naturopatía medicina natural

Naturopatía: Medicina natural y herramienta terapéutica

Número de visualizaciones
10/05/2016

Existe en nuestro entorno una tendencia al alza en el uso de terapias alternativas para mejorar problemas de salud. Un ejemplo noto la naturopatía, medicina natural.  En los márgenes de la oferta pública en la Unión Europea, se está desarrollando cada vez con más fuerza una realidad privada compuesta por una red de profesionales que, en España, ejercen bajo el epígrafe de Técnicos en Naturopatía.

Las causas del auge de estas terapias se deben en parte a una crisis del modelo biomédico occidental, que en ocasiones se muestra incapaz de mejorar problemas de salud como las dolencias crónicas o las degenerativas. Aunque el avance de la medicina convencional en áreas como cirugía, trasplantes o  control de enfermedades infecciosas es innegable, también es cierto que la reducción del cuerpo humano a su más pura biología deja de lado procesos socioculturales, emocionales o espirituales que también influyen en el continuo salud-enfermedad.

Etnomedicina

La antropología define la etnomedicina como la medicina propia de un grupo o cultura determinado, reconociendo así que los sistemas terapéuticos se constituyen y desarrollan en base a características culturales.  Bajo este prisma la medicina occidental sería una etnomedicina más, como la medicina tradicional china o la medicina mapuche mejicana.

En general,  las medicinas tradicionales y naturales prestan más atención al cuerpo como realidad holística, como un todo complejo compuesto de sistemas interrrelacionados y que no se pueden parcelar. Todas las partes se relacionan, y habrá que tener en cuenta todos los aspectos de la vida humana para mejorar la falta de salud. ¿Cómo se definen entonces las terapias naturales o la naturopatía en nuestro sistema?

Naturopatía

La naturopatía es un conjunto heterogéneo y muy amplio de terapias que no se consideran parte  de la medicina convencional, e incluyen tanto terapias de culturas tradicionales como terapias surgidas en Occidente hace no demasiados años (véase el caso de la homeopatía, surgida en 1796). Esta heterogeneidad hace difícil el control o regulación de estas prácticas, ya que sus preceptos y técnicas son totalmente distintos.

Se distinguen distintas áreas de actuación de la naturopatía, tales como la naturopatía alimentaria, la fitocomplementaria, la manual o la energética.  Poco tienen que ver entre sí la osteopatía, la homeopatía y el reiki, aunque todas se engloben dentro de este concepto. La clasificación puede atender a diferentes criterios, pero ese no es el objeto de este post.

No hay que confundir la naturopatía con la fitoterapía 

Situación legal en España

La naturopatía se considera enseñanza profesional perteneciente al ámbito privado. La formación profesional privada dota de títulos para muy diversas prácticas que se recogen en el Catálogo Nacional de Ocupación del INEM bajo el epígrafe de Técnico en Naturopatía.

Existe una Federación Española de Asociaciones Profesionales de Naturópatas (FENACO) que trabaja por la visibilización, puesta en valor y regulación de estas prácticas terapéuticas, y también la Asociación de Profesionales y Autónomos de las Terapias Naturales (COFENAT), vinculada estrechamente a la primera.

Futuro de la naturopatía, medicina natural

La validez de las terapias alternativas está siendo cuestionada y existen cada vez más estudios que demuestran su eficacia o echan por tierra sus resultados, atribuyéndolos al efecto placebo mayoritariamente.  Si un sistema terapéutico es útil cuando resuelve o ayuda a resolver problemas de salud, ¿cómo regularemos las terapias alternativas? ¿En base a criterios científicos o por la validez terapéutica y a la vez existencial que sus usuarios refieren?

El debate es complicado, pero quizás la idea que cobra cada vez mayor fuerza y que bajo mi punto de vista es más interesante es la de complementariedad. La convivencia entre medicina convencional alopática y terapias naturales o alternativas (dando lugar a la medicina alternativa y complementaria o MAC) sería un buen punto de partida.

La medicina convencional tendrá que reconocer la existencia de estas prácticas y facilitar que las personas que acudan a ellas lo comuniquen al profesional médico y las terapias alternativas deberán generar mecanismos de control, con registro de indicaciones y contraindicaciones, proporcionando así pruebas de seguridad y eficacia de estas prácticas.

La Organización Mundial de la Salud publicó en 2014 la “Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional”, un plan que durante 9 años hará una apuesta por la clasificación y regulación de estas prácticas, lo que demuestra que el camino hacia el reconocimiento de las terapias alternativas que demuestren ser efectivas terapéuticamente ha comenzado.

2+
Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto