fortalecer suelo pelvico

Fortalecer el suelo pélvico: porqué es importante

26/05/2014
Número de visualizaciones

Habréis escuchado en muchas ocasiones las palabras “fortalecer suelo pélvico” en referencia principalmente a las mujeres y sobre todo relacionada con el parto o con la prevención de la incontinencia urinaria por esfuerzo en la edad adulta, bien a través de este post vamos a profundizar un poco en qué es el suelo pélvico y su importante utilidad.

Las mujeres al igual que los hombres tienen suelo pélvico, no es algo exclusivo de la mujer, aunque sí es diferente en ella, por tener más estructuras, especialmente las del aparato reproductor femenino que dependen de la estabilidad del suelo pélvico.

Fortalecer el suelo pélvico: aprende como se compone

El suelo pélvico lo componen una serie de músculos que a modo de “cúpula invertida” se encargan de dar sostén a las estructuras que se encuentran en esta zona: ovarios, útero, vejiga y recto en la mujer; y vejiga, próstata y recto en el hombre. En contra de lo que se puede pensar estas estructuras no están sujetas por ninguna parte del esqueleto óseo, sino que son sujetadas gracias a esta red de ligamentos y músculos que forman el suelo pélvico.

Por lo que el suelo pélvico de la mujer tiene la función de sujetar más estructuras, así como el feto cuando está embarazada, es por este motivo por el que se suele relacionar el suelo pélvico con la mujer y especialmente con el embarazo y el parto, ya que adquiere una gran importancia en la gestación y especialmente en la fase del expulsivo en el parto.

Los músculos que forman el suelo pélvico se anclan a dos estructuras óseas, que son el cóccix en la parte final de la columna vertebral y el pubis, hueso central que forma la pelvis (aunque también  pueden anclarse en otras zonas de la pelvis como por ejemplo el ílion) formando una cúpula invertida. Destaca el músculo elevador del ano que tiene tres haces: el músculo puborrectal que va desde la parte posterior del pubis al recto, el músculo pubococcígeo que abarca desde la parte posterior del pubis al cóccix y que es un haz muy importante, y el músculo iliococcígeo que va desde  la zona ósea de la pelvis denominada ílion al cóccix. Estos músculos junto con los del triángulo urogenital formado principalmente por los músculos bulboesponjoso, isquiocavernoso y el transverso profundo del periné son los que se encargan del sostén y la estabilidad del suelo pélvico. Cuando estos músculos se encuentran bien contraídos y con un buen tono muscular contienen el suelo pélvico de forma correcta, si por el contrario se encuentran debilitados ya sea por un embarazo, un parto o bien por el efecto de la edad, se pueden producir prolapsos (salida de las estructuras pélvicas por la vagina) o bien incontinencia urinaria de esfuerzo, que es la emisión incontrolable de orina al realizar un esfuerzo como toser, estornudar o cargar peso (tipo de incontinencia más abundante en el sexo femenino postparto y en edad avanzada).

Cómo fortalecer el suelo pélvico

Estos músculos se pueden fortalecer para disminuir su debilitamiento, para ello se recomiendan los ejercicios de Kegel, unos ejercicios que se basan en contraer y relajar el suelo pélvico en series para fortalecerlo, además se pueden utilizar accesorios como el uso de bolas terapéuticas, conos, pesarios o bien la Telerehabilitación del suelo pélvico, una nueva forma de fortalecer y rehabilitar el suelo pélvico que ya ha encontrado muchas seguidoras, ya que es un sistema de entrenamiento cómodo que se puede realizar en casa y con el que se obtiene la evolución y fortaleza que va adquiriendo el suelo pélvico, una herramienta que en consonancia con las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs) ya se ha introducido en algunas unidades hospitalarias de Rehabilitación del Suelo Pélvico.

Sea cual sea la forma en la que se fortalece el suelo pélvico es recomendable realizarlo desde la edad adulta joven hasta la senectud de forma preventiva. El suelo pélvico está formado por músculos y como tales se pueden entrenar para mejorar su fuerza y resistencia. ¡Cuida tu suelo pélvico!

0
Categorizado en: Salud

2 Comentarios

  1. Meli dice:

    Me ha gustado mucho el artículo. ¿Dónde se pueden adquirir las bolas terapéuticas?Gracias

    0
    • Verónica Vivancos Gómez Verónica Vivancos Gómez dice:

      Estimada Meli,
      las bolas las puede comprar en farmacias y parafarmacias.

      Muchas gracias por visitar nuestra revista y por sus palabras.

      Un saludo.

      1+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto