¿Qué sabes del kéfir?

11/10/2013

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada con un Master Oficial en Nutrición Humana y Master Universitario en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas. Cuenta con años de experiencia como especialista en áreas de Sanidad, Dietética y Nutrición.

0

2 Comentarios

  1. H. Paúl Cervera García dice:

    ¡Hola M. Irene! Mi experiencia con el kéfir no data de hace mucho, pero sus efectos no tardan mucho en manifestarse. Reconozco que al principio puede chocar su cultivo, eso de tener una especie de coliflor fermentando la leche no es habitual en casa, pero la verdad es que se acostumbra uno rápido y está bastante bueno con un poco de azúcar o frutos secos.

    0
  2. María Irene Pardo María Irene Pardo dice:

    ¡Hola Héctor!

    ¡Qué alegría contar con tu presencia también por aquí! y ¡Qué interesante la experiencia que compartes con todos nosotros!

    Desde luego que al principio puede chocar un poco el ver esos gránulos con forma de coliflor flotando en la leche, pero como bien dices es cuestión de ir acostumbrándose. Comentarte en cuando a la conservación del kéfir que es aconsejable, cada dos semanas, lavar los nódulos y el recipiente en el que se encuentren con agua tibia, no clorada y dejarlo en agua mineral aproximadamente unas doce horas. En el caso de que veas que alguno de los nódulos adquiere un color amarillento, debes desecharlo y conservar sólo los que mantengan su aspecto original.

    Asimismo, me alegra contar con el testimonio de alguien que ha probado el kéfir (porque demuestra que no se trata de una cuestión baladí) y ha podido comprobar sus beneficios, derivados de su carácter probiótico y de las modificaciones que produce en la leche.

    Como buen alimento probiótico, y tal como hemos visto en el post, ayuda a regenerar la flora intestinal, mejora la digestibilidad, se indica en la indigestión, en el estreñimiento, en la diarrea y en la potenciación de nuestro sistema inmunológico.

    Muchos pensarán que es una contadicción el que esté indicado tanto para el estreñimiento como para la diarrea, pero no, no se trata de un error. Ambas patologías se ven mejoradas en función del tiempo que se hayan dejado los gránulos en la leche.

    Si se cuela a las 24 horas, la leche kefirada ejerce un ligero efecto laxante, mientras que si se deja más tiempo, además de acidificarse más por el efecto de la fermentación, se vuelve astringente.

    Muchas gracias Héctor de nuevo por tu comentario, y espero contar con más experiencias y opiniones por estos lares.

    Un abrazo y nos leemos pronto 😉

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nutrición Infantil INESEM

Nutricion Infantil: nutrientes y proporciones recomendadas

Es importante que los padres y tutores del niño adquieran conocimientos adecuados en nutrición infantil siendo de de vital importancia para su desarrollo.

Lesiones deportivas INESEM

Lesiones deportivas, prevenirlas es posible.

Veremos como es posible prevenir las lesiones deportivas, a que son debidas y como es posible disminuir el riesgo de padecerlas. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR