falta de concentración

¿Sueles desconcentrarte fácilmente?

Número de visualizaciones
22/11/2013

Estrés, desmotivación laboral, falta de sueño, exceso de tecnología son algunos de los principales motivos relacionados con la falta de concentración.

El acto de concentrarse se considera como aquella acción en la que uno consigue reunirse consigo mismo para dirigir toda su atención hacia un tema determinado.

¿Cómo podemos evitar la falta de concentración?

  • Póngase tapones en los oídos.
  • Apague el teléfono móvil.
  • No haga uso de Internet.

Como bien indicábamos anteriormente, existen determinados factores que hacen posible la falta de concentración a la hora de llevar a cabo nuestras actividades.

El estrés es uno de los principales enemigos que lo hace posible; por ello se aconseja que si usted se encuentra bajo estas circunstancias recurra a la meditación, masque chicle para desencadenar una respuesta de relajación natural, observe un paisaje azul cuyo color es capaz de transmitir sentimientos de paz, tranquilidad y calma e incluso disfrutar del poder del canto.

Otro de los posibles factores que hará posible la falta de desconcentración consiste en la desmotivación laboral;

Te cuesta encarar tu labor profesional y no eres capaz de terminar las actividades ya sea porque te aburren ese tipo de actividades o porque realmente no te interesa esa labor.

Intenta cambiar de tipos de actividades y sino se soluciona, busca otro trabajo.

El siguiente de los motivos relacionado con la concentración puede ser la falta de sueño, es decir, si no ha conseguido dormir el mínimo de horas aconsejado (8 horas) su nivel de concentración laboral al día siguiente no será el mismo del que normalmente dispone.

¿Y el exceso de las nuevas tecnologías?

También es otro de los factores que la pueden hacer posible.

Apaga el móvil y verás como eres capaz de concentrarte mejor.

Según Verena Steiner, una doctora sueca que ha ejercido labores profesionales en la industria farmacéutica y asesora de estrategias de concentración ha confirmado que la concentración es cuestión de adiestramiento mental, gracias a la cual podremos sacar el máximo partido a todas nuestras facetas de la vida.

¿Qué tipo de ejercicios podemos llevar a cabo en nuestra vida cotidiana para favorecer nuestra capacidad de concentración?

En primer lugar, valórate a ti mismo para conocer el grado de falta de concentración que dispones.

En segundo lugar, procura mantener tu mente en un único objetivo.

La siguiente de las recomendaciones consiste en ir poco a poco marcando objetivos, es decir: “dentro de 15 minutos me aprenderé esta parte del temario…” dándole órdenes al cerebro.

La última de las recomendaciones que esta doctora también ha querido hacer hincapié ha sido la realización de respiraciones tranquilizadoras que seguro que alguno de ustedes ya han puesto en práctica.

Es fácil, todo será cuestión de ir adiestrando poco a poco sus capacidades mentales.

0
Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto