Nueva píldora anticonceptiva masculina

Todo lo que debes saber sobre la nueva píldora anticonceptiva masculina

Número de visualizaciones
29/06/2018

Actualmente los medios de anticoncepción masculina se reducen a dos, el preservativo y la vasectomía. Ambos métodos presentan inconvenientes ya que aunque el preservativo constituye un método reversible, eficaz frente a la transmisión de infecciones y de fácil adquisición, puede resultar ineficaz en ocasiones debido a una posible rotura. Por otra parte, la vasectomía es realmente eficaz pero es una técnica invasiva e irreversible. Por todo esto, surge la necesidad de ampliar horizontes y buscar nuevos métodos de contracepción  como una píldora anticonceptiva masculina.

¿Te lo habías planteado alguna vez? Seguramente sí. Al ser algo tradicionalmente asociado a la mujer sería algo realmente revolucionario. ¿Y si te dijeran que está más cerca que nunca de hacerse realidad?

Los resultados de un estudio llevado a cabo en el Centro Médico de Washington arrojan nueva luz a este asunto. La autora principal del estudio fue la doctora Stephanie Page, una endocrina de la Escuela de Medicina de Washington. Para poner a prueba la efectividad de esta píldora anticonceptiva masculina, la investigación incluyó a cien hombres sanos de entre 18 y 50 años.  Entre estos participantes, se probaron diferentes formulaciones y dosis de la píldora.

A continuación, te desvelamos todos los aspectos que debes conocer acerca de esta nueva píldora anticonceptiva masculina.

Composición de la nueva píldora anticonceptiva masculina.

Esta  nueva píldora experimental se denomina DMAU (dimethandrolone undecanoato) por su composición. Consiste en una píldora hormonal combinada, semejante a los anticonceptivos orales femeninos de uso diario.

La principal diferencia entre ellas radica en que las píldoras femeninas combinan estrógeno con una hormona esteroide y DMAU sustituye el estrógeno por testosterona.

DMAU se une tanto a los receptores del andrógeno como a los de la progesterona, lo cual lo postula como un magnífico y único agente anticonceptivo masculino.

Hasta el momento, las formas farmacéuticas de testosterona vía oral, presentaban dos grandes inconvenientes, la inflamación del hígado y una rápida excreción del organismo. Esto hacía necesaria la realización de dos tomas diarias para asegurar su correcto funcionamiento.

Con la llegada de DMAU se daría solución a este último inconveniente al contener undecanoato. La razón es que este ácido graso de cadena larga disminuye la velocidad de excreción del fármaco, por lo que la dosis necesaria se reduciría a una sola toma diaria.

Para evaluar la efectividad de DMAU, en el estudio se realizaron pruebas con diferentes dosis del fármaco, 100, 200 y 400 miligramos. Además se utilizaron dos fórmulas diferentes de cápsulas entre los participantes. Los mejores resultados fueron obtenidos con la dosis de 400 miligramos. Según la propia Sociedad Endocrina, aquellos participantes que tomaron la dosis más alta de DMAU mostraron un claro bloqueo de su testosterona, así como de otras hormonas necesarias para la espermatogénesis.  Por su parte, las otras dosis (100 y 200 mg) no reportaron efectos tan marcados en primera instancia.

Además, el estudio mostró que cuando se administró DMAU con una comida rica en grasas la absorción y las concentraciones séricas aumentaron en comparación a cuando se administró en ayunas.

Efectos secundarios del nuevo anticonceptivo masculino.

Esta no es la primera vez que se prueba un anticonceptivo hormonal en hombres. En 2016, un estudio analizó la efectividad de la administración de  inyecciones combinadas de testosterona y progesterona cada ocho semanas.

Los participantes fueron hombres sanos de entre 18 y 38 años y sus parejas. Ninguno de ellos tenía problemas de fertilidad conocidos en el momento. Los resultados mostraron la anulación casi completa y reversible de la espermatogénesis y una eficacia anticonceptiva satisfactoria tomando como referencia otros métodos anticonceptivos reversibles.

Sin embargo, este método se asoció a diversos efectos secundarios como acné y trastornos afectivos leves y moderados que incluyeron depresión y alteración de la libido. Debido a estos efectos, algunos de los participantes abandonaron voluntariamente el estudio antes de su finalización.

Por su parte, con la administración de DMAU se ha evidenciado una considerable reducción de muchos de esos efectos no deseados aunque sus participantes también sufrieron algunos.

En concreto, todos ellos presentaron un aumento de peso que osciló entre 1 y 4 kg y una disminución de los niveles de colesterol HDL considerado “bueno”. No obstante, ambos efectos fueron leves.

Además, a todos los participantes se les realizaron pruebas de seguridad. Se llevó a cabo un análisis tanto de los marcadores de la función hepática como de la función renal para comprobar su adecuado funcionamiento. También se comprobó que este nuevo fármaco no ocasionara ningún problema de erección.

¿Cuándo estará la nueva píldora anticonceptiva en el mercado?

De momento el fármaco está en fase experimental, por lo que habrá que esperar aún algún tiempo para poder disponer de esta píldora anticonceptiva masculina. Hasta entonces será necesario seguir utilizando los métodos anticonceptivos más tradicionales.

Investigación de la nueva píldora anticonceptiva masculina

Aunque los resultados de la investigación son prometedores, los autores del estudio se muestran cautos por el momento y reconocen las limitaciones del experimento. Al haberse realizado sobre una muestra reducida, resulta necesario continuar investigando para poder evaluar los posibles efectos secundarios del fármaco a largo plazo sobre la población general. Lo ideal es que el fármaco ocasione el menor número posible de efectos no deseados y reporte algún beneficio a los usuarios.

A tenor de los resultados, se vislumbra que aún queda mucho por hacer hasta alcanzar la efectividad de la píldora femenina. No obstante, esta última tampoco está exenta de efectos secundarios. Una gran parte de las usuarias habituales pueden padecer dolores de cabeza, náuseas, vómitos y mareos al inicio, dolor de senos, manchas faciales y sangrado intermenstrual entre otros.

Desde que la píldora anticonceptiva femenina comenzó a utilizarse alrededor de los años 60, la mayor parte del peso de la contracepción ha recaído sobre el cuerpo femenino. Por tanto, es de agradecer que al fin hombres y mujeres puedan decidir quién utilizará un tratamiento hormonal, valorando con detalle cada caso particular y repartiendo así los efectos secundarios.

De cualquier forma, es conveniente recordar que ni la píldora anticonceptiva femenina ni la futura píldora masculina protegen frente al contagio de las enfermedades de transmisión sexual. Por tanto, sigue siendo necesario la utilización de métodos de barrera para conseguir una protección completa.

Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto