Los métodos anticonceptivos

Métodos anticonceptivos, cómo escoger y acertar con el tuyo.

Número de visualizaciones

POR

Mónica Benavente
EDUCACIÓN:
  • Máster en Investigación Traslacional y Medicina Personalizada por la Universidad de Granada.
  • Máster en Investigación y Avances en Medicina Preventiva y Salud Pública por la Universidad de Granada.
  • Graduada en Enfermería en la Universidad de Granada.
EXPERIENCIA:
  • Profesora en Departamento Sociosanitario y Dpto Sociocomunitario en INESEM Business School.
  • Enfermera clínica asistencial en la tercera edad.
ESCRIBE SOBRE:Sanidad · Salud
Graduada en enfermería con especialización en Medicina Preventiva, Investigación Traslacional y Medicina Personalizada. Con experiencia como Enfermera Clínica.

Los métodos anticonceptivos siempre son un tema de actualidad. Seguro que has oído hablar de ellos infinidad de veces pero, ¿Realmente los conoces todos?, ¿sabes cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno?  Y lo más importante, ¿sabes cuál es el método más adecuado para ti? En este artículo daremos respuesta a estos y otros interrogantes.

Vivimos en una etapa en la que la tecnología e información son una constante en nuestro día a día. Sin embargo, aún existen muchas dudas en cuanto a este tema. Existe una gran diversidad entre los que podemos escoger y esto, lejos de ayudarnos como cabría esperar, es motivo de confusión en numerosas ocasiones.

Merece la pena dedicar un tiempo a la elección del método anticonceptivo más adecuado para nuestro caso particular.  Para ello es necesario reflexionar acerca de lo que queremos conseguir con él, de modo que todas nuestras necesidades queden cubiertas.

Una de las cuestiones de mayor relevancia que debemos razonar es si tan solo pretendemos evitar un posible embarazo no deseado o si también buscamos protección frente a las enfermedades de transmisión sexual. 

¿Qué son los métodos anticonceptivos?

Los llamados métodos anticonceptivos constituyen las distintas estrategias destinadas a evitar los embarazos no deseados  y en algunos casos a proteger y prevenir las enfermedades de transmisión sexual.

El inicio de las relaciones sexuales se da cada vez a edades más tempranas, que oscilan entre los 15 y los 18 años. Esto conlleva la exposición precoz a diversos riesgos asociados a determinadas conductas.

En la actualidad, disponemos de un amplio abanico de métodos entre los que podemos escoger el que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Para ello, debemos tener en cuenta algunas consideraciones como nuestro tipo de relación,  nuestros objetivos y metas, nuestro estilo de vida y estado de salud. Por todo esto resulta conveniente consultar con nuestro médico o acudir a los centros de planificación familiar para recibir el asesoramiento necesario.

Clasificación de los métodos anticonceptivos.

1. Definitivos

Consisten en intervenciones quirúrgicas de carácter permanente e irreversible que tienen como finalidad evitar la liberación de óvulos y espermatozoides.

En el caso de las mujeres, se lleva a cabo el bloqueo o interrupción de las trompas de Falopio. En los hombres la interrupción se realiza en los conductos deferentes.

  • Ventajas:

 – Si se realizan correctamente tienen un 100% de eficacia.

 – No alteran las relaciones sexuales ni producen cambios hormonales.

  • Inconvenientes:

 – No protegen frente a las enfermedades de transmisión sexual.

 –  Son irreversibles.

2. Temporales

Son aquellos métodos que tienen como objetivo evitar el embarazo con carácter reversible, por lo que pueden abandonarse para recobrar la fertilidad en el momento que se desee.

  • Ventajas:

 – Algunos de ellos protegen frente a las enfermedades de transmisión sexual

 – Son fáciles de usar.

 – Al dejar de utilizarlos se recobra la fertilidad.

  • Inconvenientes:

 – Requieren disciplina y constancia.

 – Algunos producen cambios hormonales.

 – Por separado no ofrecen una eficacia completa.

Métodos anticonceptivos para mujeres.

A veces el desinterés, la incomodidad, la falta de planificación y en general el desconocimiento, son los principales motivos que llevan al mantenimiento de relaciones sexuales sin protección.

Sin embargo, el amplio espectro de opciones de los que disponemos a día de hoy hacen que cuidarse sea una tarea sencilla. Las mujeres tienen a su disposición distintos métodos en función de sus mecanismos de acción.

Los métodos definitivos requieren la realización de una intervención quirúrgica y entre los métodos temporales podemos encontrar varias opciones:

  • Hormonales: impiden la ovulación y con ello un posible embarazo.
  • Métodos de barrera: tan solo se utilizan durante la relación sexual y evitan que los espermatozoides puedan acceder al útero.
  • Métodos naturales: se basan en identificar el período fértil y evitar las relaciones sexuales durante esos días. Requieren una participación activa de la pareja.

Métodos anticonceptivos femeninos definitivos.

1. Ligadura de trompas: consiste en cortar o ligar las trompas de Falopio de manera que que el óvulo no pueda llegar al útero.

2. Método Essure: consiste en el bloqueo de las trompas de Falopio mediante la introducción transvaginal de un dispositivo intratubárico. Como consecuencia se produce una inflamación de las trompas que impide el paso de espermatozoides.

Métodos anticonceptivos femeninos temporales.

1. Métodos hormonales.

  • Píldora anticonceptiva: son pastillas compuestas por hormonas que deben tomarse a diario,  a la misma hora. Pueden estar compuestas de gestágenos y estrógenos o solo de gestágenos.
  • Parche anticonceptivo: es un adhesivo compuesto por gestágenos y estrógenos que se liberan lentamente al entrar en contacto con la epidermis.
  • Anillo vaginal: se trata de un anillo de plástico transparente y flexible. Se coloca en la vagina una vez al mes, entre el primer y el quinto día del ciclo menstrual.
  • Implante subdérmico: se coloca en el brazo con anestesia local. Su mecanismo consiste en la liberación diaria de etonogestrel. Tiene una duración de tres años.
  • Inyectable intramuscular: contiene hormonas y se administra entre el primer y el quinto día de la menstruación de manera mensual, bimensual o trimestral.
  • Dispositivo Intrauterino (DIU): es un pequeño dispositivo de plástico en forma de ‘T’ colocado por el ginecólogo en el cuello uterino.

Métodos anticonceptivos femeninos, dispositivo intrauterino

2. Métodos de barrera.

  • Preservativo femenino: consiste en una fina funda de plástico transparente que se ajusta a las paredes de la vagina.

Métodos anticonceptivos de barrera femeninos

  • Diafragma: es una pieza con forma de disco, de látex o silicona que se introduce en el interior de la vagina cubriendo el cuello del útero.

Métodos anticonceptivos femeninos diafragma

Métodos anticonceptivos femeninos naturales.

  • Ritmo del calendario: Consiste en saber identificar tu período fértil tomando como referencia 6 ciclos. Debes registrar en el calendario los días de tu menstruación durante 6 ciclos y reconocer el ciclo más corto y el más largo. Debes tener en cuenta que si la diferencia entre tu ciclo más largo y más corto es superior a los 10 días, este método no es adecuado para ti.
  • Moco cervical: tiene como objetivo reconocer el período fértil e infértil a través de las características del mismo. La presencia de moco cervical suele tener lugar unos 3 días antes de la ovulación.
  • Temperatura basal: Este método se basa en predecir los días de ovulación basándose en los cambios de tu temperatura corporal durante tu ciclo menstrual. La temperatura suele ser menor durante la primera parte del ciclo e ir aumentando conforme se aproxima la ovulación.
  • Sintotérmico: Este método combina las dos anteriores y la altura del cuello uterino, que durante la ovulación es más elevada.

Métodos anticonceptivos para hombres.

1. Definitivos.

  • Vasectomía: Esta técnica consiste en cortar los dos conductos deferentes para evitar la expulsión de espermatozoides al exterior durante la eyaculación. Comienza a ser eficaz una vez han pasado 3 meses de la intervención. Aquellos hombres en los que se ha realizado esta técnica continúan eyaculando semen, pero éste no contiene espermatozoides.

2. Temporales.

  • Preservativo masculino. De este hablaremos más adelante dedicando un artículo en exclusiva a este tema.

¿Cómo elegir entre los distintos métodos anticonceptivos?

Para escoger tu método debes tener en cuenta algunas consideraciones. ¿Deseas tener hijos en un futuro próximo o lejano? ¿Tienes pareja estable? ¿Padeces alguna enfermedad?

Los métodos quirúrgicos al ser definitivos limitan una posible opción de vida,  por lo que debes reflexionar detenidamente antes de tomar la decisión.

Si aún no lo tienes claro lo mejor es optar por un método temporal.  En función de cuando planees una posible maternidad o paternidad puedes escoger entre métodos a corto y a largo plazo.

Entre los métodos a corto plazo se encuentran los métodos de barrera, la píldora, el anillo vaginal, el parche transdérmico y los métodos naturales.

Respecto a los métodos a largo plazo, los más representativos son el DIU, el inyectable y el implante subcutáneo o subdérmico.

Lo ideal es combinar distintos métodos, utilizando especialmente métodos de barrera como el preservativo. De esta manera, conseguirás aumentar la eficacia y asegurar la protección frente a las enfermedades de transmisión sexual.

Como podéis ver, actualmente disponemos de una gran variedad de métodos de contracepción. Para cuidarnos tan solo debemos elegir el que mejor se ajuste a nuestras características y necesidades.

Ya no hay excusas. Protégete, no dejes tu futuro al azar. ¡Disfruta sin preocupaciones!

2+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto