Suplementos dietéticos para deportistas

¿Eres deportista y consumes suplementos dietéticos? Infórmate aquí

Número de visualizaciones
04/06/2019

Los suplementos dietéticos para deportistas son sustancias que añaden nutrientes a la dieta normal de un deportista, bien porque su ingesta calórica no satisface sus necesidades nutricionales o bien porque persiguen conseguir un mayor rendimiento físico o mejorar su forma física.

El consumo de suplementos dietéticos se ha extendido actualmente. Pero sobre todo en la población deportista que va al gimnasio o practica deporte de forma regular. Estos suplementos forman parte de las llamadas “Ayudas ergogénicas”. Estas, generan una mejora en la capacidad de trabajo físico y/o mental.

Se estima que más del 50% de deportistas han consumido alguna vez suplementos dietéticos para deportistas. La mayoría  de ellos, lo hacen motivados por una mejora de la imagen personal. Se ha demostrado que el consumo es superior en hombres jóvenes.  A medida que aumenta la edad disminuye el consumo de suplementos dietéticos.

Hay estudios que afirman que algunos deportistas consumen o consumirían suplementos dietéticos para mejorar su rendimiento o forma física. Estos deportistas lo harían aun sabiendo que  su consumo puede ser perjudicial para su salud.

Entre los  más consumidos se encuentran: L-Carnitina, proteínas, creatina, bebidas deportivas y complejos vitamínicos.

Clasificación de ayudas ergogénicas para deportistas.

El consumo de suplementos dietéticos para deportistas es cada vez más común en centros de fitness y musculación. Como consecuencia de esto se facilita su acceso a todos los deportistas. Entre las formas de clasificación más común de las ayudas ergogénicas se encuentra la de Williams, que las clasifica en:

  • Ayudas ergogénicas mecánicas. Se basan en el uso de ropa que mejore el rendimiento. Por ejemplo trajes para nadar y generar menor resistencia al agua, zapatillas muy ligeras para corredores, etc…
  • Ayudas ergogénicas psicológicas. Entre ellas se encuentran las técnicas de hipnosis y relajación.
  • Ayudas ergogénicas farmacológicas. Se basan en el consumo de esteroides anabólicos, estimulantes y hormonas.
  • Ayudas ergogénicas fisiológicas. Consiste en la modificación de las condiciones fisiológicas. Por ejemplo entrenamiento en la altura para mejorar el rendimiento a nivel del mar  o saunas para disminuir de peso.
  • Ayudas ergogénicas nutricionales. Usadas con el fin de modificar el peso, composición corporal o mejorar el rendimiento (ejemplo: consumo de bebidas hidrocarbonadas). También puede darse una ingesta de suplementos dietéticos con nutrientes específicos como creatina, cafeína…

Los suplementos dietéticos no deben ser una opción para mejorar el rendimiento. Deben usarse únicamente en caso de que no se puedan cubrir las necesidades nutricionales con la dieta. Deben ser prescritos por un médico tras la realización de un estudio del deportista que los solicite, para ello se valoran sus necesidades nutricionales, y aquellos factores que le impiden satisfacer sus necesidades nutricionales a través de una dieta variada y equilibrada.

Clasificación de los suplementos dietéticos para deportistas.

Existen un sistema que clasifica los suplementos dietéticos en función del beneficio y riesgo que supone su consumo. Este sistema ha sido realizado por especialistas en nutrición deportiva del Instituto Australiano de Deporte (IAD). Se clasifican por tanto de la siguiente forma:

  1. Grupo A: Se trata de aquellos suplementos aprobados, ya que cuando se utilizan siguiendo las indicaciones de uso, generan un beneficio demostrado científicamente.
  2. Suplementos del grupo B: Se trata de suplementos cuyo uso está bajo consideración ya que aún no se ha demostrado científicamente su efecto sobre el rendimiento pero hay indicios de que parecen tener beneficios.
  3. Grupo C: Forma parte de este grupo de suplementos dietéticos en los que no hay pruebas suficientes sobre los beneficios que generan, o bien los beneficios que generan son muy pocos o demasiado pequeños para recomendar su uso. Irónicamente, la mayor parte de los suplementos usados en la actualidad pertenecen a este grupo.
  4. Suplementos del grupo D: Pertenecen a este grupo aquellos suplementos cuyo consumo está prohibido por deportistas ya que se consideran sustancias dopantes, si se consumen pueden ser penalizados.

La mayor parte de usuarios que consumen suplementos dietéticos para deportistas lo hacen por recomendaciones de amigos o monitores deportivos. El gimnasio es el lugar en el mayor lugar tiene la compra de suplementos.

Efectos del consumo de suplementos deportivos

Aunque el consumo de suplementos dietéticos  para deportistas en determinadas circunstancias pueda ser beneficioso, se debe vigilar su uso, ya que como se sabe en la mayoría de los casos su consumo se realiza con el fin de conseguir una mejor forma física o aspecto corporal. Este hecho puede conducir a obsesiones malsanas por la perfección del cuerpo. En algunas ocasiones puede conducir a situaciones de vigorexia.

La vigorexia es otra de las formas de obsesión con la imagen corporal. Es definida como la obsesión y preocupación por sentirse débil físicamente y no observar el desarrollo muscular deseado. Aunque en muchos casos este ya se haya alcanzado, aparece la incapacidad de valorar la realidad del tamaño del cuerpo.

Conductas conducentes a la vigorexia en deportistas

Los hombres jóvenes, son la población más susceptible de consumo inadecuado de suplementos dietéticos para deportistas por obsesión con la imagen corporal. Algunos de ellos llegan a consumir los suplementos del grupo D, los cuales además, tienen consecuencias perjudiciales para su salud.

Efectos más comunes del consumo de suplementos como anabolizantes o estimulantes

Con el consumo de suplementos del grupo D se persiguen efectos derivados del potencial anabólico como son la mejora de rendimiento deportivo y de la composición corporal. Sin embargo se sabe que pueden causar efectos tanto reversibles como irreversibles sobre el organismo. El consumo de anabolizantes tiene una cifra de 6,4% de hombres y 1,6% de mujeres a nivel mundial y los mayores porcentajes aparecen en aficionados a la musculación en gimnasio.

De las alteraciones más características propias del consumo de suplementos del grupo D destacan las alteraciones a nivel cardiovascular, piscológico, neurocognitivo, genético, musculo-esquelético, reproductivo y hepático.

  • Los esteroides anabólicos están implicados en alteraciones de la coagulación sanguínea, espasmos de vasos sanguíneos y se ha demostrado que provocan lesiones a nivel de miocardio.
  • Por otro lado producen una alteración del perfil lipídico, aumentando los niveles de colesterol LDL y reduciendo los de colesterol HDL en sangre.
  • A nivel hepático causan aumento del tamaño del hígado, peliosis hepática, colestasis intrahepática, colangiosarcoma, angiosarcoma hepático, adenoma y carcinoma hepatocelular, así como destrucción hepática espontánea.
  • Su consumo incontrolado conduce a alteraciones psicológicas que se manifiesta como agresividad, irritabilidad, síntomas maniacos, etc.

Tras la disminución y dejada de su consumo puede aparecer síndrome de abstinencia con síntomas depresivos, ansiedad, anorexia, hipersomnia, y en algunas ocasiones hasta tendencias suicidas.

Legislación del uso de suplementos dietéticos

Actualmente no existe una ley específica europea que regule los suplementos ergonutricionales. Aunque sí hay reglamentos relacionados: 1) Reglamento nº 1924/2006 relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos; 2) Reglamento nº 353/2008 que establece las normas de desarrollo para las solicitudes de autorización de declaraciones de propiedades saludables; 3) Reglamento nº 1925/2006 sobre la adición de vitaminas, minerales y otras sustancias determinadas a los alimentos; 4) Reglamento nº 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor; y 5) Directiva 2002/46/EC relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de complementos alimenticios.

Hay un vacío legal en lo relativo a suplementos dietéticos para deportistas. Muchos de estos suplementos pueden contener sustancias prohibidas como hormonas y otros estimulantes. Algunos estudios que han analizado la composición de suplementos dietéticos demuestran que el 21% de ellos contenían alguna sustancia prohibida.  Esto da positivo en los controles antidoping. Así, se hace necesaria la creación de leyes o reglamentos específicos sobre el uso de ayudas ergogénicas nutricionales para deportistas.

En definitiva, es preferible cubrir las necesidades nutricionales a través de una dieta variada y equilibrada. En los casos en los que esto no sea posible, se debe consultar con un especialista que realice un estudio exhaustivo y prescriba los suplementos necesarios para garantizar el estado de salud.

Categorizado en: Ciencias del deporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto