herramientas de gamificación

Gamificar o no gamificar, esa es la cuestión

Número de visualizaciones
28/06/2019

Seguramente habéis llegado aquí buscando herramientas de gamificación. Definitivamente, se ha puesto de moda la gamificación en educación ¿solo en educación?

Jugar es parte de nuestro propio desarrollo como personas, está presente en cada uno de nuestros pasos para aprender. Johan Huizinga ya dejó claro en 1938 con su libro “Homo Ludens”, que el juego representa una función tan esencial en la especie humana como el hecho de crear.

El juego es parte de nuestras culturas, las construye, las define y contribuye a diferenciarlas y establecer semejanzas entre ellas. Hoy día se ha retomado el interés por el juego, sobre todo por el amplio avance de la industria de los videojuegos.

Hay quien cuenta que Mary Poppins fue la primera en hacer del aprendizaje un juego e inventar las primeras herramientas para gamificar. Un poco de azúcar, una píldora… Pero, en los tiempos que corren ni el azúcar, ni las píldoras son la mejor opción para el proceso educativo. Quizás nos interesa conocer  otras herramientas de gamificación, para su aplicación en las aulas y más allá de ellas.

Herramientas para gamificar

¿Qué es gamificar?

Al margen de las distintas definiciones que podemos consultar en artículos científicos y páginas web, podemos construir nuestra propia definición de gamificación, introduciendo los elementos que más nos interesan en relación a la práctica educativa.

Así, podemos simplificar las distintas definiciones para concretar que gamificar en educación puede definirse como la capacidad de:

“Valerse de distintos elementos lúdicos como forma de propiciar experiencias de aprendizaje”.

Durante los años de desarrollo de esta metodología, se han abierto distintos debates, sobre todo en los países de habla hispana, sobre el concepto para referirnos a ella: ludificación, juego didáctico, gamificación. Las distintas denominaciones han venido usandose, a veces de forma indiferente, para referirse a procesos muy similares, sino idénticos.

No es este el espacio para entrar en las diferencias entre los distintos conceptos. Pero, parece que finalmente el término gamificación gana espacio y se establece actualmente como el más utilizado. La moda de gamificar en educación, se ha establecido definitivamente.

La gamificación, representa una de esas metodologías innovadoras, que invitan a repensar la práctica educativa, abriendo nuevas oportunidades en el aprendizaje de los contenidos.

Esta práctica incide, principalmente, en elementos ligados a la motivación para potenciar el proceso de aprendizaje. Como explica Isaac Pérez:

“Es fundamental en educación cambiar verbos como imponer u obligar, por otros mucho más interesantes desde una perspectiva educativa, como pueden ser: seducir, cautivar o contagiar… ilusión y compromiso”

La gamificación, puede aportar un énfasis especial a la adquisición conocimientos, gracias a la introducción del elemento motivacional en el proceso educativo. De ahí que se trate de una metodología que, en su combinación con las nuevas metodologías, se haya extendido desde cambios como la nutrición y la actividad física a la medicina y las ciencias biomédicas.

Poniendo en marcha la gamificación

Antes de poner en marcha un proceso de gamificación, conviene tener en cuenta algunos aspectos de esta metodología educativa:

Voluntariedad: Se trata de un proceso voluntario, regido principalmente por la motivación. Por tanto, es esencial consensuar el proceso y garantizar una participación libre y consciente en la experiencia que se va a poner en marcha.

Diversión: Uno de los elementos clave del juego es la diversión. Los elementos de motivación vinculados a la práctica del juego son intrínsecos a la propia actividad. Esta motivación facilita la repetición y el disfrute durante todo el proceso.

Establecimiento de reglas: Todo juego se basa en unas reglas que son asumidas colectivamente por quienes participan en la actividad.

Metas: Los juegos implican unas metas establecidas. Logros que habrá que conseguir de forma colectiva o individual, ya sea durante el proceso de juego o para finalizarlo.

Por otro lado, en un proceso de gamificación, nos interesa tener presente ciertos elementos que estarán presentes en las actividades de gamificación que diseñemos y que tendremos que identificar para asegurar la adecuada puesta en marcha de nuestra experiencia:

Mecánicas: Son los elementos esenciales del juego, como las reglas, forma de funcionamiento, organización.

Dinámicas: Son aquellos aspectos que ponen en marcha las dinámicas del juego a diseñar. Las dinámicas representan las limitaciones, las emociones presentes en el juego, la progresión y las relaciones que se establecen.

Componentes: Se trata de aquellos elementos o recursos con los que contamos para poder desarrollar el juego. Herramientas de gamificación en el aula para poner en marcha una experiencia.

Herramientas de gamificación

Una vez que tenemos decidido poner en marcha un proceso de gamificación, podemos explorar distintas herramientas que pueden ayudarnos a la hora de construir el proceso, vinculándolo a las nuevas tecnologías.

Herramientas de gamificacion

No obstante, es importante tener claro que un elemento central, y esencial, en un proceso de gamificación educativa es la creatividad y, por qué no decirlo, el interés personal del profesorado que lo pone en marcha. En ocasiones, este interés personal, puede estar alimentado por un alto nivel de “frikismo”, que nos lleve a construir lo que Isaac Pérez denomina “Gamificción”.

ClassDojo es una las herramientas de gamificación, que incorpora información para las familias sobre los avances que tienen sus hijas e hijos. Es completamente gratuita y presenta un diseño bastante atractivo.

Classcraft representa quizás el ejemplo más cercano a los videojuegos. Si vuestro alumnado es fan del extendido juego “World of Warcraft“, esta es vuestra plataforma. Classcraft te permitirá crear todo un mundo lleno de magia, luchas, cooperación y misiones en las que tus estudiantes deberán ir sumando puntos.

Kahoot es la herramienta más conocida entre el profesorado. Esta plataforma, te permite crear distintos juegos, basados en preguntas y respuestas, estableciendo niveles de logro.

Edmodo gamificación es una herramienta que podríamos comparar con cualquier red social, eso sí, centrada en el mundo educativo. A través de esta plataforma, podrás incorporar la utilización de distintas insignias para el alumnado, destacando sus mejores cualidades.

Minecraft. Sí, el adictivo juego que tiene enganchadas a las jóvenes generaciones, también es una oportunidad para transformar nuestra aula. Y la última de las herramientas de gamificación que os contaré. Para que la diversión no decaiga, microsoft pone a tu disposición todo un mundo de recursos con tutoriales y guías para aprender a usar este juego.

2+
Categorizado en: Ciencias de la educación

4 Comentarios

  1. Richard Santiago dice:

    Esto esta increíble, hace mucho tiempo que vengo pensando y viendo que hay mejores maneras de educar a las generaciones y enseñarles de verdad a enfrentar el mundo y su realidad, incluso con la posibilidad de cambiarlo, gracias por esta excelente información.

    1+
  2. José gerardo cardona toro dice:

    Saludo cordial
    Excelente artículo. Gracias por actualizarnos.que importante tener más información.

    1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto