igualdad en el mundo laboral

La igualdad en el mundo laboral

19/07/2013
Número de visualizaciones

En los tiempos que corren, tras años de lucha y reivindicación, las mujeres han alcanzado la igualdad de derechos en todos los ámbitos. Pero, ¿es real esta igualdad o un mero parapeto inconsistente fruto de la demagogia? No es extraño encontrarnos ensalzados en debates sobre si el uso de la lengua es o no sexista, por ejemplo, o sobre la posición subordinada que ocupa la mujer en la sociedad. Antiguos fantasmas que aún están por exterminar, desde mi punto de vista.

Son muchos los expertos que nos advierten de que las nuevas generaciones de mujeres, aunque sean educadas en igualdad durante la etapa académica, se encuentran con un panorama bien distinto a la hora de acceder en el mundo laboral. Un reciente estudio del Instituto Vasco de la Mujer pone de manifiesto que las mujeres consideran el empleo como llave de acceso a la autonomía personal y, sin embargo, un 80% de ellas cree que existe discriminación respecto al sexo femenino.

¿Existe igualdad entre mujeres y hombres en el mundo laboral?

Parece evidente que no existe una igualdad real en el mundo laboral –entre otros ámbitos–, por lo menos en España. De ahí que se propusiese otorgar un sello de calidad a aquellas empresas que abogasen por la igualdad de género real y efectiva. Y es curioso que, en el ámbito en el que la mujer puede desarrollar su empoderamiento de manera más notable, se pongan trabas y exista una mayor desigualdad. Hablamos por supuesto del mercado de trabajo. ¿Cómo podemos abordar este tema?

No deja de ser paradójico. Desde las Administraciones públicas del Estado de Derecho se defiende la igualdad entre hombres y mujeres, y se elaboran leyes y normativas para conseguir la paridad. Sin embargo, si atendemos a las estadísticas, aún es menor el número de mujeres que el de hombres en el Congreso de los Diputados, solo por poner un ejemplo significativo. Aunque parece que esto está cambiando, según podemos leer en el artículo “El Congreso roza al fin la paridad”. Pero, ¿esconde esta afirmación algún matiz turbio? ¿Cuántas Presidentas hemos tenido en España? Quizá necesitemos más tiempo, un poco más de arraigo democrático para que una mujer pueda llegar a la presidencia. No obstante, ¿recordáis a la señora De la Vega? María Teresa Fernández de la Vega era la vicepresidenta del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y parecía que pudiese ser la sucesora de este. Gran sorpresa la nuestra cuando las cosas se torcieron con la explosión de la crisis y entró en escena el señor Alfredo Pérez Rubalcaba. Adiós a la señora Fernández de la Vega.

¿Es posible que la igualdad sea utilizada como herramienta publicitaria? ¿Cuál podría ser la solución para alcanzar una igualdad real en todos los ámbitos? ¿Es una cuestión cultural? ¿Cómo es posible que los datos sean tan diferentes respecto a los de algunos de nuestros vecinos europeos?

¡La ciudadanía es la clave para el cambio, el agente que tiene la última palabra! ¿Cuál es tu opinión?

0
Categorizado en: Intervención Social

1 Comentario

  1. LETICIA LORENA CARRIQUI SAMBLAS dice:

    Todavía estamos inmemersos en una igualdad que es real pero no efectiva. Queda muy bien decir y propagar por medio de panfletos electorales que los partidos políticos tendrán unn mayor cupo de mujeres militantes en sus filas pero una vez que acceden al poder todo se esfuma. En España, se sigue considerando a la mujer trabajadora, como una carga, desde el punto de vista de la empresa porque genera gastos  derivados de la maternidad, etc. Lo que deberían hacer las empresas, bajo mi modesta opinión es no exluir a la mujer sino integrarla por propio derecho. 

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto