Realfooding y comida real

Realfooding, el movimiento que arrasa en redes sociales

Número de visualizaciones

POR

Verónica Vivancos Gómez
EDUCACIÓN:
  • Doctora en Farmacia por la Universidad de Valencia.
  • Máster Oficial en Investigación y Uso Racional del Medicamento en la Universidad de Valencia.
  • Licenciada en Farmacia en la Universidad Miguel Hernández de Elche.
EXPERIENCIA:
  • Profesora departamento Sociosanitario de INESEM Business School.
  • Farmacéutica adjunta: dispensación de medicamentos, atención y seguimiento farmacoterapéutico.
  • Vocal de organización de congresos científicos. Secretaria técnica, miembro del comité científico-técnico.
ESCRIBE SOBRE:Sanidad • Salud • Oficina de farmacia • Medicamentos • Cosmética • Piel • Obesidad • Farmacología
Doctora en Farmacia sobresaliente cum laude. Cuenta con experiencia investigadora y en atención farmacéutica. Actualmente ejerce como Profesora en el Departamento Biosanitario en INESEM.

Si sueles navegar por las redes sociales, quizás hayas visto en alguna publicación el término realfooding o realfood. Pero, ¿de qué se trata realmente? ¿Es una nueva dieta? ¿Es efectiva en la pérdida de peso? ¿Se puede aplicar a cualquier edad?. A continuación, se van a esclarecer estos conceptos que, en realidad, llevan con nosotros toda la vida. Yo diría que es volver a la dieta de nuestros antepasados, aquella que se basaba en alimentos naturales o casi natural. Sería una especie de retrofooding.

La educación alimentaria se está perdiendo en las presentes generaciones. La población no sabe qué es un alimento real ni cómo cocinarlo. Debido al estilo de vida acelerado de la población, el estrés, las prisas, se acostumbra a comer alimentos preparados o ultraprocesados.

Estos, presentan un gran número de sustancias artificiales que no ayudan en la consecución del estilo de vida saludable. Este movimiento lucha contra la realidad para intentar volver a la alimentación natural de nuestras abuelas en la que la mayor parte de los alimentos eran naturales.

El Realfooding es, por tanto, un estilo de vida basado en comer natural y evitar los ultraprocesados. Es una revolución que lucha contra el lado oscuro de la industria alimentaria.

Por esto, vamos a aclarar que es la comida real y porqué es tan importante evitar los ultraprocesados en la dieta. Si empiezas a cambiar tu alimentación podrás notar los efectos a corto plazo.

¿Qué es la comida real?

Estamos acostumbrados al término de alimentación saludable, el cual sostiene que los alimentos que se ingieren deben aportar los nutrientes necesarios de forma equilibrada. Pero el término realfooding va más allá, defendiendo que la salud tiene que ver con la naturaleza de los alimentos, que son mucho más que la suma de sus nutrientes y calorías.

Los alimentos tienen una matriz alimentaria compleja, la cual es saludable en su forma natural o con un grado mínimo de procesado. El nivel de procesado de las materias primas altera al alimento y tiene repercusión en nuestra salud.

De aquí surge el concepto de realfooding o alimentación real, la cual se basa en comida real. La comida real o natural sería aquella que se obtiene directamente de la naturaleza o tras un procesado mínimo.  Serían: frutas, hortalizas, verduras, legumbres, tubérculos, huevos y cereales integrales. También frutos secos, semillas, pescados, marisco, carnes, aceites vírgenes, café, cacao, infusiones, hierbas y especias.

Como estaréis pensando, hoy en día es muy difícil que nos alimentemos únicamente con productos naturales, por lo que los alimentos procesados de forma mínima también son aceptados en el realfooding. Estos conservan sus características y su calidad nutricional. En este grupo estaría la leche, los aceites vírgenes, el café preparado, los embutidos naturales, etc.

Realfooding como estilo de vida

Evitar los productos ultraproceasdos. Clave para el realfooding.

Los productos ultraprocesados se pueden encontrar en grandes cantidades en los supermercados. Se suelen presentar en envoltorios llamativos y letras que atraen al usuario. Además, el etiquetado contiene una larga lista de ingredientes.

Antes de llegar al usuario, estos alimentos sufren un proceso en el que se les añade, mezcla, texturiza o retira algún ingrediente. Esto se traduce en un producto de baja de calidad que se vende como alimento pero que puede provocar efectos perjudiciales en nuestro organismo debido a las sustancias artificiales que le acompañan. En realidad, es lógico, si a un alimento natural, le añades conservantes, colorantes, grasas, sal, aceites, emulgentes, etc. Este deja de ser lo que era para convertirse en un producto, que si bien, va a aportar sustento energético, pero pude que no cubra las necesidades nutricionales o incluso perjudique la salud.

Por tanto, se recomienda evitar estos productos debido a:

  • Son ricos en azúcares añadidos, sal, aditivos y grasas refinadas.
  • Son hiper-palatables, es decir inhiben nuestros mecanismos naturales de saciedad. Por esto tenemos la sensación de querer más cuando tomamos productos de este tipo.
  • Suelen ser hiper calóricos.
  • Sustituyen el consumo de alimentos reales.

Estos alimentos serían: zumos envasados, refrescos, bollería, pan blanco, galletas, hamburguesas, patatas fritas, salsas comerciales, helados, pizzas y cualquier otro alimento con añadidos.

Conoce el realfooding

Etiquetado de los alimentos. Elemento clave para el realfooder.

Como se ha comentado, el etiquetado de los alimentos es clave para diferenciar un alimento real de un ultraprocesado. Hay que tener una idea clara: a mayor composición, mayor nivel de procesado.

El envoltorio de un producto ultraprocesado siempre va a ser atractivo para resaltar entre la gran cantidad de productos del supermercado. Algunos de los reclamos que aparecen en el envase son “bajo en sal”, “sin azúcar”, “0% grasa”, “producto integral”, “reduce el colesterol”, “sin aditivos”; sin embargo, este etiquetado no refleja habitualmente la composición real del producto.

Pero es en la etiqueta, donde aparece el listado de los verdaderos ingredientes. Este suele estar escrito en letra pequeña y con palabras demasiado técnicas para la población en general. Pero no se puede hacer nada al respecto, ya que la legislación así lo permite.

La próxima vez que vayas al super fíjate en las etiquetas y comprobarás que de toda la composición de los ultraprocesados, sólo un porcentaje mínimo pertenece al alimento y el resto son sustancias añadidas para mejorar su sabor, aspecto, aroma o alargar su fecha de caducidad.

Beneficios de la comida real.

En un principio, puede parecer un mundo volver a la comida real, pero a largo plazo aporta una serie de beneficios inigualables para la salud. Algunos de los cuales se muestran a continuación:

  • Reduce la probabilidad de contraer o desarrollar ciertas enfermedades como el cáncer, la diabetes tipo II y aquellas relacionadas con el corazón. También se relaciona con un mejor funcionamiento del sistema inmune y hormonal.
  • Aportan una mayor saciedad por lo que mejorarás tu estado de ánimo y reducirás el estrés y ansiedad por la comida.
  • Consiguen una dieta centrada en los alimentos más que en las calorías, ya que nuestro organismo es un sistema biológico y no matemático en el que influyen muchas más cosas que un simple aporte numérico.
  • A largo plazo, el bienestar que produce es mucho mayor que “haciendo dieta”. Consiste en un cambio de hábitos que no debe ser estricto para no caer en la monotonía. Existe una gran variedad de alimentos y recetas para poder seguir una suculenta y variada “realfooding”.

Por tanto, el movimiento “realfooding” reivindica que el alimento es mucho más que la suma de calorías y nutrientes ya que existe una interacción entre nuestro organismo y lo que comemos. Vuelve a la comida tradicional y real, no hará falta que hagas dieta ni pases hambre. Podrás disfrutar de la comida sin sacrificios.

Come comida real y verás cómo tu salud mejora, nunca es tarde para unirse a este movimiento.

1+

6 Comentarios

  1. Ana Marassi Campos dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con la parte de “escrito en letra pequeña y con palabras demasiado técnicas para la población en general” solo aquellas personas que hemos estudiado nutrición y dietética y, relacionados sabemos y conocemos esos términos, es cierto que no mienten a la gente pero se aprovechan de su ignorancia… y como dice es frustrante que la legislación lo permita.

    Un gran artículo que muchas personas deberían leer.

    2+
    • Verónica Vivancos Gómez Verónica Vivancos Gómez dice:

      Estimada Ana,

      muchas gracias por sus palabras. Poco a poco la población adquiere más interés en la nutrición y se informan al respecto. Por lo que en este sentido, hay esperanza.

      Un saludo.

      1+
  2. jose gualterio dice:

    muy buen articulo…esperamos mas

    0
    • Verónica Vivancos Gómez Verónica Vivancos Gómez dice:

      Estimado Jose,
      muchas gracias por dejar su opinión. Nos alegramos de que el artículo haya sido de su interés y le esperamos más a menudo por nuestra revista digital.

      Un saludo.

      0
  3. Pedro Jaramillo dice:

    FELICITACIONES, Buenos artículos.

    0
Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto