mindfulness para personas mayores

Mindfulness para personas mayores: ¿cura al alzheimer?

Número de visualizaciones
14/10/2014

¿Has oído hablar nunca del Mindfulness para personas mayores, como técnica para contrastar el Alzhaimer?

Las personas que trabajamos en el campo de la salud hablamos mucho sobre Mindfulness. Casi cada día aparecen estudios que nos sorprenden en cuanto a los beneficios que aporta. Sin embargo, todavía es muy poco conocido entre la población general. Por eso, voy a explicar brevemente en qué consiste y cómo puede aplicarse a personas que tienen enfermedad de Alzheimer.

Qué es el Mindfulness

Mindfulness o Atención Plena es un entrenamiento mental que consiste en prestar atención de un modo particular: prestamos atención a propósito, en la actividad que estamos realizando en el momento a momento, con una actitud de curiosidad, aceptación y afecto.

Hay varios aspectos clave en esta aproximación:

  • A propósito, es decir, quiero o tengo voluntad de prestar atención.
  • Curiosidad, mi mente está dispuesta a verlo todo como si fuera la primera vez, con “mente de principiante”.
  • Aceptación, no entro en valoraciones de si me gusta o no, simplemente lo hago.
  • Afecto, cada vez que me doy cuenta que me distraigo, vuelvo de nuevo al foco de atención, con amabilidad, con afecto, sin criticarme.
  • Prestar atención no es algo nuevo, lo nuevo es la actitud con la que atiendes a la experiencia del momento.

La utilidad del Mindfulness para personas mayores: los efectos

Esta manera en que podemos aprender a prestar atención puede mejorar directamente el funcionamiento del organismo y del cerebro.

Se sabe que todo aprendizaje produce disparos neuronales en zonas específicas y que disparos neuronales repetidos en zonas concretas del cerebro producen cambios en el mismo, incluso cuando hay un deterioro tan importante como en la enfermedad de Alzheimer.

Todo ello ha motivado un interés exponencial por Mindfulness y conocer los mecanismos cerebrales que están relacionados con la Atención Plena.

No quiero extenderme mucho en este punto, pero señalaré alguno de los resultados que pueden justificar intervenciones basadas en Mindfulness para personas con Alzheimer.

¿Qué pasa con el cerebro de una persona que hace mindfulness?

  • Más pliegues en la corteza cerebral, lo que supone mayor capacidad para procesar información, tomar decisiones o crear recuerdos.
  • Fortalece y aumenta las conexiones neuronales, que se traduce en una mayor vitalidad cognitiva.
  • Mayor espesor de la materia gris, en zonas muy comprometidas en la enfermedad (atención, concentración, funciones ejecutivas, memoria inmediata y declarativa, áreas encargadas de regular las emociones) y protege de la disminución de la corteza cerebral que ocurre normalmente con el envejecimiento.
  • Promueve neuroplasticidad en áreas relacionadas con procesos cognitivos y emocionales.

También se han encontrado cambios a nivel conductual y clínico en estudios con este perfil de pacientes:

  • Capacidad de experimentar emociones negativas sin necesidad de quedarse “atrapado” en ellas.
  • Niveles elevados de ecuanimidad, afecto positivo y bienestar psicológico.
  • Mejora del estado de ánimo y alteraciones de conducta.
    Todo ello nos lleva a pensar que las intervenciones basadas en Mindfulness tienen mucho que aportar a las terapias no farmacológicas para estos pacientes.

Por mi experiencia, intervenciones de este tipo tienen unas características especiales y distintivas en cuanto a la estimulación cognitiva tradicional (tareas de papel y lápiz y ordenador) que hacen también tenerlas muy en cuenta.

  1. Aplicables a un amplio perfil de pacientes.
  2. Estimulación dentro-fuera.
  3. El facilitador es uno más en el grupo.
  4. No hay que recordar nada.
  5. Elimina prejuicios y estigmas.
  6. El paciente se redescubre.
  7. Relativiza su situación.
  8. Empoderamiento.
  9. Sintonía intrapersonal e interpersonal.
  10. Mejora las relaciones familiares.
  11. Mejora funcional.
  12. Capacidad de concentración en periodos largos.
  13. Aplicable desde la sesión 1 a sus AVD.
  14. Enorme adherencia al tratamiento.
0
Categorizado en: Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto