Acercando culturas

Educación por el Mundo

29/10/2012

Diplomado en Trabajo Social (UGR-2012) y máster en Intervención Psicoterapéutica Cognitiva-Social (UNED-2013). Más de un año de experiencia en intervención con personas drogodependientes. Gran interés por la política social y la economía, siempre orientada al activismo comunitario en pos del desarrollo social.

0

Ver más artículos relacionados de Intervención Social , interculturalidad, Mediación, resolución de conflictos .

SUSCRÍBETE A ESTE CANAL

3 Comentarios

  1. RAQUEL GONZÁLEZ SÁNCHEZ dice:

    Me encanta el artículo Jesús y también ponerte cara…a lo que vamos. Está claro que la imagen de la inmigración está totalmente distorsionada por los prejuicios y por la mala política que se lleva en España sobre ello. Desde luego yo tengo amigos de otras culturas compañeros de trabajo, con estudios y un papel social importante, también se ven casos de inmigrantes delincuentes.Sobre todo sería bueno que no se nos olvidara que en España emigró mucha población y la que ahora lo está haciendo, entre los cuáles me incluyo. Y que desde luego, deseo que en otras culturas no esté tan distorsionada la imagen de los inmigrantes y podamos ser más tolerantes con los que son diferentes.

    0

  2. Jesús Martín Barranco Jesús Martín Barranco dice:

    En ese aspecto estoy totalmente de acuerdo. Si existe un problema entre dos personas de una misma cultura, es que no se entienden o no tienen afinidad; pero si el conflicto existe entre dos personas de distinta cultura, el problema es el choque cultural. No siempre es así, ante todo somos personas que conviven en un mismo escenario. Pero es evidente que según la cultura se construyen unas normas y unos valores que pueden diferir mucho, siendo motivo principal de conflicto.

    0

  3. Encarna dice:

    Me ha gustado leer el artículo y me da alegría ver la imagen que lo acompaña.En tantos años (más de 20) como llevo relacionándome con otras culturas en lo profesional y lo personal, y ejerciendo de mediadora intercultural he llegado al menos a una conclusión clara: las culturas no son como un naranjito con piernas y brazos que marchan a su bola y que marcan de manera abosoluta al grupo que representan. Se supone que mi madre y yo formamos parte del mismo grupo cultural sin embargo, nada tenemos que ver. ¿Qué quiero decir con esto?. Que la identidad individual va más allá de unos rasgos culturales no obstante, cuando se trata de la relación con personas provenientes de otros lugares resaltamos una y otra vez su cultura que es distinta. Me parece que eso no ayuda a establecer relaciones de iguales.A lo mejor se me escapa información, pero me parece que la mediación como herramienta de resolución y prevención de conflictos no tendría que tener etiquetas porque en cualquier proceso tendrías que tener en cuenta el marco de referencia de las partes.Cada vez hay más parejas mixtas, en un conflicto familiar, ¿qué profesional sería el adecuado para intervenir? (independientemente de lo regulado), ¿la o el Mediador Familiar? o ¿la o el Mediador Intercultural?.Hasta aquí llego.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *