diferencias educación en francia y en españa

Francia y España: Paradigmas educativos diferentes

Número de visualizaciones

POR

María Sierra Ceballos
Diplomada en Educación Social y Licenciada en Pedagogía por la Universidad de Granada. Con experiencia como Educadora de menores en residenciales básicos, así como otros colectivos en riesgo de exclusión social. Participante activa de proyectos sociocomunitarios en el extranjero. Centrada en la educación formal e informal y en la intervención social.

En estos últimos días ha saltado a las páginas de los periódicos la siguiente noticia: “Francia reclutará a 10.000 licenciados para reforzar la secundaria”. Este dato visto desde nuestra perspectiva y situación educativa actual parece que queda muy lejano de las medidas adoptadas por nuestro ministro y es que en este sentido,  no nos interesa mirar a Europa.

Vivimos en un país donde preparamos a estudiantes para que salgan a buscar trabajo a otros países, con éxito o no, eso es discutible. Pero esta realidad que hace unos años era impensable ha comenzado a convertirse en el plan de futuro que más esperanzas ofrece a simple vista a la mayoría de los jóvenes españoles, los cuales ven que sus niveles de cualificación y educación no se corresponden con el trabajo que desempeñarían de quedarse en su país. Una vez más el credencialismo hace acto de presencia.

El problema del sistema educativo español

Ahora la lógica seguida por nuestro ministro es la de ajustarse lo máximo posible a las medidas Europeas (en lo que conviene como podemos ver). El planteamiento es el siguiente:

No hay problemas de acceso a la Universidad, es más, accede más gente de la que “debería”, obviando que la educación es un derecho, por lo que ¿Por qué no reducir o endurecer los requisitos para acceder a las becas? ¡Estamos por encima de la media Europea!

Un planteamiento como pueden comprobar al que personalmente le veo muchas carencias tanto en potencia como en acto. Y es que nos movemos por directrices marcadas por personas ajenas ya no sólo a nuestro sistema educativo, sino ajenas a las estructuras de nuestro país en cuanto a esta materia, ajenas a los problemas sociales que arrastramos y a los nuevos que surgen, nos movemos por entes superiores sobre los cuales no tenemos poder de decidir, o eso nos hacen creer.

Mientras tanto, en el país vecino se estimula la entrada de licenciados en el sistema escolar como refuerzo  y apoyo de los centros de secundaria más conflictivos. Se intenta de esta manera dar una tregua a los malos resultados obtenidos por los liceos franceses. De este modo se pretende inculcar la idea de que: “La educación nacional sea un gran hogar, y que los jóvenes encuentren en ella una perspectiva y una vía de formación”.

La principal diferencia entre la educación en Francia y en España

Un último apunte en esta comparación entre España y Francia. Mientras desde nuestro gobierno se aboga por la eliminación de Ciudadanía y se habla de materias que distraen, Francia defiende las enseñanzas artísticas como punto fuerte del sistema educativo.

Podríamos decir que dentro de la gran familia Europea existen disparidad de opiniones, la valentía de ponerlas sobre la mesa es lo que diferencia unos países de otros.

En resumen: Francia recluta licenciados. España los exporta.

0

No hay comentarios

  1. 10/07/2013

    […] educativo francés y el español -como ya vimos, desde un punto de vista crítico, en el post “Francia y España: paradigmas educativos diferentes”. Desde la distribución horaria durante la semana y la repartición de las vacaciones (aunque los […]

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto