por qué tosemos

¿Por qué tosemos?

05/12/2012
Número de visualizaciones

¿Por qué tosemos?

Hace poco leí en un lugar una frase que definía de una forma coloquial y clara  a este mecanismo reflejo que tanto sufrimientos y quebraderos de cabeza da a los que la padecen: “la tos es como el perro guardián de los pulmones que los protege de intrusos o enemigos internos”. Y es que a diferencia de lo que pueda parecer, la tos es un mecanismo de defensa efectivo que protege las vías respiratorias dejándolas libres, limpias y en buenas condiciones.

En las personas sanas se considera un ejercicio de higiene que ocurre cada cierto tiempo pero que se  convierte en patológica cuando es recurrente y persistente pudiendo ser sinónimo de alguna enfermedad o trastorno; pero ¿cómo se produce?

Se trata de un mecanismo reflejo (aunque se puede controlar voluntariamente) que tiene como objetivo limpiar y desatascar las vías respiratorias de un exceso de mucosidad y de partículas contaminantes (polvo, polen, microorganismos…etc) que puedan irritarlas.

Se activa por una infección (gripe, resfriado común …etc), secreciones y exceso de mucosidad o algún cuerpo extraño que desencadenan de forma automática una violenta contracción del diafragma y los músculos del abdomen. A través de un movimiento brusco de salida de aire a presión y a gran velocidad (puede llegar hasta los 160 km/h) consigue eliminar estos elementos dejando libres las vías de los pulmones.

Tipos de tos

Tos seca o no productiva

Es una tos fuerte y sin expectoración  (sin segregación de flema) que se produce cuando se irritan las vías respiratorias como consecuencia de penetración de cuerpos extraños, laringitis, inflamación de la mucosa bronquial (bronquitis), resfriados incipientes, enfermedades pulmonares o como efecto secundario de algunos medicamentos.

Tos productiva

Es una tos con expectoración. Sus síntomas característicos son mucosidad, opresión en el pecho, estertores al inspirar y que empeora fundamentalmente por la mañana. En este tipo de tos puede aparecer un moco cristalino (asociado a infecciones por virus, sequedad ambiental, polvo, asma…) o bien con cierta coloración: amarillenta, verdosa (sugiere infección por bacterias), marrón, gris (el humo, la contaminación atmosférica, los pequeñas gotas de sangre procedente de los pulmones y las vías respiratorias pueden teñir la mucosidad con esta coloración), rosa (en personas asmáticas) o espumosa( que suele aparecer en ciertas enfermedades como la neumonía o el reflujo gastroesofágico).

Tos aguda

Cuando persiste menos de tres semanas de duración.

Tos crónica

Cuando una tos persiste más de tres semanas decimos que es crónica y puede ser debida a una enfermedad latente que supera los mecanismos de defensa.

Tratamiento de la tos

En términos generales cuando la tos no es demasiado molesta y favorece la expectoración los especialistas no recomiendan el uso de ningún medicamento para tratarla, aconsejan más bien ingerir mucho líquidos y bebidas calientes así como mantener el ambiente con humedad suficiente. Sin embargo cuando la tos es más persistente, extenuante y sin secreciones se aconseja eliminarla.

Para el tratamiento de la tos encontramos en la Farmacia cuatro grandes grupos de medicamentos que pueden ser utilizados para paliar este síntoma:

  • Antitusígenos directos

como la codeína y el dextrometorfano que actúan a nivel del centro regulador de la tos ubicado en el cerebro suprimiendo su aparición. La codeína es un alcaloide que a dosis inferiores a las analgésicas posee el citado efecto antitusígeno pero cuyo uso está reservado sólo a casos especiales debido a sus efectos secundarios (náuseas, vómitos, estreñimiento…etc) y a una potencial capacidad adictiva. El dextrometorfano sin embargo carece del efecto adictógeno y su eficacia para la supresión de la tos es similar.

  • Expectorantes

aumentan las secreciones traqueobronquiales a través de un mecanismo de fluidificación  que promueve la expectoración. Entre este grupo de fármacos encontramos la guafenisina, cloruro de amonio, yoduro potásico, aceites esenciales de eucalipto, mentol …etc.

  • Mucolíticos

facilitan la eliminación de la mucosidad al modificar su consistencia haciéndola menos espesa (N-Acetilcisteína, carbocisteína, bromhexina, ambroxol).

  • Descongestionantes

suprimen la producción de la mucosidad que estimula el reflejo de la tos (Seudoefedrina, fenilpropanolamina, fenilefrina).
Además para actuar sobre la irritación faríngea se recomienda tomar pastillas para chupar que suelen llevar en su composición algún antiséptico, suavizantes y en ocasiones mentol.

Remedios naturales por la tos (que funcionan de verdad)

Sin embargo si no queremos recurrir a la medicación existen una serie de remedios naturales y de todos los tiempos que pueden ayudarnos a mitigar la tos:

  • Zumo de miel y limón

la miel suaviza la garganta   calmando su irritación y disminuyendo la necesidad de toser. En los bebés está desaconsejado su uso.

  • Cebolla

Su contenido en azufre hacen de esta hortaliza uno de los remedios naturales más eficaces para luchar contra todo tipo de procesos infecciosos del aparato respiratorio.  Puede usarse picada en un recipiente sobre la mesita de noche para calmar la tos nocturna o en jarabe; para su elaboración será necesario llevar a hervir dos cebollas cortadas en cuartos en un litro de agua durante 15 minutos, tiempo tras el cual añadimos la miel o azúcar moreno. Colamos la mezcla resultante y obtenemos un jarabe que podemos beber 3 veces al día. Es aconsejable añadir zumo de limón para mejorar su sabor.

  • Eucalipto

Es un excelente suavizante para la garganta, además calma la irritación en los bronquios que produce la tos. En este caso se recomienda hervir unas cuantas hojas e inhalar repetidamente los vapores que emanen de la infusión.

  • Ajo

potente bactericida natural por sus compuestos ricos en azufre y por tanto muy útil para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis…etc) así como la tos de origen bacteriano con funciones de expectorante. Para utilizarlo con este fin bastará con machacar varios dientes de ajos dejándolos macerar toda la noche con un poco de aceite de oliva y tomillo. Por la mañana, en ayunas bastará con tomar una cucharada de este preparado para aflojar la tos.

  • Laurel

indicado para la tos seca, suele tomarse en infusión o en forma de vaho con una preparación similar a los vapores de eucalipto.

Recomendaciones generales para la tos

En cualquiera de los casos (tratamiento farmacológico o natural) es fundamental una buena hidratación, que a veces resulta mejor que cualquier otro remedio, tanto ingerida en forma de líquidos (tes, infusiones, agua) como ambiental. Además ante cualquier signo o síntoma extraño y toses que se prolonguen en el tiempo es aconsejable acudir al médico para tener un diagnóstico preciso.

1+
Categorizado en: Salud

3 Comentarios

  1. María Irene Pardo María Irene Pardo dice:

    Muchas gracias por su comentario y por su participación.
    Un saludo

    0
  2. María Irene Pardo María Irene Pardo dice:

    ¡¡Buenos días Natalia!!

    Gracias por la información ¡Qué interesante aportación!. Efectivamente ARKOTUX es un preparado indicado para paliar este síntoma, porque precisamente la hiedra actúa como expectorante al irritar la mucosa de los bronquios aumentando la producción de secreciones. También provoca la relajación del músculo liso bronquial gracias a su efecto antiespasmódico.

    Después de leer su comentario estuve buscando  más información y encontré que se han realizado distintos estudios con la hiedra y su efecto sobre la tos obteniéndose muy buenos resultados. En uno de ellos se utilizó en forma de extracto en gotas y en jarabe en niños. Al final del estudio los principales síntomas de rinitis, tos y moco viscoso se vieron reducidos en un 93,94 y 98% de los casos.

    Sumemos pues a la lista de remedios caseros los preparados a base de esta planta trepadora, recordando que siempre antes de tomarla es preciso consultar al personal sanitario correspondiente.

    ¡Un saludo y muchas gracias por participar!

    0
  3. natalia.pozo.romero dice:

    me gusta este tema tomo apuntes lo de la cebolla lo sabia pero lo del ajo no ademas tengo q comentarte sobre un jarabe expectorante habase de hierbas  se llama arkotux facilita la expulsion de las flemas tratamiento asociado a las afecciones benignas de las vias respiratorias esta hecho con hojas de hiedra y sauco  un saludo

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto