Psicología espacial

La Neuroarquitectura explicada en 5 puntos: emociones y espacio

21/10/2021
Número de visualizaciones

Es posible que la palabra ¨Neuroarquitectura¨ la hayas escuchado antes y, aunque puedes hacerte una idea general del concepto, es posible que no conozcas del todo las características más relevantes de este campo de la arquitectura. En este artículo, expondremos los 5 puntos claves para comprender la Neuroarquitectura.

Definición de Neuroarquitectura

El prefijo Neuro:  de origen griego, hace referencia al sistema nervioso. En este sentido, la Neuroarquitectura es el campo de la arquitectura que se enfoca en el estudio del espacio construido y las señales que el sistema nervioso emite al cerebro a consecuencia del estímulo obtenido mediante la percepción de dicho espacio.

Origen de la Neuroarquitectura

No es algo innovador que los arquitectos centren sus diseños en fines basados en el confort del usuario, la funcionalidad y la estética. Lo que diferencia a la arquitectura tradicional de la Neuroarquitectura es el ¨análisis de datos¨ reales para determinar, objetivamente, cuales son las características idóneas que deben presentar los espacios construidos para el hombre con el fin de asegurar un estado anímico concreto.

El origen de la Neuroarquitectura viene de la mano del biólogo Jonas Salk y el arquitecto Louis Kahn, quienes en 1965 fundaron el Instituto Salk, en La Jolla, California. Uno de los objetivos de esta construcción era fomentar la creatividad de los científicos mediante espacios diseñados para tal fin. Esta edificación es, sin duda, el referente principal de la sinergia existente entre los espacios construidos y el rendimiento óptimo de sus trabajadores, estimulando mediante el diseño arquitectónico la creatividad y la productividad.

Principios básicos

Como toda ciencia, se entiende que es un ¨requisito¨ contar con datos o información fehaciente obtenida a partir de experimentos y estudios de observación, dichos datos constituirán las bases del conocimiento y por tanto deben ser medibles, objetivos y con posibilidades de comprobación.

A partir de una hipótesis (en el caso de la Neuroarquitectura: influencia del espacio construido en las emociones del hombre – ansiedad, estrés, miedo, alegría, relajación, …-) se establece una metodología apropiada con la finalidad de determinar principios, causas, entre otros.

Herramientas aplicadas a la Neuroarquitectura

Algunas de las herramientas aplicadas en la Neuroarquitectura para la interpretación de datos son: los electroencefalogramas (estudios que permiten detectar modificaciones en la actividad cerebral), sensores corporales (permiten medir cambios en la frecuencia y ritmo cardiaco), eyetracking (consiste en el análisis de los movimientos oculares), entre otros.

Estas herramientas aplicadas junto con otras tecnologías, como la realidad virtual, por ejemplo, permiten situar al usuario en un lugar ¨virtual¨ y medir sus emociones al enfrentarse a un espacio con determinadas características espaciales (altura, forma, color, iluminación, dimensión, etc.).

Objetivo: La percepción y sus efectos

De nuestro entorno podemos percibir mediante los sentidos diferentes sensaciones que el cerebro interpretará y se traducirán en impresiones conscientes (o inconscientes) de la situación que nos rodea.

Existen ambientes que, por sus características espaciales, nos provocan sensación de plenitud y sosiego, otros en cambio, provocan ansiedad o intranquilidad. La Neuroarquitectura se centra de determinar cuáles son las características espaciales (formales y materiales de los ambientes) necesarias para que el usuario perciba el espacio de manera tal que, las sensaciones y sus correspondientes estímulos sean acordes con la función de la edificación.

En resumen: ¿Qué busca la Neuroarquitectura?

La Neuroarquitectura busca el desarrollo de una arquitectura ¨¨más consciente¨, una arquitectura basada en la ciencia, que responda a las necesidades emocionales de los usuarios. Donde todos los componentes del espacio (iluminación, temperatura, materialidad, color, proporción,…) sean seleccionados con un propósito especifico en el diseño y, por tanto, respondan a una intencionalidad clara sobre la percepción y comportamiento que, eventualmente, desarrollará el usuario.

Lógicamente, las percepciones de cada persona varían con respecto a la de otra debido a sus experiencias previas, pero de manera general las personas responden con cierto grado de igualdad ante determinados estímulos del espacio construido.

Tú opinión nos importa…

Después de leer este artículo ¿Cuál es tu opinión sobre la Neuroarquitectura?, ¿Consideras que los estudios de las emociones derivadas de la percepción espacial son necesarios para el diseño arquitectónico?

0
Categorizado en: Arquitectura y Edificación

1 Comentario

  1. Fernando dice:

    Si es necesarias la Neuroarquitectura porque controla las necesidades emocionales de los usuarios. Donde todos los componentes del espacio (iluminación, temperatura, materialidad, color, proporción,…) sean seleccionados con un propósito especifico en el diseño y, por tanto, respondan a una intencionalidad clara sobre la percepción y comportamiento que, eventualmente, desarrollará el usuario.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto