SOJA : BUENA O MALA

La verdad sobre la soja

01/08/2013
Número de visualizaciones

Descubre la verdad sobre la soja, el alimento que nos venden como “superfood” y saludable.

El problema de este alimento no es el alimento en si, si no  la soja modificada genéticamente que representa el 90-95% de toda la producción de soja, convirtiéndose en el organismo modificado genéticamente más producido a nivel mundial.

El motivo para producir soja modificada genéticamente es hacerla resistente a un herbicida tóxico llamado Roundup, que mata a casi todas las plantas de la cosecha, menos a esta soja transgénica, optimizando las cosechas y los costes de producción. El principio activo de este producto es el glifosato, un veneno altamente tóxico para animales y seres humanos, que ve potenciado su efecto por el resto de adyuvantes que le acompañan, hasta superar en 26 veces la concentración de productos tóxicos recomendada para el uso agrícola.

¿Porqué la soja modificada genéticamente es legal?

Muy sencillo. La empresa biotecnológica que lo ha creado y comercializado es una entidad muy poderosa tanto por su estrecha relación con el gobierno estadounidense como por sus pocos escrúpulos. Se trata de Monsanto, la empresa biotecnológica que posee el monopolio de la soja transgénica.

En primer lugar, voy a justificar porque afirmo que es una empresa con trato de favor por parte de Estados Unidos y con muy pocos escrúpulos. Y es que sin ir más lejos, Monsanto participó en la creación de la bomba atómica detonada en las poblaciones de Hiroshima y Nagasaki, allá por los años 40. Su aportación sirvió para aislar y purificar el plutonio y el polonio utilizados como detonantes de las bombas. Pero no termina aquí su contribución con el Gobierno estadounidense, sino que también fue responsable de la fabricación de 72 millones de litros de herbicidas (conocido como agente naranja) que el ejército estadounidense utilizó para rociar Vietnam del Norte en los años 60, con la intención de deforestar la selva vietnamita y dejar al descubierto a las tropas enemigas, ocultas entre la frondosidad de la vegetación. Se estima que un millón de vietnamitas y unos 100.000 americanos han muerto o has sufrido graves problemas de salud a causa del contacto con este agente naranja. ¿Siguen teniendo dudas del trato de favor que puede tener esta empresa por parte de Estados Unidos? ¿Y de sus pocos escrúpulos?

La importancia de Monsanto

Pues aquí no termina la historia, ya que recientemente Monsanto ha comprado el mayor ejército de mercenarios del mundo, conocido como Blackwater. Ese mismo ejército que salió a la luz tras multitud de denuncias de abusos en la guerra de Irak (masacres de civiles, etc.). Monsanto se justifica afirmando que es para realizar un seguimiento de “información pública” de sus opositores, sin embargo se ha filtrado información de que el principal motivo de ello fue espiar a activistas y opositores en contra de los transgénicos, infiltrándose en sus organizaciones para desestabilizarlas. Sin embargo, hay un motivo oculto de esta alianza que apunta a la utilización de la fuerza para despoblar las selvas sudamericanas con la intención de deforestarlas y convertirlas en campos para la producción de soja transgénica.

Actualmente, uno de los productos estrella de Monsanto es el Roundup, un herbicida que no difiere mucho de ese agente naranja de la “Guerra Fría”, con el cual se rocía la gran mayoría de la producción mundial de soja que consumimos. Pero ahora viene la sorpresa: Monsanto es también el productor de la semilla de Soja Roundup Ready (RR), la soja transgénica resistente al efecto del Roundup más utilizada en todo el mundo. Para colmo la tiene patentada, obligando a los agricultores a pagarle un canon por su uso, ya sean semillas compradas directamente o utilizadas de la cosecha anterior. Este monopolio permite, por ejemplo, que el precio de la semilla de soja RR haya aumentado su valor un 230% en la última década. De esta manera se cierra el círculo y… ¡negocio redondo!

La producción de soja en Argentina

Argentina es el ejemplo del éxito del modelo de cultivo de la soja RR, con el 61% de toda su cosecha como soja RR. Pero un preocupante suceso ha hecho a los argentinos replantearse esta situación. En un pueblo agrícola de unos 5.000 habitantes, productor de soja transgénica rociada con glifosato durante 25 años, se han diagnosticado hasta el momento 220 nuevos casos de cáncer y un aumento de nacimientos con deformidades ¡220 casos de cáncer en 5.000 personas!

El estudio: los efectos de los productos modificados genéticamente

Tras evidencias como esta, en Europa nos pusimos manos a la obra y se publicó un estudio muy concluyente. Se utilizaron para ello 200 ratas divididas en 3 subgrupos, a un subgrupo se le dio un tipo de maíz modificado genéticamente, al segundo se dio ese mismo maíz tratado con Roundup y al tercero se dio maíz no modificado genéticamente, pero tratado con el mismo herbicida. El resultado fue que las ratas que consumen los dos productos juntos mueren antes y sufren cáncer con mayor frecuencia que las demás.

Actualmente en Europa solo se permite el cultivo de una variedad de maíz transgénico (MON810), al que solamente le han abierto sus fronteras 8 países europeos. Desgraciadamente España es uno de ellos, y junto a Portugal es la responsable del 90% de la producción europea de este maíz. Sin embargo, el 98% de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) se concentra en 10 países, encabezados por Estados Unidos (43,1%), Brasil (18,9%) y Argentina (14,8%), y entre los que no se encuentra España.

Pero tristemente existen informes de organismos competentes, como es la Comisión Europea, donde no se encuentra ninguna ventaja económica para los agricultores derivada del cultivo de soja transgénica RR con respecto a la soja no transgénica. Por tanto, la única parte que sale beneficiada es la industria y, en este caso, la empresa que posee el monopolio de la soja RR: Monsanto.

La dificultad de evitar la soja

La soja forma parte de la gran mayoría de productos procesados del mercado, por lo que no es suficiente con evitar su consumo directo, sino que habrá que procurar evitar la mayoría de productos envasados. Además, otro aspecto que debemos vigilar en este sentido es la carne, huevos y lácteos que consumimos, ya que el 80% de la producción mundial de soja se utiliza como alimento para los animales de granja.

Por todo esto, la “mafia de la soja” no me deja más alternativa que continuar en el mismo camino, promocionando una alimentación natural, ecológica y sostenible; basada en alimentos naturales, de temporada y de la zona; procurando conocer el modus operandi de los agricultores y ganaderos a los que compro; y evitando, en la medida de lo posible, todo producto procesado.

0
Categorizado en: Dietética y Nutrición

5 Comentarios

  1. Pilar Gav dice:

    Lo de la Monsanto es espeluznante e increíble. No sé qué es más increíble si su absoluta falta de escrúpulos o su poder en el mundo. En Irak consiguieron que se aprobase una Ley por la que se prohibía a los agricultores sembrar sus propias semillas y debían comprarlas a las multinacionales (la más importante, la Monsanto).
    Os recomiendo el libro “Nuestro Veneno Cotidiano”, de Marie-Monique Robin. Es como una novela policíaca de conspiraciones y muertes colaterales… pero en la realidad.
    Gracias a Juan Carlos por sus publicaciones, y un saludo a todos,
    Pilar

    0
  2. Pilar Gav dice:

    En realidad, preferiría que no se publicase este comentario. Lo que pretendo es ponerme en contacto con Juan Carlos Benavente.
    Juan Carlos: lo primero quiero para agradecerle su información. Acabo de descubrir ésta web y leer sus artículos sobre los 5 venenos y sobre la soja. Me han gustado mucho y quisiera comentarle algunas cosillas por si le interesan y quiere investigarlas de cara a futuros artículos. No pretendo enseñarle nada, pero tiene usted muy buenos artículos, y si tiene más información, más puede ayudar a otros.
    En cuanto a la Monsanto. Es una realidad espeluznante, ya he leído sobre ellos y visto documentales. ¿ha leído usted “Nuestro Veneno Cotidiano”, de Mari-Monique Robin? Es un tocho (yo estoy en el principio) pero es interesantísimo; me río de cualquier novela policíaca.
    En cuanto a la osteoporosis ¿ha visto documentales o leído algún libro de Ana Mª Lajusticia? esta mujer es sencillamente fantástica y un vivo ejemplo de que lo que difunde funciona. A sus 89 años de edad no lleva ni bastón, cuando con treinta y tantos años tenía una osteoporosis tán severa que no le permitía hacer vida normal, además de muchos otros problemas de salud. Le adjunto un enlace http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-entrevista-ana-maria-lajusticia/1679699/ y tiene muchos más en YouTube. Además, le recomiendo dos de sus libros “Vencer la Osteoporosis” y “El Magnesio, Clave para la Salud” (cada uno de ellos, se puede leer en un par de días).
    Además, como verá en alguna entrada que he hecho en su web en el día de hoy, puedo decirle que, en el último año, he corregido mis arritmias tomando ajo prensado en ayunas (y sin mal aliento), he corregido el colesterol con infusiones de Stevia (el azúcar de Stevia no sirve para ello), y con Magnesio he corregido las molestias de artrosis de mis nudillos y también un nódulo mamario de 6 mm. Por último, aparentemente (es muy reciente para cantar victoria) han desaparecido los anticuerpos que provocaban mi hipotiroidismo autoinmune, tras mes y medio de dieta sin gluten y escasos hidratos de carbono.
    Para cualquier aclaración, puede ponerse en contacto conmigo en pilgav67@mail.com
    Espero no haberle parecido una “listilla”; en realidad, sólo hace un año que he descubierto el increíble mundo de las terapias naturales, y sólo quiero dar de lo que recibido.
    Gracias por la información que comparte. Un cordial saludo,
    Pilar

    0
  3. MERCEDES PECELLIN MUÑOZ dice:

    Buenas tardes Juan Carlos. Me parece verdaderamente escandaloso que se comercialicen productos de estas características, con la autorización de los gobiernos. Y lo peor de todos es que los ciudadanos no somos conscientes de los venenos que ingerimos diariamente. Necesitamos información detallada del proceso de elaboración de lo que comemos y una legislación mucho más dura al respecto.

    0
  4. RAFAEL GRACIA NAVAS RAFAEL GRACIA NAVAS dice:

    Una vez más me quedo sorprendido. La verdad es que hasta llega a asustar, como son capaces de jugar con la salud de la sociedad sin ningún tipo de escrúpulo, sólo buscando el beneficio económico. Cada vez está más claro que debemos volver a una alimentación más “natural”, volver a consumir los productos tal y como los consumíamos antes de la segunda guerra mundial, tras la cual, según el Dr. David Servan-Schreiber, ésta comenzó a a cambiar (ganando intensivo alimentado por este tipo de producto como la soja transgénica, los 5 venenos blancos, etc.). Todo el daño que producen estos tipos de productos ya lo estamos sufriendo en forma de enfermedades como el cáncer, que cada año aumenta  más y más su tasa de mortalidad en la población mundial.

    0
  5. LETICIA LORENA CARRIQUI SAMBLAS dice:

    Desconocía esta empresa y la historia que tiene tras de sí pero me ha resultado muy curiosa. Gracias

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto