Tipos de formas farmacéuticas

¿Qué tipos de formas farmacéuticas existen actualmente?

Número de visualizaciones
06/11/2019

En la actualidad, se diferencian distintos tipos de formas farmacéuticas. A grandes rasgos, la clasificación de las formas farmacéuticas se realiza en base de su estado físico y vía de administración.

Según la legislación española, una forma farmacéutica se define como la disposición a que se adaptan los principios activos y excipientes para constituir un medicamento. Se define por la combinación de la forma en la que el producto farmacéutico es presentado por el fabricante y la forma en la que es administrada.

Dicho de otra manera, una forma farmacéutica es la presentación que tiene el medicamento una vez preparado para su administración.

La finalidad de las formas farmacéuticas consiste en normalizar la dosis de un medicamento. Además, de ella dependerá la eficacia del medicamento, los acontecimientos farmacocinéticos y farmacodinámicos.

Por otro lado, la biodisponibilidad de un fármaco dependerá en gran parte de las propiedades de la forma farmacéutica, que a su vez dependerá en menor medida de su diseño y fabricación y conservación de la forma farmacéutica.

La biodisponibilidad de un fármaco se refiere a la cantidad que llega en forma activa a la circulación sistémica y la velocidad a la que accede a ésta, es decir, la fracción de medicamento capaz de llegar al lugar de acción. Es importante señalar que antes de llegar a este sitio de acción en concentraciones efectivas, un fármaco deberá atravesar una serie de barreras que a su vez dependerá del tipo de vía de administración.

Clasificación de las formas farmacéuticas

Dado el continuo avance y alto desarrollo tecnológico y la frecuente aparición en el mercado farmacéutico de nuevas formas farmacéuticas, cada vez se hace más complejo establecer una clasificación completa de estas. No obstante, para simplificar dicha clasificación, podemos distinguir dos tipos de formas farmacéuticas según su estado físico y vía de administración.

En base a su estado físico, podemos distinguir:

  • Formas farmacéuticas sólidas. Ejemplos: polvos, granulados, cápsulas, comprimidos, sellos, tabletas, supositorios, óvulos o implantes.
  • Formas farmacéuticas sólidas semi-sólidas. Ejemplos: pomadas, pastas, cremas o geles.
  • Formas farmacéuticas sólidas líquidas. Ejemplos: soluciones, suspensiones, emulsiones, jarabes, elixires, lociones, linimentos o inyectables.

En base a la  vía de administración:

  • Es la vía de administración más utilizada. Se distinguen: polvos, granulados, comprimidos, cápsulas, jarabes, suspensiones, emulsiones.
  • Parenteral o inyectables: Se administran principalmente por vía intravascular (intravenosa, intraarterial) y por vía extravascular (subcutánea, intramuscular intradérmica, epidural, intratecal, intraperitoneal). El tipo de inyectable juega un papel importante en la velocidad de absorción del fármaco.
  • Tópica y subcutánea. Se conocen: pomadas, cremas, geles, pastas, parches, implantes.
  • Inhalatoria. Existen dos tipos de dispositivos para la administración de formas farmacéuticas por vía inhalatoria: inhaladores y nebulizadores.
  • Rectal y vaginal. Actualmente, disponemos de supositorios, enemas, óvulos, comprimidos vaginales y dispositivos intrauterinos.
  • Oftálmica y ótica. Se distinguen los colirios, pomadas, emulsiones, insertos oftálmicos y gotas.

¿Qué requisitos que tiene que cumplir una forma farmacéutica?

En primer lugar, las formas farmacéuticas han de contener al/los principios activos en las cantidades adecuadas. En este campo, es primordial siempre tener presente que la dosis eficaz tiene que ser menor que la dosis tóxica.

En segundo lugar, las formas farmacéuticas han de mantener los principios activos inalterados durante su conservación. No obstante, para mantener las características de calidad, seguridad y eficacia del medicamento, es necesaria una adecuada conservación del medicamento según las indicaciones del prospecto. Por ello, hay que tener en cuenta la temperatura, la humedad y la luz ambiente. Normalmente, la duración y las condiciones de conservación se definen durante los ensayos de estabilidad pre-comercialización de los medicamentos.

Para terminar, las formas farmacéuticas han de garantizar que se alcance la respuesta terapéutica esperada. Este requisito debe contrastarse durante los ensayos preclínicos y clínicos.

¿Qué objetivos presentan las formas farmacéuticas?

Las formas farmacéuticas tienen como objetivo fundamental proteger el fármaco y facilitar su administración. Además, permiten una correcta dosificación del medicamento y confieren estabilidad al principio activo.

Por otra parte, favorecen una adecuada conservación disminuyendo el contacto a factores ambientales como la humedad o a la luz ya que al disminuir la superficie, se aumenta la conservación.

Finalmente, las formas farmacéuticas tienen como último objetivo la modulación de la  biodisponibilidad del principio activo. Aquí, juegan un papel fundamental el tipo de excipientes seleccionado y la forma de liberación del medicamento que se quiere conseguir.

¿Cuándo utilizar una forma farmacéutica u otra?

A grandes rasgos, la elección de una forma farmacéutica u otra dependerá de una serie de criterios: farmacológicos, biofarmacéuticos, tecnológicos y estéticos. Por otro lado el tipo de liberación de la sustancia activa, el estado físico, la calidad microbiológica y la vía de administración son otros factores en cuenta a la hora de elegir la forma farmacéutica más adecuada.

Los criterios farmacológicos dependen a su vez de la duración y lugar de acción del medicamento. Aunque es importante tener en cuenta el tipo del medicamento, es importante señalar que para un paciente siempre le será más cómodo tomar un medicamento de liberación modificada y por tanto, menos veces  una vez al día y administrándoselo por vía oral. Estos aspectos influirán en gran proporción sobre la adherencia farmacológica.

La perspectiva biofarmacéutica trata de lograr la biodisponibilidad más adecuada del medicamento. Dependiendo del objetivo, a veces interesa más mantener los niveles plasmáticos del medicamento durante un tiempo más prolongado que alcanzar la máxima biodisponibilidad.

Los criterios tecnológicos también conocidos como criterios galénicos hacen referencia a las propiedades fisioquímicas de las formas farmacéuticas. En este caso, se tendrá en cuenta la solubilidad del medicamento y esto condicionará por ejemplo, elegir una forma farmacéutica sólida o líquida.

Finalmente, los criterios estéticos hacen referencia al aspecto agradable que presenta el medicamento. Por ejemplo, los colorantes se incorporan a la formulación con el fin de mejorar el aspecto de un comprimido. Otro ejemplo, sería el caso de los parches transdérmicos donde la tendencia actual es el diseño sencillo, parches más finos y menos llamativos.

Si te ha aparecido interesante el presente artículo y deseas actualizarte en esta materia, puedes consultar nuestras acciones formativas:

Master en Farmacología y Tecnología Farmacéutica

Master en Industria Farmacéutica

Categorizado en: Farmacia

4 Comentarios

  1. Keylor dice:

    Cuales son las formas farmaceuticas que no realizan las 5 etspas farmacocineticas

    0
    • Narjis Fikri-Benbrahim Narjis Fikri-Benbrahim dice:

      Hola Keylor,
      Existen formas farmacéuticas en las que no hay liberación por estar ya disuelto el fármaco, como ocurre con los jarabes y soluciones orales, mientras que las formas farmacéuticas sólidas deben disgregarse para que el fármaco se disuelva (liberación) y pueda ser absorbido.

      Respecto a la fase de absorción, el único caso en el que no existe fase de absorción del fármaco es en la administración intravascular, ya que éste se encuentra ya disuelto en plasma desde su administración. Por ejemplo, en la vía intramuscular, no hay fase de absorción. Existe un 100% de biodisponibilidad y existirá una mínima variabilidad interindividual.

      Un saludo.

      0
  2. Dubernis polo dice:

    Me parecían muy interesante muy bien explicado

    0
    • Narjis Fikri-Benbrahim Narjis Fikri-Benbrahim dice:

      Hola Dubernis,

      Gracias por el comentario. El objetivo era explicar de forma simple las distintas formas farmacéuticas y hacer un pequeño repaso sobre ello.

      Un saludo.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto