¿Sufres Hiperhidrosis?

Número de visualizaciones

POR

Marta Cantero
Diplomada en enfermería por la Universidad de Granada. Profesora titular del departamento Sociosanitario de INESEM en áreas de la sanidad, primeros Auxilios y atención a la dependencia. Experiencia profesional prestando servicios de apoyo y cuidados especializados.

Sudar es una necesidad fisiológica y normal, que se produce cuando el cuerpo humano eleva su temperatura corporal por situaciones que hacen posible ese efecto. Se sirve de la evaporación del líquido que vamos sacando, a través de las glándulas sudoríparas repartidas entre axilas, palmas de las manos, suelas de los pies y frente, para refrescar la piel.

Ejercicio físico, altas temperaturas, nerviosismo,  son claros ejemplos de sudor emocional o físico.

El sudor en sí, está constituido por un 99% de agua y otros componentes químicos del cuerpo humano como potasio, cloro y calcio, además de ser incoloro y de olor desagradable.

Como media diaria, podemos llegar a sudar hasta un litro aproximado y si ese día resulta que hemos salido a practicar algún tipo de actividad física, esa cifra podría multiplicarse.

En el caso de la hiperhidrosis, el paciente suda de forma excesiva sin necesidad de haber practicado ningún tipo de ejercicio físico. Ahí es cuando el propio paciente se da cuenta de que no tiene un sudor normal y que algo raro está ocurriendo. Es un trastorno que suele desarrollarse en zonas focalizadas como manos, pies o axilas, no obstante también es posible que suceda tanto en la cara como en los pies.

La hiperhidrosis, problema que afecta a un 3% de la población europea, puede llegar a convertirse en un problema de relación social, ocasionando episodios de disfunciones psicológicas, profesionales y sociales por las siguientes razones:

-Cambio de ropa diaria de 3 a 4 veces.

-Secarse las manos cuando hay que estrecharlas con alguien.

-Agravación de problemas dermatológicos como eccemas.

Se estima que su causa puede estar relacionada con alguna enfermedad base, por lo que el médico especialista, será el encargado de descartar mediante la utilización de distintas técnicas, que la causa sea debida a las enfermedades asociadas a cada paciente.

Su diagnóstico, se lleva a cabo por medio de distintas técnicas colorimétricas, evaporimétricas y electrofisiológicas que existen hoy en día.

Una vez diagnosticada, el tratamiento puede ser variable desde la aplicación de soluciones de cloruro de aluminio en forma de antitranspirantes, efectivos para la hiperhidrosis axilar, hasta medicación oral, Iontoforesis y toxina botulínica tipo A inyectada en las glándulas sudoríparas que bloquearán el funcionamiento.

Para finalizar, me gustaría terminar con un vídeo que resume los posibles tratamientos efectivos contra el sudor:

Fuente: dejardesudar

Espero que les sea de su agrado.

0

4 Comentarios

  1. Excelente artículo. Muy buena la labor que estáis haciendo de difundir esté gran problema como es la hiperhidrosis. Yo la padecí durante años.
    Pero, por suerte un día dí con la solución. Ahora me dedico a través de mi blog: http://hiperhidrosis.org.es a ayudar a las personas que tienen problemas de Sudoración Excesiva.

    Nuevamente, muchas gracias por el valor que estáis aportando 🙂

    0
    • Marta Cantero Marta Cantero dice:

      Agradecerle antes de nada la intervención que ha realizado a nuestra revista Mario; me alegra saber que la labor profesional que estamos realizando está siendo de útil ayuda para todos ustedes.
      Por lo tanto, le animo a continuar visitándonos ya que cada semana vamos escribiendo post relacionados con distintas temáticas e incluso además también aceptamos sugerencias de todos nuestros lectores por si le interesa saber más acerca de algún tema concreto.

      Gracias por su atención.
      Reciba un cordial saludo.

      0
  2. LAURA GOMEZ FERNANDEZ dice:

    Ahora que se acerca el verano,la verdad es que se suda más y si tienes este problema tiene que ser una faena,pero supongo que con un buen tratamiento y paciencia se podra curar.Muy bueno el articulo.Un saludo.

    0
    • Marta Cantero Marta Cantero dice:

      Efectivamente Laura; el verano es una dura etapa estacional en la que el cuerpo si no se cuida puede sufrir graves consecuencias y más para pacientes que sufren este fatídico trastorno, pero como bien afirma con paciencia, que no es poco, y un correcto tratamiento se conseguirá disfrutar de la mejor manera posible.
      Muchas gracias por su colaboración.
      Un cordial saludo.

      0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto