acoso sexual en internet: cibergrooming

Consejos para prevenir el Cibergrooming

11/11/2016
Número de visualizaciones

En la actualidad el 18% de la población joven mundial sufre Ciberbullying o Cibergrooming, y es que el perfil de los usuarios que utiliza de forma masiva Internet y todos los servicios que dependen de la red son en gran parte menores de edad, tanto es así que se les ha catalogado en alguna ocasión como nativos digitales, ya que desde temprana edad conocen perfectamente el medio y las posibilidades que éste les brinda.

Sin embargo, los menores no siempre son conscientes del peligro que la red conlleva, y no conocen la trascendencia de sus actos ni las implicaciones que puede suponer para su seguridad.

Uno de los delitos que se cometen a través de la red es el cibergrooming, se trata del acoso con intenciones sexuales al que se ve sometido el/la menor de edad por parte de un adulto.

Es un método bastante utilizado por pederastas para iniciar conversaciones y contacto en la red con niños/as y adolescentes a los que chantajean a cambio de imágenes y vídeos de contenido sexual. En España uno de los casos más conocidos de cibergrooming fue cometido con una menor de 14 años con la que un adulto utilizó el contacto en la red para llevar a cabo un delito de chantaje y acoso sexual.

En el año 2010 se introdujo el delito de Child Grooming en la Ley 5/2010 en el que la conducta realizada por un adulto como sujeto activo, consistente en el acoso o seducción desde la red dirigidos a menores de edad con la finalidad de abusar sexualmente de éstos, quedaba penalizada. Posteriormente se ha modificado dicho delito en la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo elevando la edad del consentimiento sexual de los menores de los 13 a los 16 años e incluyendo detalles en la regulación del mismo (artículo 183 ter).

Pero no sólo la normativa protege a nuestros menores de este tipo de delitos, ya que como en muchos otros aspectos, la prevención es fundamental para evitar ciertos riesgos. Los menores deben ser conscientes de que la intimidad personal es un derecho fundamental y que la información personal (fotografías, videos…) proporcionada en la red hacen que seamos un blanco fácil de posibles delitos.

Consejos y recomendaciones para prevenir el Cibergrooming

  • Datos personales. No se deben publicar demasiados datos personales en Internet y, en caso de hacerlo utilizar la privacidad al máximo posible. Del mismo modo se recomienda usar seudónimos o nicks personales con los que operar a través de la red.
  • Imágenes y vídeos en la red. Aunque el uso de este tipo de material está totalmente normalizado y es subido a determinadas redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter…) de manera cotidiana, se debe tener un especial cuidado a la hora de publicar imágenes o vídeos en la red, ya que no hay que olvidar que en el momento en que una foto o vídeo sale de nuestro teléfono móvil o Pc perdemos el control sobre ella pudiendo ser vulnerables en cuanto a su uso y divulgación.
  • No aceptar ni agregar a desconocidos. Un comportamiento común en personas con intenciones delictivas es contactar con los/as menores e interesarse por gustos e intereses determinados para conseguir su confianza.
  • Comunicar a los padres o tutores. Hablar con los hijos/as y trasladarles la confianza de comunicar cualquier situación de riesgo. En muchas ocasiones los menores se sienten avergonzados de hablar con sus padres y contarles lo que está ocurriendo.

El mundo de las TICs nos abre un importante abanico de posibilidades y su uso no debe ser prohibido como tal, pero sí controlado por los padres, ya que la prevención como hemos dicho es la única herramienta eficaz frente a la indemnidad sexual de los menores.

0
Categorizado en: Intervención Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto