Casas Prefabricadas

Casas Prefabricadas: ¿Alguna vez te has planteado vivir aquí?

21/05/2021
Número de visualizaciones

Cuando se habla de casas prefabricadas, las opiniones (¡con toda seguridad!) estarán divididas. Por un lado, se tiene el grupo que apoya al 100% este modelo constructivo y por otro, el grupo que en la misma medida lo rechaza.

Con este articulo pretendemos (desde un enfoque bastante resumido) plantear tanto los beneficios como los inconvenientes de las casas prefabricadas, y con suerte, tras esta breve exposición podrás plantearte estar de un lado o de otro con razones fundamentadas (ya que podrás ahondar en ellas si lo deseas).

Comenzaremos con los beneficios, ¡las buenas noticias siempre se dan primero!

1. Menor inversión económica.

¡Así es! Las casas prefabricadas son más económicas que las construcciones tradicionales. Aunque sobre este aspecto es muy importante destacar que el ahorro puede parecer alto cuando se realiza una primera comparación entre los precios de ambos tipos de viviendas, pero cuando al precio de oferta de las casas prefabricadas se le incluyen el resto de las partidas necesarias para su construcción el precio se incrementará notablemente.

También existen otras alternativas a la viviendo tradicional como las casas de paja, además de más económicas, mucho más sostenibles.

2. Tiempos de ejecución.

Sobre este apartado no hay mucho que agregar, lógicamente las construcciones tradicionales superan (y por mucho) el tiempo de ejecución de la obra en comparación con una construcción prefabricada. El motivo, es sencillo, los materiales llegan desde la fábrica al emplazamiento de la obra listos para su colocación, ensamblaje e instalación. Los tiempos pueden reducirse hasta en un 60%.

3. Consumo de energía.

En la actualidad, las empresas destinadas a la promoción y venta de casas prefabricadas afirman que estas viviendas poseen una calificación energética de tipo A (la más alta calificación que se podría obtener). Este aspecto asegura un notable ahorro económico al propietario de la vivienda.

4. ¿Y el diseño a medida para el cliente?

Sobre este aspecto podríamos decir que nos encontramos en una especie de limbo. La personalización en las casas prefabricadas podría determinarse como inexistente puesto que se trata de un modelo que se genera directamente en la fábrica (lo cual debería encasillar este apartado en los inconvenientes), pero en la actualidad existen en el mercado una amplia gama de ofertas vinculadas al diseño, funcionalidad, dimensiones, características formales, materiales, etc. que nos sugieren ubicar esta diversidad como un beneficio para el cliente.

Y… ¿sobre los inconvenientes?

1. Propiedad e imagen (categoría)

El primer inconveniente que debemos mencionar surge como consecuencia del desconocimiento de nuestra sociedad sobre este tipo de construcciones. En este sentido la introducción de las casas prefabricadas en el mercado de las viviendas es bastante lento y suele ser asociado con un tipo de construcción ¨barata¨ o de ¨baja calidad¨. Desde un punto de vista de ¨categoría¨, las viviendas prefabricadas no obtienen el mejor puntaje.

2. Adaptación al entorno.

En el proceso de diseño de una vivienda tradicional, el proyectista parte de una serie de análisis del entorno (dimensión y forma del terreno, curvas de nivel y adaptación a las mismas, elementos naturales de valor, entre otros).

En el caso de las viviendas prefabricadas el aspecto funcional se centra en la disposición de los espacios internos y la estética exterior. En este sentido, muchos aspectos del entorno que podrían ser de provecho para un diseño arquitectónico específico pasan desapercibidos y se centra la atención en la instalación y montaje de los módulos de la vivienda.

3. Se eleva el precio en la fase de acabados.

Al igual que en una vivienda tradicional, las casas prefabricadas requieren una inversión importante en la fase de acabados.

Por lo general, en el precio de venta de las casas prefabricadas no se incluye el importe correspondiente a los acabados puesto que éstos serán seleccionados por el propietario a su gusto. En este sentido, el aumento de la inversión será inversamente proporcional a la calidad de los acabados seleccionados.

¿Qué conclusiones debemos sacar si nos estamos planteando vivir en una casa prefabricada?

Es necesario señalar que a pesar de que las ofertas en el mercado aumentan constantemente y la competencia entre las empresas del sector se centran en ofrecer mejores diseños formales, funcionalidades, materiales, beneficios económicos, etc., el desconocimiento sobre estas construcciones a ralentizado su posicionamiento como alternativa común en la construcción de viviendas.

Por ello (y porque una imagen vale más que mil palabras) te invitamos a visitar la lista de ¨Las mejores empresas de casas prefabricadas (2021)¨, donde podrás realizar un recorrido visual a través de las distintas alternativas que se ofrecen a los usuarios.

Categorizado en: Arquitectura y Edificación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto