cómo ser una educadora montessori

¿Valores y aptitudes para ser una educadora Montessori?

20/10/2016
Número de visualizaciones

Una educadora Montessori es la guía que crea un vínculo dinámico entre el niño y su entorno. De este modo se profundiza en la idea de la educadora como la profesional que amolda el entorno del niño/a para que todo quede a su alcance, observa la interacción del menor con su entorno así como con el resto de niños/as que se encuentran en la misma aula y marca al niño/a las directrices de un uso correcto de los materiales a través de las lecciones correspondientes. En otras palabras, la educadora Montessori colabora en la enseñanza de los/as niños/as para que por sí solos construyan y perfeccionen su propio aprendizaje.

El papel de toda educadora Montessori estará en función de su capacidad de observación a los niños/as, ya que dicha observación deberá llevarse a cabo de un modo indirecto a través de ejemplos y sugerencias ocasionales.

Requisitos para ser una educadora Montessori

Un guía o educadora Montessori tendrá que adquirir conocimientos acerca del desarrollo y crecimiento humano, pues tendrá que contar con la información necesaria sobre la enseñanza y aprendizaje humano. Una buena educadora nunca deja de aprender y crecer durante toda su vida profesional.

En paralelo a ello, indicar que la educadora deberá estar al tanto sobre su entorno de trabajo que será a la vez el entorno con el que interactúe el niño/a. Para ello tendrá que conocer el objetivo de cada uno de los materiales que se encuentran en dicho entorno, ya que después, en la observación al niño/a, la educadora deberá saber cuál es el momento ideal para dar a conocer al menor alguno de estos materiales.

La educadora Montessori es una persona en constante crecimiento, entendiendo este crecimiento como la capacidad para reflexionar objetivamente acerca de sus propias habilidades y comportamientos, esto aborda la instrucción del carácter, que consiste en un desarrollo del espíritu desglosado en tres aspectos:

  • Relevancia por la humanidad.
  • Contemplar a los niños/as como sujetos únicos, diferentes los unos de los otros.
  • Ser consciente de que el niño/a se revelará.

¿Qué actividades debería llevar a cabo una educadora Montessori?

Toda educadora Montessori se destaca por su labor sumamente vital para la motivación de los niños/as, ya que conduce a los menores hacia el camino adecuado y fomenta su interés en los ejercicios y materiales que puedan generar cierta satisfacción en sus necesidades y sensibilidades.

Conforme a la actividad de la educadora Montessori dentro del aula, y en relación con la metodología tradicional, indicar que en un aula Montessori, la educadora no dispone de un escritorio en el que siempre debe estar, ni en ningún otro lugar que la posicione en el rol del “capitán del barco”, sino que se encuentra en constante movimiento dentro del aula; así como puede estar sentada en el suelo con un grupo de niños/as, también puede estar en otra mesa para niños/as o parada y observando a cada niño/a. El movimiento que desarrolla toda educadora es silencioso y en estado de alerta a cada una de las acciones y necesidades de su alumnado. La educadora Montessori debe contar con la capacidad de permanecer en silencio y pasiva, cancelando su propia personalidad para que el espíritu curioso y creador del niño pueda manifestarse con total libertad. Para esto será necesario que no se realicen instrucciones, amenazas, premios o castigos.

La formación de una educadora o guía Montessori precisa, como comentábamos anteriormente, de una buena habilidad observadora oportuna y libre de prejuicios. Además implica una actitud humilde y de respeto hacia el menor. Por tanto, los obstáculos que puedan frenar una buena relación entre el niño/a y su educadora son el orgullo y el enfado.

De igual modo, la educadora también deberá mostrarse con el mismo comportamiento que desea de otros, pues al ser un adulto, en la mayoría de los casos es un modelo para los niños/as.

“En el aula los materiales se disponen ordenados al alcance de los niños, evitando así la confusión y facilitando la concentración, el interés y creando el sentido del orden en el niño.” ( Maria Montessori)

2+
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto