consumo de sal recomendado oms

¿Es buena la sal? Consumo de sal recomendado OMS

Número de visualizaciones
01/03/2016

La sal o científicamente cloruro sódico, es un condimento que aparece a diario en la mayoría de las comidas que realizamos. Este alimento, podría ocasionarnos riesgos en la salud tanto si no se consumen las cantidades mínimas como si la tomamos en exceso (que es lo que suele ocurrir en la mayoría de las ocasiones).

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), se podrían evitar alrededor de 1,7 millones de muertes al año producidas por un consumo excesivo de este mineral. Otros estudios a su vez demuestran que un consumo muy bajo de sal puede ocasionar la muerte por problemas en el corazón o insuficiencia cardíaca. Entonces, cuál es la cantidad de consumo de sal recomendado OMS?

Consumo de sal recomendado OMS: una vía intermedia

Se recomienda una ingesta diaria de 5 gramos de sal. Los niveles de sodio contenidos en 5 gramos es de 2,3 g que será la ingesta diaria recomendada. Es importante acompañar el consumo de este mineral con potasio; lo recomendable son 470 mg al día. El problema al que nos enfrentamos, es que la mayoría de las personas consume en exceso sodio y en defecto potasio.

A su vez la OMS, advierte que el consumo de sal en ocasiones se produce de manera inconsciente, ya que en la mayoría de los países esta procede de alimentos procesados (alimentos conservados en salazón, embutido, bacon, queso, aperitivos salados, caldos preparados, … e incluso pan).

Para mitigar el consumo excesivo de sal, es importante consumir potasio presente en frutas y verduras.

Los beneficios de un consumo adecuado de sal

  • Contiene dos minerales que son esenciales para el organismo como son el sodio (Na) y el cloro (Cl).
  • Importante para los fluidos como la sangre.
  • Los electrolitos que nos proporciona son necesarios para la transmisión de señales eléctricas de los nervios.
  • Es de gran importancia para que las células absorban nutrientes.

Los inconvenientes de un consumo desproporcionado

  • Hipertensión arterial.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Insuficiencia renal, ya que el sodio dificulta la función de los riñones y predispone la formación de piedras en el riñón.
  • Retención de líquidos, que provoca el empeoramiento de los riñones, el corazón y el hígado.
  • Osteoporosis, debido a la pérdida de calcio en la orina debido al consumo de sal.

En defecto:

  • Calambres.
  • Mareos, náuseas y desmayos.

Es por ello importante que tengamos un consumo adecuado de sal en nuestra dieta, evitando salsas y alimentos procesados ricos en este nutriente y a su vez introducir alimentos ricos en potasio como frutas y verduras.

1+
Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto