arteterapia objetivos en la intervención social

Arteterapia: objetivos y utilidad

Número de visualizaciones
15/06/2015

La arteterapia es una disciplina que utiliza el arte y diversos medios artísticos como principal vía de comunicación con fines terapéuticos.

Esta disciplina recurre a la expresión creativa artística como vehículo para que el individuo desarrolle su capacidad de reflexión, comunicación, expresión y desarrollo personal. Se aplica dentro de los ámbitos relacionados con la salud física y mental, el bienestar emocional y social en diversos sectores de la población.

La arteterapia se centra en la certeza de que la persona, a través de la creación de una obra plástica, está trabajando y estimulando la parte derecha del cerebro, que es la parte sintética, la imaginativa, intuitiva y emocional.

¿Por qué se práctica la arteterapia?

A través del arte se puede acceder de una forma sencilla al subconsciente, ya que trabaja en esta parte derecha del cerebro. Es decir, a través del dibujo y la visualización de imágenes podemos hacer aflorar emociones o recuerdos ocultos en el subconsciente que han sido bloqueados por alguna razón. Para esto es importante observar la obra durante el proceso de realización y una vez finalizada, (e incluso transcurridos unos días), esperando el momento en que la persona pueda verbalizar los significados que tiene para ella.

Todo el proceso de elaboración de la obra tiene un sentido, aunque al principio no se sea consciente de ello, y revelará contenidos y elementos que se irán descubriendo posteriormente.

De esta manera, y a través de la arteterapia, emociones o sentimientos que han sido bloqueados pueden ser expresados artísticamente, paso previo indispensable para que esos contenidos puedan ser reconocidos, comprendidos y aceptados por la persona, dándose así el proceso terapéutico a través del proceso artístico.

Arteterapia: objetivos

  • Establecer una vía de comunicación alternativa a la verbal.
  • Identificar sentimientos y emociones.
  • Desarrollar habilidades de confrontación saludables y posibilitar la toma de conciencia.
  • Potenciar la creatividad.
  • Crear un espacio de diálogo y escucha.
  • Favorecer las relaciones de la persona con su entorno.
  • Promover el autoconocimiento.
  • Estimular la comunicación y expresión.

Estos objetivos acentúan la utilidad de los métodos artísticos en terapias para expresar y comunicar sentimientos facilitando los procesos de crecimiento personal.

Nos encontramos entonces con la figura de el/la arteterapeuta (Psicologo/a, Trabajador/a Social, Educador/a…), que será el/la encargado/a de facilitar ese proceso, de hacer que la persona se sienta en un contexto seguro y de confianza. Se persigue crear  un espacio seguro en el que la persona pueda encontrarse consigo misma y, en el que utilizando diversos materiales o recursos,  realice su propia obra y vea reflejada en ella todo aquello que no es capaz de verbalizar.

Por tanto la arteterapia se puede utilizar para intervenir en situaciones de dificultad sensorial, física, motora, situaciones de adaptación social, cuadros de ansiedad o depresión, problemáticas de carácter social (violencia de género, adolescentes conflictivos, abusos a menores…).

Áreas de intervención de la arteterapia

  • Arteterapia y Alzheimer.
  • Arteterapia y violencia de género.
  • Arteterapia y desarrollo sostenible.
  • Arteterapia y oncología pediátrica.
  • Arteterapia en niños con problemas psicofamiliares.
  • Arteterapia y afasias.
  • Arteterapia y salud mental.
0
Categorizado en: Intervención Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto