guía: como saber si un niño es superdotado

La Inteligencia del Superdotado, ¿nace o se hace?

Número de visualizaciones

POR

Nazaret Barrio
EDUCACIÓN:
  • Máster en Dirección de Recursos Humanos en la Empresa en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
  • Licenciada en Pedagogía en la Universidad de Granada.
EXPERIENCIA:
  • Profesora del Departamento de Educación y Servicios Sociocomunitarios de INESEM Business School.
  • Técnico de Formación en plataformas e-learning.
  • Consultora de Recursos Humanos.
  • Técnico Blended Learning.
ESCRIBE SOBRE:

Educación • Psicología • Área Social • TIC

Pedagoga y especialista en e-learning. Cuenta con una amplia experiencia en centros de formación. Actualmente ejerce como profesora del Departamento de Educación y Sociedad en INESEM.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el número de alumnos con altas capacidades intelectuales ascendió a un total de 12.490 durante el Curso 2012-2013. Cifras que ponen de manifiesto la importancia de este tipo de capacidades en las aulas, siendo necesaria una detección temprana del alumnado que las presente y entre los que podremos encontrar  perfiles caracterizados por un bajo rendimiento escolar, situación que afectará de forma negativa a los resultados académicos obtenidos  y que si no detectamos a tiempo, probablemente derivará,  en problemas psicológicos que podrán provocar la desmotivación y la pérdida del talento en estos menores.

Desde los Centros Educativos se hace fundamental el conocimiento y la apreciación de las diferencias entre el alumnado que experimenta un Desarrollo Precoz, la Superdotación, Altas Capacidades y alumnado con un Alto Rendimiento Académico. Pero… ¿Cómo saber si un niño es superdotado?

Cómo saber si un niño es superdotado

Desde el momento del nacimiento desarrollamos determinadas capacidades heredadas que pueden desarrollarse con una adecuada estimulación y terminar convirtiéndose en competencias. Por este motivo, profesionales de la Educación y Psicología, en contacto directo con el menor, deberán estar atentos y observar posibles talentos que podrían emerger y comenzar a desarrollarse desde edades tempranas.

Coeficiente Intelectual (CI)

Medimos el grado de inteligencia a través del Coeficiente Intelectual (CI) del niño. De esta forma nos encontraremos ante un caso de Superdotación cuando el coeficiente intelectual del menor sea superior o igual a un valor de 130. En estos casos podremos afirmar que nos encontramos ante un menor superdotado.

Los niños/as superdotados tendrán un nivel muy elevado de competencia en determinadas áreas pero dicho nivel probablemente no se mantendrá en el resto de áreas. Estos niños normalmente suelen destacar en áreas como Matemáticas, Lengua, etc. y será precisamente este hecho lo que los diferencie de los niños que presenten Altas Capacidades. Tanto los niños que presenten Altas Capacidades como los que presenten Superdotación tendrán un patrón de personalidad caracterizado por una  alta sensibilidad, una actitud muy activa, índices de actividad excesivos, un patrón de aprendizaje rápido, presentarán una clara tendencia a cuestionar todo lo que ven, serán creativos y sobre todo les caracterizará una memoria excelente.

Resulta complicado poder realizar un diagnostico fiable antes de los 6-7 años de edad  ya que los menores en esas edades aún pueden experimentar cambios físicos y psicológicos que pueden provocar una normalización en su proceso de aprendizaje por lo que es importante observar y evaluar el desarrollo, el talento, el comportamiento y la actitud de los menores para poder detectar cualquier anomalía durante su desarrollo y poder realizar una intervención que atienda sus necesidades a nivel psicológico y afectivo y les ayude a canalizar y desarrollar su capacidad intelectual, evitando de esta forma, la parte más negativa que conlleva la presencia de este tipo de capacidades en los alumnos y es que pueden provocar su desmotivación y frustración ya que estos alumnos suelen aburrirse en el aula, pueden mostrar dificultad para atender a los demás, resulta difícil poder seguir con ellos la programación establecida en el aula, suelen tener alta vulnerabilidad al fracaso y al rechazo por parte del resto del grupo y pueden llegar a aislarse cuando se sienten diferentes al resto de sus compañeros llegando en muchos casos a abandono escolar.

¿Y qué pasa con los casos de adultos superdotados?

En el caso de adultos superdotados a los que no se les detectaron estas capacidades en edades tempranas, la situación se vuelve más compleja  ya que sentirán frustración, soledad e incomprensión que afectará a su desarrollo social y emocional.

Desde la Confederación Española de Altas Capacidades Intelectuales se investiga y se lucha por mantener los derechos de estos menores y se exponen las medidas para su adecuada atención ofreciendo un listado de las asociaciones que se ocupan de intervenir y ayudar a los menores que desarrollan este tipo de capacidades.

Para finalizar voy a compartir con vosotros el lema del III Congreso de Superdotación y Talento para las Empresas “Educar en la diferencia es apostar por el talento”.  Debemos ayudar a estos niños/as a desarrollar sus capacidades y talentos porque ellos serán la clave de nuestro futuro más inmediato.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto