Imagen genérica del Canal Biosanitario

Tratamiento nutricional en hipoglucemia aguda

14/03/2012
Número de visualizaciones

¿Qué hacer ante una hipoglucemia aguda en diabéticos?

Es una intervención sencilla y autónoma del diabético, pero no por ello poco importante. El paciente que sufra esta complicación deberá ingerir un alimento rico en hidratos de carbono, a ser posible con un índice glucémico alto. Si este alimento hidrocarbonado va acompañado de grasas, se retardará la respuesta glucémica, asique en una primera ingesta para contrarrestar la hipoglucemia intentaremos evitar que ese alimento tenga contenido graso, sobre todo en hipoglucemias severas. No hay que caer en el error de comer en exceso en ese momento porque se puede provocar un efecto rebote donde el diabético pasará de hipoglucemia a hiperglucemia. A este efecto se le conoce como “Efecto Somogy”. Con una dosis de 10-15 gramos de glucosa puede ser suficiente. Por este motivo, los diabéticos suelen llevar siempre encima caramelos, terrones de azúcar, etc.

Lo aconsejable es determinar la glucemia a los 60 minutos de la ingesta de glucosa para ver si se han restablecido los niveles normales. Si no es así, el paciente deberá ingerir de nuevo alimentos con hidratos de carbono (10-15 gramos), esta vez acompañados de contenido graso.

Conviene que el diabético conozca algunas equivalencias de alimentos con un contenido en hidratos de carbono de 10-15 gramos. Algunos ejemplos fáciles de recordar son:
–    3-4 tabletas de glucosa (es lo mejor porque es lo más rápido).
–    100-150ml de jugo de naranja o piña natural.
–    1 vaso de leche entera (hay que tener en cuenta el contenido graso de esta).
–    100-150ml de refresco no dietético.
–    1 plátano (tamaño medio).
–    1 taza de melón o sandía.
–    2 cucharadas de azúcar de mesa blanca, o de miel de abeja, o de mermelada.
–    4-5 galletas tipo María.

Pero, ¿Cómo sabe el diabético que se encuentra en estado de hipoglucemia?

Hay dos posibilidades:
–    Que al medir su glucemia, está se encuentre por debajo de 70 mg/dl.
–    Que perciba la posibilidad de sufrir síntomas y/o signos típicos de esta complicación. Los más típicos son:
Palpitaciones, sudoración, temblor fino, ansiedad, hambre repentina, insomnio, sensaciones de ardor o adormecimiento, taquicardia, hormigueo (boca y/o hombros), nerviosismo, dificultad para concentrarse, e incluso, dolor de cabeza y/o nauseas.
o    Cuando al cerebro le va faltando aporte de glucosa se pueden producir: cambios o alteración del comportamiento, confusión mental, debilidad, lenguaje arrastrado, visión borrosa, convulsiones, doble visión, inconsciencia (coma), desorientación, desmayo, dificultad para concentrarse y leer, agresividad, mareo, cansancio, bostezos, somnolencia, falta de coordinación, e incluso, dolor de cabeza y/o nauseas.


En cualquiera de estos casos habría que comenzar el tratamiento inmediatamente. El paciente debe intentar confirmar la presencia de hipoglucemia con el medidor, cuando perciba los signos y/o síntomas indicados, ya que estos no son específicos exclusivamente de hipoglucemia y no están relacionados directamente con un nivel concreto de esta (cambia entre personas, e incluso de un día a otro en la misma persona). Aun así, si no tiene la posibilidad de confirmar sus sospechas fundamentadas en estos síntomas y/o signos, comenzará igualmente el tratamiento y medirá su glucemia con la mayor brevedad posible.

Hay situaciones típicas donde cabe la posibilidad de que estén acompañadas de hipoglucemia, las cuales podríamos resumirlas en:
–    Errores en la dosis o el tipo de insulina, o en el horario de aplicación de la misma.
–    Ingestión insuficiente de hidratos de carbono.
–    Retraso en los horarios de comidas.
–    No compensar pérdidas calóricas por vómitos o diarrea.
–    Estar siguiendo un régimen alimenticio para bajar peso.
–    Causar mayor utilización de glucosa por los músculos (actividad física).
–    Mayor sensibilidad a la insulina presente en el cuerpo del paciente.
–    Ralentización de vaciamiento gástrico.
–    No hacer caso a signos y/o síntomas tempranos.

Fuente: DE LOACH, S. “Hipoglucemia: Naturaleza, causas, tipos, tratamiento, prevención” [en línea]. Diabetes mellitus, tipo 1 (DM1) y tipo 2 (DM2).  < https://www.continents.com/diabetes8.htm > [Consulta: 13 Marzo 2012]

Juan Carlos Benavente Marín

0
Categorizado en: Dietética y Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto