La sal, el aditivo mortal

26/03/2013
Número de visualizaciones

Según los resultados publicados recientemente en un estudio llevado a cabo por la Asociación Americana del Corazón, 2’3 millones de personas murieron durante el año 2010, a causa de las patologías ocasionadas, derivadas del consumo en exceso de dicho aditivo, (Hipertensión arterial, Insuficiencia cardiaca, Infartos)

La Organización Mundial de la salud, recomienda el suministro diario de Sodio en torno a los 2000 mg mientras que la Asociación Americana del corazón recomienda consumir 1500 mg diarios, cifras más o menos similares, especialmente para las personas con más de 50 años de edad, pues presentan mayor riesgo de padecer Hipertensión.

Desgraciadamente, esos datos no se están cumpliendo, pues se estima que hoy en día, la población llega a consumir diariamente, el doble de la cantidad recomendada.

Los países en los que más fallecimientos, han surgido debido a su excesivo consumo, han sido Ucrania, ocupando el primer puesto con una totalidad de 2109 muertes, Rusia (1803), y Egipto (836).

Una de las recomendaciones que la Asociación, ha querido compartir, ha sido la de intentar evitar los productos denominados como “6 salados”, es decir:

Pan, Bollería salada, carnes curadas, chacina, pizza, bocadillos hamburguesas, sopa, ensalada, pollo asado y derivados.

Desde el Departamento Sociosanitario, me gustaría invitarles a recordar algunos consejos que seguramente ya conocían, no obstante nunca está de más volver a repetirlos.

-Intenten aprender a diferenciar la sal del sodio.

-Multipliquen la cantidad de sodio presente en cada alimento por 2’5 y así sabrá la cantidad de sal que contiene.

-Echen sal a las comidas una vez servidas.

-Cambien el suministro de sal por limón, pimienta, ajo, orégano, romero, aportando una gran variedad de sabores a su dieta.

5 gramos de sal al día harán posible que su corazón esté libre de Infartos, Insuficiencia cardíaca, o crisis de Hipertensión arterial entre otros.

https://www.youtube.com/watch?v=0cMiAOLIGUE

Fuente: aragontelevision

0
Categorizado en: Salud

4 Comentarios

  1. Marta Cantero Marta Cantero dice:

    Agradezco antes que nada el comentario que nos ha aportado de nuevo a la revista Ana Cristina.
    La verdad es que me alegra bastante saber que ayudamos a nuestros alumnos a que cada día conozcan más acerca de como mantener la salud en buen estado y que tipo de alimentación le es aconsejable consumir.
    Por eso, le invito a que continúe visitándonos en sus ratos libres aportando información y opiniones acerca de la temática tan variable que solemos publicar semanalmente en nuestro canal.
    Gracias por su atención.
    Reciba un cordial saludo.

    0
  2. Ana Cristina Gonzalez dice:

    Antes de nada , darte las gracias por tan valiosa información ,que la verdad me sorprende bastante que no se divulge , y en cambio nos estén continuamente metiendo por los ojos productos que son perjudiciales, o cuanto menos no aportan nada para nuestra salud. Es increible que haciendo un pequeño cambio de costumbres , un producto pueda pasar de ser nocivo a aportar un sin fin de beneficios. Te doy las gracias,por abrirnos los ojos a la gente con este tipo de cosas,  porque es increible que nadie te lo cuente, ni siquiera los médicos. Así que ánimo que estais haciendo una labor muy importante de informar a las personas como yo , que nos interesa saber  qué nos estamos “echando a la boca”.Un saludo cordial.Ana

    0
  3. Ana Cristina Gonzalez dice:

    Muy interesante tu artículo,pero tengo dudas,porque hay ciertas sales(marinas sin refinar) que se supone que proporcionan ciertos minerales los cuales son un poco deficitarios en nuestra dieta,como calcio,magnesio,potasio….y claro está tomando con  moderación ,así mi pregunta es ,¿siendo estas sales más beneficiosas ,serían también menos nocivas?gracias por tu información valiosa y un saludo

    0
    • Marta Cantero Marta Cantero dice:

      Antes de nada, le agradezco su participación y aporte en nuestra revista.
      En relación a si existen sales marinas, sin refinar menos nocivas, que la sal de yodo, efectivamente sí que es cierto que existen, pues contienen tan solo un 34% de cloruro sódico, siendo a la vez ricas en oligoelementos.
      Por tal motivo se recomienda su consumo.
      La sal marina natural contiene 92 minerales esenciales, mientras que la refinada (un subproducto de la industria química) solo dos elementos, sodio y cloro.
      Al penetrar esta tipo de sal en la sangre, sal natural, se produce una combinación rápida con los fluidos de los tejidos de los alrededores, permitiendo a las células extraer más alimentos del fluido intracelular enriquecido.
      La sal fabricada por las industrias, sin embargo, lo que hace es impedir el paso libre de líquidos y minerales, provocando acúmulo y estancamiento de fluidos en articulaciones o riñones entre otros, conllevando a presentar graves problemas como hipertensión arterial, aumento de peso o cálculos biliares.
      A pesar de los graves efectos que la sal ocasiona, el cuerpo necesita de unos cuantos gramos para digerir adecuadamente los hidratos de carbono, facilitando su ingesta tanto el proceso digestivo como la desinfección del intestino grueso, mientras que la sal industrial realiza lo opuesto.
      Entre los efectos más destacables de la sal sin refinar nos encontramos:
      Regula tensión arterial, eliminación de acidez de la células del cuerpo, equilibrio de azúcar en sangre, mejora la absorción de nutrientes en el tracto intestinal, limpia los pulmones de flemas y mucosas, antihistamínico natural, previene calambres musculares, previene el exceso de saliva, es un gran refuerzo de los huesos, reguladora del sueño, previene la artritis, gota, venas varicosas y vasculares de piernas y muslos.

      Un cordial saludo.

      0
  1. 30/05/2013

    […] viene el tercer veneno blanco de nuestra alimentación, quizás el más conocido por todos, la sal. En nuestro país, con un consumo medio por persona de 9,8 gramos diarios de sal, prácticamente […]

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto