experiencia en intervención con personas drogodependientes. Gran interés por la política social y la economía, siempre orientada al activismo comunitario en pos del desarrollo social.

0

Ver más artículos relacionados de Intervención Social , Mediación, Menores, resolución de conflictos .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

2 Comentarios

  1. MARIA BUISAN GARCÍA dice:

    Lo peor sin duda ante una ruptura en la pareja, es el lugar donde que ocupan los hijos/ as, pues si esta ruptura se produce sin progenitores, tienes varias opciones: quedar como amigos o si te he visto no me acuerdo, en cambio cuando la separación se produce con hijos/ as las opciones quedan reducidas a llevarte lo mejor posible para el bien de tus hijos/ as.Por lo general, cuando una pareja se separa, utiliza a sus hijos/ as como moneda de cambio: hablan mal de la otra parte, intentan convencer a sus hijos/ as que con ellos están mejor que con la otra parte, les compran todo lo que desean solamente para que su hijo/ a vea que con el/ella tiene de todo, entre papa y mama no ningún tipo de comunicación por lo que no se informan de los cambios producidos en el pequeño, sobre todo cuando estos son pequeños (retirada del pañal, cambio de un tipo a otro de alimentación…), para realizar el cambio de papa a mama o viceversa utilizan a un familiar o amigo, e incluso aquel que tiene la custodia, se supone que tiene todo para el pequeño, va el pequeño con lo puesto siendo la otra parte la que debe comprarle ropa, calzado y otros utensilios necesarios (cepillo de dientes, toalla, colonia…)Es poco habitual encontrarse a familias rotas que vayan juntos al parque, a comer, que se reúnan en navidad o incluso que vayan todos juntos de vacaciones, pero haberlas las hay. Es entonces, cuando el resto de personas que rodean al pequeño le preguntan “pero, ¿tus padres no estaban separados?”.Además, sea la relación una u otra, si papa o mama rehacen su vida con otra persona, el pequeño no solamente tiene que adaptarse a esa nueva persona y dejar de verle como un intruso si no que además al pequeño se le trunca el deseo de que su rota familia volviese a ser una familia de verdad. Y hoy en día que una pareja se separe se ve como algo normal, pero hace unos casi 20 años que todavía era un tema tabú y todo el mundo, pequeños y mayores, lo criticaba ¿cómo lo pasaron esos pobres hijos/ as?. 

    0

    • Jesús Martín Barranco Jesús Martín Barranco dice:

      Interesante reflexión, María. Como adultos sensatos que se presupone que somos, nunca podemos dar de lado a nuestros hijos por motivos sentimentales y las emociones que generan (tristeza, ira, frustración…). Evidentemente, cada relación es diferente, y para algunas será más difícil que para otras poder mantener una relación cordial tras la ruptura. No obstante, el esfuerzo es necesario y está más que justificado.

      Gracias por tu comentario.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *