la educación emocional para todos pero especialmente para los niños

Educación Emocional para todos

28/01/2014
Número de visualizaciones

Cuántas veces hemos dicho a nuestros pequeños: ¡No te pongas así!, ¡No puedes ponerte así porque no vayamos al parque….!

El llanto, las rabietas… son la forma en que nuestros pequeños expresan sus sentimientos.

Educación emocional para todos: los niños necesitan aprender a gestionar sus emociones

La mayoría de los niños no saben expresar sus sentimientos y muchas veces viven en una situación de angustia por ello. Los niños, al igual que los adultos, necesitan aprender a gestionar sus enfados, la ansiedad, la tristeza… por eso es necesario dejarles expresar éstas emociones, sus frustraciones, aunque pueda llegar a ser duro para nosotros, el papel de los padres en estos casos es el de acompañamiento en esta tristeza o enfado, gestionando con él sus emociones.

Todos hemos comprobado que, cuando aparecen problemas importantes en la vida, determinadas habilidades son las que nos ayudan a solucionarlos, es nuestra madurez emocional la que nos suele guiar cuando nos tenemos que enfrentar a situaciones difíciles o tareas muy importantes.

En los niños ésta madurez emocional no existe, de ahí la importancia de educar sus emociones, enseñarles a gestionarlas.

Cuando los peques se enfrentan a problemas que son importantes para ellos, conflictos que no saben resolver, pueden expresar sus frustraciones a través de diversos malestares: dolores de cabeza, vómitos, dolores de barriga, etc. que aparentemente no tienen origen físico ni orgánico pero sí psicológico. No es raro ver a un niño que no quiere ir al colegio, por no enfrentarse a un problema que tiene allí, y durante la semana tiene dolores de barriga, pero al llegar el fin de semana se encuentra bien… No es que se invente su malestar físico, es que la presión, la frustración por no poder resolver su problema escolar aparece reflejada en dolores de barriga.

A nosotros, los adultos en ocasiones también nos ocurren estas cosas, pero… sabemos gestionar nuestras emociones (en alguna medida) y hacemos frente a nuestros conflictos diarios, aunque en ocasiones, con más estrés de la cuenta.

¿Cómo educar emocionalmente a los niños?

Una de las formas que tenemos de educar emocionalmente a nuestros pequeños es dejar que expresen sus enfados y frustraciones, lo cual y esto es importante, no implica que aceptemos sus directrices ni condiciones, hay que saber establecerles unas normas y límites, que les ayudarán también a saber a qué atenerse en cada momento.

Cuando el niño está triste porque se ha enfadado con su amigo, hay que darle opciones, no comprar su felicidad. Debemos dejar que esa tristeza salga, se exprese. Podemos decirle que dibuje o escriba cómo se siente, que llame a su amigo y hable con él para llegar a una solución por ese enfado.

Las emociones son parte de nuestra vida y si las compartimos con nuestros pequeños, ellos también compartirán las suyas con nosotros, estaremos educando a niños más sanos, más felices, más creativos…

0
Categorizado en: Ciencias de la educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto