ácido

Usos del Ácido Hialurónico

Número de visualizaciones
10/11/2014

El ácido hialurónico es conocido también como hialuronato y se trata de un polisacárido glucosaminoglicano natural del cuerpo humano. Este compuesto forma parte del tejido conectivo colágeno y del líquido sinovial. Tiene una textura viscosa similar a la clara del huevo y en el humano se utilizan para multitud de fines como infiltraciones en articulaciones, cartílagos y en la piel.

El ácido hialurónico se sintetiza y se reabsorbe constantemente en el organismo todos los días. En la actualidad se utiliza de la extracción de la cresta de los gallos o por fermentación bacteriana. Si son compuestos para infiltrar suelen tener una concentración de 1-2% de ácido hialurónico y el resto del compuesto son sustancia que ayudan a la estabilización de la viscosidad y para frenar la degradación prematura. También se utilizan en forma de comprimidos orales siendo la diana del medicamento sobre problemas de artrosis o patologías del cartílago articular. Tienen efectos de mejora notorios aunque no tanto como si se realizara una infiltración del compuesto en la zona afectada.

En la naturaleza humana el ácido hialurónico se encuentra en mayor proporción en la piel pero también en el cuerpo vítreo que da forma y volumen al ojo, en los cartílagos, huesos y en el líquido sinovial, en los vasos sanguíneos y en el cordón umbilical. Es sintetizado en el interior de la membrana de la celular que la vierte al espacio extracelular con fines como: formar parte de la arquitectura de la zona formando una red de finas fibras en forma de red de colágeno, ayudar a retener el agua atrapándola en esas redes aportando hidratación y firmeza, y mejorando la lubricación de la articulaciones y cartílagos.

Historia

Fue descubierto en 1934 por Karl Mayer, farmacéutico alemán de la Universidad de Columbia, donde consiguieron aislar la sustancia que estaba en el cuerpo vítreo del ojo de una vaca. El efecto que producía esta macromolécula era conservar la forma de la cavidad interna oftálmica que la alberga adosado a la retina, y a raíz de ahí empezaron a investigar sus otras posibles utilidades en otras partes del cuerpo.

En 1942 se comercializa por primera vez y se establece una patente por el científico Endre Balazs quien obtenía del las crestas de los gallos esta sustancia. Este científico de origen húngaro es uno de los pioneros y del que más descubrimientos ha realizado en los últimos 50 años de esta sustancia.

Uso cosmético

El ácido hialurónico desde su descubrimiento en los años 70 no ha parado de ser utilizado para diferentes fines en medicina, siendo el de Cirugía Plástica el más demandado en la actualidad. Es un compuesto que esta presente sobre todo en la piel, concretamente en el espacio intercelular, pero también está presente en todo el tejido conectivo blando.

Al tener la capacidad de frenar la perdida de agua se utiliza como hidratación para la epidermis ofreciendo mejor forma y mejor aspecto, sobre todo para el remodelado y rellenos de aquellas zonas donde se pierde volumen en el rostro que forman las “arrugas” o para aumentar volumen y mejorar el aspecto como en el relleno de labios, pómulos, marcas faciales de gesticulación, etc.

Unos de los fines con los que se administra el ácido hialurónico a nivel estético es devolver la consistencia y la elasticidad de la piel, mejorando el aspecto caracterizándolo con mayor tersura y dando un aspecto más juvenil.

La forma de administración es mediante pequeñas inyecciones en la capa más profunda de la piel donde se encuentran las fibras de colágeno y elastina de forma que ayuda al relleno de aquellas zonas donde se ha perdido volumen por carencia inicial o por el paso de los años.

En estética se puede utilizar en combinación con otros tratamientos para obtener mejor resultado a nivel estético proporcionando un mayor aspecto juvenil. Estos tratamientos son el botox, la mesoterapia facial o el uso de hilos tensores.

El uso de este compuesto en el cosmético de uso tópico se utiliza mucho pero no tiene grandes efectos como si se administra esta sustancia directamente en la zona a tratar.

Uso Medicina y veterinaria

El uso medico de esta sustancia, a parte de la medicina estética, es en la medicina traumatológica donde se utiliza administrada en forma de inyecciones intraarticulares en pacientes con problemas de articulaciones, en el tobillo, cadera, hombro e incluso en articulares de los dedos de las manos. Es pionera en la administración en casos de artrosis de rodilla en cirugía ortopédica.

Uno de los fines principales por las que se administra esta sustancia directamente en la zona a tratar es para conseguir fines de lubricación, mejoras en el aspecto mecánico y bioquímico obteniendo como resultado que el afectado traumatológico experimente la sensación de alivio y disminuyan la intensidad dolorosa de patologías como la artrosis en la que produce una mejora de la funcionalidad.

El efecto no es inmediato si no que es a largo plazo y no es efectivo en todos los individuos ya que el efecto solo es eficaz en un 30%, un 50 % mejora moderadamente y el 20% restante no le produce efecto alguno. A pesar de ello se utiliza por los efectos que producen a pesar de que el dolor lo calme para retrasar las intervenciones quirúrgicas como en la implantación de prótesis de rodilla en personas con patologías de artrosis muy avanzada o terminales.

El uso en veterinaria ha sido para el tratamiento de afecciones de las articulaciones como la sinovitis articular. Se puede aportar a los animales en comprimidos orales para prevenir o mejora disfunciones de cartílago o articulaciones, o para animales que tiene ya patologías como artrosis, osteoporosis o procesos degenerativos osteo-articulares.

0
Categorizado en: Salud

2 Comentarios

  1. MARIA DEL MAR OCIO GARCIA dice:

    ¡HOLA!He leído el artículo acerca del ácido hialurónico de Aida Rodriguez;  y debo decir que me parecemuy completo tanto en su contenido como en su redacción. Creo que queda mucho`por investigarsobre los mecanismos de actuación del ácido hialurónico y que se debería utilizar más y mejor de lo que se hace actualmente. Saludos.

    1+
    • Aida Rodríguez Valenzuela Aida Rodríguez Valenzuela dice:

      Hola María del Mar:
      Muchas gracias por sus palabras. En la medicina queda mucho por descubrir y poco a poco se irá abriendo campo en muchos temas y líneas de investigación para evolucionar e ir superando aquellos obstáculos que se presentan en nuestra biología. Algunas de las utilidades del ácido hialurónico que se conocen son las mencionadas en el post, pero seguro que pronto tendremos nuevos campos con los que tratar aquellas patologías que en el día de hoy no se conoce con que poder mejorar o curar.
      Un saludo

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto