cómo hidratar la piel

Cómo hidratar la piel correctamente

Número de visualizaciones
12/04/2016

La aplicación de cremas, lociones, y demás preparados corporales es una de las rutinas cotidianas de la población, tanto con fines cosméticos como medicinales. Seguros tu también te hidrata la piel. pero, ¿sabes cómo hidratar la piel correctamente?  La fabricación de estas sustancias debe ser muy cuidadosa y se lleva a cabo por un equipo de especialistas que, jugando con los tamaños, cantidad de agua, pH y demás propiedades físico-químicas consiguen dirigir la sustancia al destino deseado. Para conseguir la penetración, deben engañar a nuestra barrera defensora por excelencia, la piel.

La estructura de la piel

El estrato córneo de la epidermis constituye la principal barrera protectora, la cual intenta impedir la absorción de sustancias a través de la piel. Es la capa más impermeable y gracias a ella podemos tener contacto con el exterior, siendo imprescindible para mantener el equilibrio del organismo. Está constituida por células muertas y queratinizadas; y lípidos, los cuales favorecen el paso de sustancias similares, es decir moléculas lipófilas. La capa córnea mide 0,5-1,5 milímetros, según la zona, y se encarga de mantener la piel hidratada, reteniendo el agua corporal y actuando como filtro para cualquier sustancia externa. Los cosméticos y principios activos medicinales usan tres vías principales para penetrar en la epidermis. La forma más sencilla de atravesar esta capa es integrar sustancias de pequeño tamaño en aceite pues, cuanto más oleoso es el preparado, con más facilidad penetra a través de esta capa lipófila. Las moléculas de mayor tamaño penetran en la epidermis a través de los folículos pilosos que son los conductos en los que se sitúa el vello, llegando a capas más profundas de la epidermis. Los poros de las glándulas sudoríparas son otra vía de entrada de sustancias polares, hidrófilas y de bajo peso molecular. Sin embargo, las moléculas mayores de 10 micras no atraviesan el estrato corneo, por este motivo algunos tratamientos de belleza que emplean grandes moléculas deben ser inyectados en la capa correspondiente.

Diferentes factores que influyen en la absorción cutánea

  1. Nivel de hidratación. Mediante la hidratación se consigue mejorar el coeficiente de difusión, pues se aumenta el tamaño de los poros de la epidermis. Los preparados con propiedades higroscópicas favorecen la absorción de agua ambiental y la incorporación de esta a la piel por humectación. Por otro lado, un excipiente hidrófobo puede ejercer de agente oclusivo, manteniendo la humedad de la piel subyacente.
  2. Tipo de vehículo utilizado. Para conseguir una penetración más eficaz del compuesto, se están probando nuevas vehículos que acompañen la molécula hasta la capa en cuestión. Tradicionalmente se emplean aceite, agua o alcohol pero poco a poco se incorporan nuevos “medios de transporte” que permitan que todo (o casi todo) el principio activo que aplicamos llegue intacto al sitio de acción. De esto se encargan los liposomas, microemulsiones, nanoemulsiones y micelas, que son dispositivos preparados para proteger la sustancia a transportar durante el viaje a través de la epidermis, y liberarla intacta en el lugar deseado. Dependiendo del nivel de penetración del producto que se pretenda conseguir, se empleará un vehículo u otro. Para una acción en las capas profundas de la piel se emplearán pasta, ungüentos, pomadas o cremas. Para destinos más superficiales, se utilizara gel, loción, aerosol o polvo.
  3. Forma de aplicación. Existen técnicas para mejorar la hidratación y, por consiguiente, la penetración de las sustancias. La forma más común de aplicar las cremas es por medio de masajes o fricciones para repartir correctamente el producto, estimular la circulación sanguínea y elevar la temperatura. Mediante la oclusión o maceración se produce sudoración la cual aumenta la permeabilidad para compuestos acuosos. Esta se puede conseguir mediante la aplicación de un plástico oclusivo que aumente la acumulación de agua por transpiración. El empleo de técnicas como la iontoforesis o electroporación favorecen la apertura de canales de difusión.
  4. Cantidad aplicada en la zona. Influye la concentración, la frecuencia de aplicación y el tiempo de contacto del producto con la piel.
  5. Estado de la capa cornea. En estados patológicos pueden estar deterioradas las capas más superficiales.
  6. Grosor de la capa cornea, siendo más permeable una sustancia cuanto más fina sea la barrera.
  7. Zona del cuerpo. Las zonas con mayor difusión son las plantas de los pies y las palmas de las manos en primer lugar. Después las axilas y el cuero cabelludo.
  8. Edad de la piel. Más absorción cuanto más joven es la piel.
  9. pH. Las sustancias ionizadas presentan una menor capacidad de difusión a través de la piel.
  10. Circulación sanguínea. Un mayor flujo sanguíneo aumenta la penetración.

La fabricación de preparados para difusión a través de la epidermis requiere de un diseño minucioso, pues numerosos factores influyen en la capacidad de difusión de estos. Por tanto, el grado de penetración de los preparados de aplicación cutánea dependerá tanto de las propiedades físico-químicas del producto,  como del estado de la piel y  forma de aplicación por parte del individuo.

2+
Categorizado en: Salud

4 Comentarios

  1. Florencia dice:

    Hola Verónica…. yo estoy estudiando Cosmetologia en Argentina y estoy en primer año Y me sirvió lo que escribiste ….. gracias ….. Podrías si no es molestia recomendarme algún libro básico quizás de Cosmetologia ?

    0
    • Julio Alberto Salto Díaz julio.salto dice:

      Para mi, uno de los libros que más he podido consultar para el diseño y elaboración de formulaciones estrictamente cosméticas: Cosmetología de Harry.

      Es un completo y extenso libro (1039 páginas) sobre formulación cosmética. Autor: J. B. Wilkinson y R. J. Moore.

      En síntesis, este libro describe de forma ordenada los distintos preparados cosméticos existentes. Excipientes, formulaciones y formas de elaboración. Tipos de envasado, limpieza y control microbiológico de las formulaciones. Biología, anatomía y fisiología de la piel, cabello, uñas, dientes.

      La exposición de los distintos temas es clara, sencilla y concisa. Es de destacar un claro rigor científico a lo largo de toda la obra. Aunque la última edición sea de 1990 muchos de los preparados descritos siguen vigentes a día de hoy.
      Un libro yo diría que imprescindible para todo formulador de preparados cosméticos. Además de contener un gran número de formulaciones, da pautas para el diseño y desarrollo de las mismas.

      Su índice es este, para que te hagas una idea de lo que trata:
      1.La piel. Conceptos sobre anatomía, fisiología y biología.
      2.Irritación y sensibilización de la piel.
      3.Nutrición y control hormonal de la piel.
      4.Cremas cutáneas.
      5.Astringentes y tónicos de la piel.
      6.Cremas protectoras y limpiadoras de las manos.
      7.Preparados para el baño.
      8.Productos cutáneos para bebés.
      9.Productos cutáneos para jóvenes.
      10.Antiperspirantes y desodorantes.
      11.Depilatorios.
      12.Preparados para el afeitado.
      13.Preparados para los pies.
      14.Repelentes de insectos.
      15.Productos protectores solares, bronceadores, antiquemaduras solares.
      16.Decolorantes o aclaradores de la piel.
      17.Mascarillas y máscaras faciales.
      18.Polvos y maquillaje facial.
      19.Preparaciones de maquillaje coloreadas.
      20.Aplicación de los cosméticos.
      21.Las uñas. Conceptos sobre anatomía, fisiología y biología.
      22.Preparados de manicura.
      23.El pelo.
      24.Champúes.
      25.Lociones y aerosoles fijadores y lacas capilares.
      26.Acondicionadores y tónicos capilares.
      27.Colorantes del cabello.
      28.Ondulación permanente y alisadores de pelo.
      29.Alisadores de pelo.
      30.El diente y la salud bucal. Conceptos sobre anatomía, fisiología y biología.
      31.Dentífricos.
      32.Enjuagues bucales.
      33.Agentes tensioactivos.
      34.Humectantes.
      35.Antisépticos.
      36.Conservantes.
      37.Antioxidantes.
      38.Emulsiones.
      39.La fabricación de cosméticos.
      40.Aerosoles.
      41.Envasado.
      42.La utilización del agua en la industria cosmética.
      43.Limpieza, higiene y control microbiológico en la fabricación.

      1+
  2. Manuel dice:

    Hola.¿Qué preparado  es el mejor facilitando la difusión de sustancias en la placa ungueal ?Un saludo.

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre MasterClass de INESEM. Una plataforma en la que profesionales enseñan en abierto

Profesionales enseñando en abierto