medicamentos biologicos

¿Qué diferencias hay entre los medicamentos biológicos y los tradicionales?

Número de visualizaciones
27/03/2017

Los medicamentos biológicos son aquellos cuya sustancia proteica activa es producida por un organismo vivo y se extrae, purifica y modifica mediante procesos tecnológicos avanzados. Se diferencian de los medicamentos químicos, en que, al ser obtenidos de un organismo vivo, presentan estructuras y funciones más complejas, así como un mayor peso molecular. No existe un consenso que diferencie de manera unánime la denominación de biológico o biotecnológico, por lo que se suele usar como sinónimo.

La producción de este tipo de medicamentos surgió para buscar cura a las enfermedades que no se conseguían detener con los fármacos tradicionales. En la actualidad, cada vez más instituciones de salud demandan la utilización de medicamentos biológicos, pues se están obteniendo buenos resultados en el tratamiento de enfermedades crónico-degenerativas, como insuficiencia renal o esclerosis múltiple, así como cáncer, infartos, infecciones y desórdenes autoinmunes, como la diabetes. Además, debido a su riguroso desarrollo, ofrecen numerosas ventajas respecto a otros tratamientos, entre las que destaca, su excelente perfil de seguridad y eficacia.

Algunos de estos fármacos funcionan de manera similar a las proteínas producidas por el organismo, de modo que cuando se administran a un paciente pueden suprimir los síntomas de la enfermedad y prevenir o retrasar la evolución de la enfermedad.

¿Qué incluyen los medicamentos biológicos?

Se incluyen diferentes tipos:

  • Productos sanguíneos como los empleados en la hemofilia.
  • Inmunomoduladores como el interferón beta usado en la esclerosis múltiple.
  • Vacunas
  • Hormonas como la insulina, eritropoyetina y hormona del crecimiento.
  • Anticuerpos monoclonales para el tratamiento de enfermedades autoinmunes y cáncer.

Medicamentos innovadores u originales

Los medicamentos innovadores son aquellos que se obtienen por primera vez tras el proceso de desarrollo farmacológico. Dependiendo de su origen y síntesis pueden ser químicos o biológicos, pero en cualquier caso originales.

Medicamentos de origen químico vs biológicos

Los fármacos biológicos, presentan una estructura más compleja y un mayor tamaño que los medicamentos de síntesis química. Así, su diseño, caracterización, producción, almacenamiento y conservación son procesos más arduos, y por tanto su tiempo de desarrollo y costes serán mayores que en los medicamentos tradicionales, presentando diferente normativa. Además, existe una cierta variabilidad (admitida y controlada) entre distintos lotes del mismo fármaco de origen biológico, ya que el método de producción, el tipo de línea celular seleccionada y el transporte y almacenamiento pueden influir en su estructura y características.

En segundo lugar, los medicamentos biológicos, debido a su origen, pueden activar la respuesta inmunitaria en el organismo, fenómeno conocido como inmunogenicidad. Las consecuencias pueden ir desde reacciones de ineficacia a largo plazo debido al desarrollo de anticuerpos neutralizantes hasta reacciones graves de inmunogenicidad cruzada con proteínas del propio individuo, pudiendo ser diferente en cada fármaco.

La vía de administración de los fármacos biológicos es siempre mediante inyección o infusión en medio hospitalario, en cambio los medicamentos de síntesis química se suelen administrar por vía oral en su gran mayoría.

Medicamentos equivalentes o similares

Tras el vencimiento de la patente de los medicamentos originales, se abre paso al desarrollo y comercialización de productos similares, aunque no idénticos. Estos se denominan genéricos si provienen de los medicamentos de síntesis química, o biosimilares si su medicamento original es biológico. Estos medicamentos, están autorizados y controlados por la Agencia Europea del Medicamento, sujeta a un procedimiento centralizado.

Medicamentos genéricos

medicamentos genéricos INESEMSegún la Directiva 2004/27/CE del Parlamento y Consejo, de 31 de marzo, se define al medicamento genérico como aquel que cumple los siguientes requisitos:

  • Presentar la misma composición cualitativa y cuantitativa en sustancias activas o sus fracciones activas que el medicamento de referencia.
  • – Tener la misma forma farmacéutica que el medicamento de referencia.
  • – Haber demostrado bioequivalencia con el medicamento original mediante estudios de biodisponibilidad, es decir ambos deben actuar de igual forma con el organismo.

De este modo, al comparar científicamente el medicamento genérico con el original, estos deben ser equivalentes e intercambiables a todos los efectos. La bioequivalencia se demuestra mediante los estudios necesarios de biodisponibilidad, cuyas condiciones las establecen los protocolos estandarizados a nivel mundial. La biodisponibilidad de un medicamento es la cantidad del mismo que llega inalterado a la sangre en un tiempo determinado desde su administración.

Medicamentos biosimilares

Son medicamentos con moléculas similares al fármaco biológico original y se producen mediante un procedimiento equivalente al biológico innovador o de referencia. Aunque estos pueden provenir de líneas celulares distintas y de procesos de fabricación diferentes, debe tener la misma dosis y seguir los mismos criterios de calidad eficacia y seguridad.

Los estudios para obtener un biosimilar son más exigentes que para los genéricos, ya que, al tratarse de moléculas biológicas complejas, se desconocen los efectos que podrían tener pequeñas modificaciones sobre la calidad del producto. Por tanto, se lleva a cabo una caracterización fisicoquímica, estructural y funcional profunda en distintos momentos del desarrollo del biosimilar.

La OMS los denomina “similar biotherapeutic products”, en la Unión Europea y la EMA: “biosimilars” o “similar biological medicinal products”. En los estados Unidos y en la FDA se les conoce como “follow-on biologics o follow-on protein products”.

La primera autorización de comercialización de un biosimilar se concedió por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en el año 2006 para una proteína recombinante. Desde esta fecha, su uso ha crecido exponencialmente.

Situación actual y perspectivas de los medicamentos biológicos y biosimilares

Debido a la gran producción de medicamentos biológicos y biosimilares que se prevé en los próximos años, es prioritario que los organismos reguladores desarrollen políticas de información y formación sobre la investigación y normativa que envuelve a estos medicamentos.

Uno de los inconvenientes actuales es que, tras la comercialización de un biosimilar, se dispone de poca información sobre eficacia y seguridad debido al menor tiempo de exposición al fármaco y al hecho de que los estudios preclínicos y clínicos tempranos no permiten caracterizar completamente su perfil de seguridad y efectividad a largo plazo debido en parte al bajo número de participantes. Para que esta información sea útil se debería conocer el efecto del medicamento sobre un elevado número de pacientes. Por este motivo, la EMA exige a todos los fabricantes de biológicos presentar, junto a los datos de los estudios de comparabilidad, un plan de gestión de riesgos y farmacovigilancia postcomercialización que permita detectar y notificar las posibles reacciones adversas derivadas de su uso en cada etapa del ciclo de vida del medicamento.

Por tanto, debido a la importancia de los medicamentos biológicos en la práctica clínica actual y al veloz desarrollo que ha experimentado esta clase de medicamentos, debe establecerse una normativa actualizada así como informar a los ciudadanos sobre los numerosos beneficios que aportan y su complejo desarrollo.

3+
Categorizado en: Salud

1 Comentario

  1. Margarita dice:

    Excelente artículo, me encantó.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto