recurso educativo para mejorar el estudio

El mapa conceptual como recurso educativo

09/03/2016
Número de visualizaciones

Los cambios sociales que nos acontecen han incidido en la reformulación del paradigma educativo y en una nueva forma de aprender y enseñar donde el foco ha pasado de estar en el docente para pasar al alumnado. Ante este nuevo escenario se hace necesario utilizar técnicas y recursos que impliquen un aprendizaje significativo en el que el alumno sea capaz de integrar el nuevo conocimiento en su estructura previa, cohesionando y dando forma a la información de manera comprensiva.

En este sentido, los mapas conceptuales son un recurso educativo poderoso, una herramienta que facilita este tipo de aprendizaje, puesto que su propia disposición requiere de un proceso reflexivo para su elaboración. Su construcción jerárquica se inicia con un concepto principal del que parten nuevos conceptos unidos con enlaces, es decir, la palabra inicial del mapa conceptual es seguida de unas palabras de enlace que dotan de significado al concepto predecesor. Por tanto, la importancia radica en concretar las palabras de enlace para precisar la información posterior.

Al tener que realizar este proceso selectivo y cuidadoso para afinar la información que pretende recoger nuestro mapa conceptual se pone de manifiesto el aprendizaje significativo, generando uno mismo el significado de los datos representados.

Para facilitar la creación de mapas conceptuales, el Institute for Human & Machine Cognition (IHMC) ha desarrollado un software gratuito llamado CmapTools, el cual permite elaborar mapas conceptuales en abierto donde pueden participar varias personas en su construcción a través del trabajo cooperativo.

¿Cómo aplicar este recurso educativo a la enseñanza?

Pero… ¿Cómo se aplica en la enseñanza? El aprendizaje significativo y el trabajo cooperativo que posibilita el mapa conceptual son premisas propias de la educación del siglo XXI. En esta línea, los docentes pueden dar a conocer el mapa conceptual y trabajar los temas de las asignaturas a través de ellos mediante una explicación del tema y posteriormente un trabajo cooperativo del alumnado en grupos de 4 o 5 para concretar las ideas principales. También es útil como técnica de estudio, puesto que ayuda a organizar la información y facilita su estudio.

Cuanto antes empiece el alumnado a familiarizarse con este tipo de recursos, más sencillo les será aplicarlos en un futuro académico en el que los temas de estudio son más complejos y la memorización carece de sentido y supone un sobreesfuerzo.

Por otro lado, en investigación educativa su uso se está generalizando en relación a la captura y representación del conocimiento de los docentes, permitiendo recoger en un mapa conceptual los modos y pautas de actuación de un docente para generar modelos de buenas prácticas docentes que sirvan de referente en la formación del nuevo profesorado.

En definitiva, como se ha ido apuntando desde el inicio de este escrito, la utilización del mapa conceptual en educación es pertinente y se corresponde con un modelo actual educativo que sigue la línea de mejora y progreso del alumnado en pos de sus beneficios y desarrollo personal.

2+
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto