Inteligencia alimentaria

10/12/2012

0

Ver más artículos relacionados de Dietética y Nutrición, Salud , Crudo, Dieta vegetariana, Vegetariano .

8 Comentarios

  1. JOSÉ MANUEL BLÁZQUEZ GONZÁLEZ dice:

    Estoy totalmente de acuerdo en el beneficio de consumir alimentos crudos, en especial vegetales y hortalizas ya que es el estado en el que se conservan todas las propiedades beneficiosas para el organismo como sus vitaminas, etc…. En el caso de carnes y pescados hay que tener cuidado al consumir estos alimentos crudos o poco cocinados porque corremos el riesgo de contraer toxoplasmosis por consumir carne cruda o poco cocinada o anisakis en el caso del pescado, esto se evita cocinando las carnes y el pescado.

    0

    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Muchas gracias por tu aportación José Manuel. Me gustaría hacer algún comentario:

      En cuanto al apunte de la carne y el pescado, completamente de acuerdo. Este tipo de alimentos son especialmente perecederos y un nido de microorganismos potencialmente perjudiciales para la salud. Este post se centra en la alimentación vegetariana, mucho más segura y compatible con respecto al consumo de alimentos crudos.

      Pero no hay que confiarse con los alimentos vegetales, ya que podemos encontrarnos con alimentos vegetales igualmente contaminados. Existen multitud de parásitos y microorganismos fáciles de encontrar en aguas no tratadas, las cuales se usan en ocasiones para el regadío de cosechas de alimentos vegetales. De hecho, no hace mucho fue un tema de enorme actualidad el brote de E. Coli que se sufrió en Francia y Alemania, tras el cual la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha actualizado sus recomendaciones sobre el consumo de brotes vegetales.

      Os dejo a continuación el link donde podéis descargar “La Guía de la Alimentación Saludable” de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) donde podréis encontrar recomendaciones en la preparación de alimentos, tanto crudos como cocinados, además de otras muchas secciones de gran interés. Os aconsejo que tengáis este documento siempre a mano.

      ¡¡Espero vuestra participación!!

      Un saludo a todos

      0

  2. mgperezp dice:

    No creo q ni una alimentación estrictamente vegetariana ni otra en la q se consuma todo tipo de alimentos, deje de ser mejor o peor. Habría q comer variadamente para poder obtener los mejores beneficios de cada alimento, siempre y cuando se planifique bien q se come y q no. Lo q si borraría del mapa seria la bollería q lo único q nos aporta son grasas saturadas, calorías vacías, posibles caries y ayudar a muchas enfermedades a arraigarse en nuestro organismo, tales como diabetes, colesterol, etc. A lo de dejar de tomar pasta, leche o pan, no eran éstos considerados alimentos de primera necesidad. Esta claro q la leche produce alergias y q una vez pasada la infancia no resulta imprescindible, pero tb es cierto q un vasito de leche tibia x la noche, por ejemplo, ayuda a conciliar el sueño, pero para ello tenemos la sin lactosa. La pasta? Creo q lo mejor sería tomarla integral, pero no eliminarlos ya q son una buena fuente de carbohidratos y de absorción lenta, uffff q sería de los ciclistas, por citar alguno, sin un buen plato de pasta. Y el 

    0

    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Hola mgperezp, en primer lugar gracias por tu comentario en este post, considero que representa el pensamiento de una mayoría y me alegro que se haya animado a participar.

      Existe evidencia suficiente como para creer que la una alimentación basada en alimentos vegetales es saludable, aporta beneficios para la salud y contribuye en la prevención de enfermedades crónicas (como las que usted comenta refiriéndose a la bollería).

      Considero que no hay que ser extremista en ningún aspecto de la vida pero sí crítico. Desde mi punto de vista profesional considero muy viable la necesidad de modificar nuestros hábitos alimentarios (vegetarianizar la dieta) y abandonar el consumo de ciertos alimentos que hoy día siguen demasiado arraigados a nuestra cultura alimentaria.

      Esta idea de “vegetarianizar nuestra dieta” me resulta especialmente interesante. Es una recomendación fácil de llevar a cabo por cualquiera y que va a aportar beneficios a nuestra salud. Por tanto, no se trata de que de un día para otro nos transformemos por arte de magia en vegetarianos, pero sí que es cierto que si sustituimos ciertos alimentos procesados por alimentos vegetales no procesados industrialmente mejoraremos nuestra salud, así que ¿Por qué no hacerlo?

      En el caso de la pasta o la leche y derivados, es cierto que tradicionalmente has sido considerados alimentos de primera necesidad, pero las ciencias de la nutrición avanzan a pasos agigantados y cada vez está quedando más demostrado que son más perjudiciales de lo que se creía en un principio.

      Me gustaría recomendarte la lectura de uno de mis artículos “Dieta paleolítica, ¿la mejor estrategia alimentaria?” publicado en el Boletín mensual de octubre de 2012. Te dejo el link para que te puedas descargar el PDF:

      http://cdn.inesem.es/boletines/boletin_octubre.pdf

      Por otro lado te dejo el link de dos de mis últimos post donde podrás leer acerca de la leche y derivados lácteos. “Leche y derivados lácteos… ¿buenos para la salud?” y “Existe Calcio más allá de los lácteos”:

      https://revistadigital.inesem.es/biosanitario/leche-y-derivados-lacteos-buenos-para-la-salud/

      https://revistadigital.inesem.es/biosanitario/existe-calcio-mas-alla-de-los-lacteos/

      Comprendo que todo esto que comento puede trastocar vuestros planes alimentarios, pero considero necesario que lo empecéis a tener en cuenta puesto que es la dirección que llevan las ciencias de la nutrición independiente, o sea, las que no dependen de la financiación de ninguna industria alimentaria.

      0

  3. mgperezp dice:

    He leído el artículo sobre la dieta paleolítica, y sinceramente no soy muy partidaria de la misma. Creo q hacer ejercicio en ayunas está bien para quien desee perder peso, ya q el cuerpo utilizará las reservas de grasas más fácilmente, pero no le veo otra utilidad. Y Por qué tener q esperar a tener hambre?, para perder peso?, el ayuno controlado mejora la calidad de vida, pero llevarlo a cabo como una forma de vida?. Además pasadas las 3 ò 4 hrs. Sin alimentos, el organismo decidirá quemar menos grasas a modo de protección , descendiendo con ello ntro. Metabolismo basal. Aproximadamente  un 10% del total de calorías quemadas a diario corresponde al trabajo realizado x el organismo para digerir los alimentos. Dependiendo de los nutrientes q compongan dichos alimentos el gasto energético variará. Así un 2,5% de las grasas ingeridas serán quemadas al digerirlas, de los hidratos de carbono un 7% y de las proteínas un 27% (aproximadamente) y nuestra tasa metabólica mejorará. Y no cuentan con la ansiedad q se genera cuando no comemos? Será lógico pensar q al llegar la hora de comer nos resulte más difícil controlar la cantidad y calidad de la misma. 

    0

    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Hola Mª Guadalupe,
      Me alegra saber que ha leído mi artículo sobre paleodieta y que exponga su opinión sobre el mismo.

      En primer lugar, adjunto la definición de dieta para saber que estamos hablando de la misma palabra:

      << La palabra dieta proviene del término en latín “diaeta” que significa “modo de vida”. Hoy día entendemos como dieta al conjunto de sustancias alimentarias que se ingieren, formando hábitos o comportamientos nutricionales de los animales, y por tanto, parte de su estilo de vida.

      Suele tener connotaciones negativas, ya que se suele confundir con un régimen especial para bajar de peso o para tratar ciertas enfermedades. En este caso, estaríamos hablando de una modificación personal del hábito de alimentación, es decir, una modificación de la dieta. >>

      Por tanto, la dieta paleolítica no es un régimen especial, sino unos hábitos alimentarios englobados dentro de un estilo de vida.

      Voy a intentar desgranar su comentario para dar mi punto de vista sobre lo que comenta:

      Sea en ayunas o no, el ejercicio físico servirá para perder peso en caso de que el consumo calórico sea inferior al gasto calórico. De no ser así, no se producirá pérdida de peso.

      Además, no hay que tener sobrepeso para seguir esta forma de alimentarse, no tiene porque ser una estrategia para perder peso. De hecho, cada vez más deportistas (profesionales o amateurs) incorporan en sus hábitos ciertos aspectos de esta vertiente, siendo uno de los que mejores sensaciones generan el hecho de entrenar en ayunas. Personalmente he probado esta situación y es cierto que las sensaciones son muy positivas.

      ¿Por qué esperar a tener hambre? El hambre es la manifestación de un cambio hormonal en nuestro organismo para indicarnos que a partir de que empieza a aflorar debemos encaminarnos a la búsqueda de comida, por lo que estamos más predispuestos a la realización de actividad física. Sin embargo, tras una ingesta y las horas que la siguen no tenemos hambre, pero si tenemos ganas de reposar e incluso sueño. Bien es cierto que ante una maratón puede ser un aspecto negativo el hecho de no comenzar con las reservas energéticas a tope, pero ante un entrenamiento de cualquier tipo, o incluso ese entrenamiento que busca preparar una maratón y optimizar los mecanismos energéticos, sí que puede resultar interesante. Mi pregunta es, ¿cuántas maratones hacen ustedes al año? ¿Cuántas veces entrenan a la semana?

      Tras un entrenamiento de cierta intensidad en ayunas, nuestro organismo está deseoso de recibir alimentos para rellenar sus reservas de glucógeno y evitar una hipotética pérdida proteica, que ocurriría en ayunos bastante más prolongados.

      También habla de un descenso del metabolismo basal a partir de 3-4 horas de ayuno. Es cierto que el metabolismo basal tiende a descender en tiempos prolongados de ayuno o de alimentación hipocalórica prolongada para optimizar las reservas de las que aun dispone por si ese ayuno continúa. Sin embargo el ayuno que se propone en la dieta paleolítica no es un ayuno prolongado, siendo inferior a las 24 horas, momento en el cual se estima que las reservas de glucosa están alcanzando su mínimo. Por tanto, no dará lugar a modificaciones de la tasa metabólica basal significativas.

      Por otro lado, menciona el efecto térmico de los alimentos. Completamente de acuerdo con este concepto, que en una dieta de 2500 kcal/día corresponderá a 250 kcal (10%) aprox. En la dieta paleolítica no se dejan de consumir alimentos, por lo que estará igualmente presente este Efecto Térmico de los mismos, aunque bien es cierto que si se realizan menos ingestas diarias, este efecto puede ser levemente menor.

      Pero remarco uno de los aspectos más importantes de esta vertiente, y es que no se trata solamente de una forma de alimentarse, si no de una forma de vida, por lo que no está concebida para personas sedentarias, en todo caso para ex-sedentarios. Por tanto, si realizamos ejercicio físico regular de cierta intensidad lo que lograremos será aumentar nuestra musculatura, y con ella nuestro metabolismo, ya que el musculo es tejido metabólicamente activo y cuanto más musculo tengamos, mayor será la energía que consuma. Además, mejorará nuestra forma física, lo que permitirá incrementar la intensidad del ejercicio que realicemos.

      Que no se asusten las chicas con el aumento de musculatura ya que su sistema hormonal no les permitirá que este aumento sea exagerado, por lo que no les permitirá convertirse en “moles de músculo”.

      Por último comentar que esa ansiedad de la que habla existe, pero por experiencia propia le digo que gracias a esa sensación me siento más enérgico en mis entrenamientos en ayunas, en busca del premio que vendrá después, la comida.

      También es cierto que no se controla demasiado la cantidad de comida que ingiere, pero le digo que al realizar menos comidas diarias nos podemos permitir el lujo de comer mayor cantidad en cada ingesta, siempre que la calorías consumidas no superen nuestras recomendaciones.

      En cuanto a la calidad de la comida no estoy de acuerdo con usted. Hay que planificar la dieta a consumir, sobre todo en momentos en los que estamos más susceptibles de comer “cualquier cosa”. Además, n el artículo se habla de ciertos alimentos que deberíamos evitar y de los alimentos a los que estamos metabólicamente más preparados para consumir. Por tanto, lo que yo no considero que sea saludable en mi alimentación, no lo tengo en casa y por consiguiente, no lo como.

      Espero que le resulten interesantes mis apuntes sobre lo que comenta y me dé su opinión al respecto.

      0

  4. Lorena dice:

    Estoy de acuerdo con la idea de ir incorporando más cantidad de verduras y frutas a nuestra dieta y que éstas ocupen el lugar de otros productos menos saludables y que contribuyen a acidificar nuestro organismo. Comprar alimentos de calidad, evitar la cocina precocinada, y llevar a nuestras mesas platos sencillos, menos elaborados y más naturales. Me gusta la sencillez y claridad con la que se expone esta idea en el video, algo que es tan obvio y que no siempre llevamos a cabo. 

    0

    • Juan Carlos Benavente Juan Carlos Benavente dice:

      Gracias por tu aportación Lorena, de la cual destaco una palabra que escribes: “acidificar”.

      Ciertamente hay que buscar el equilibrio en el pH corporal para mantener un estado de salud óptimo. Una de mis últimas líneas de investigación es sobre la dieta alcalina, que lleva a su máxima exposición esta idea. En breve trataré el tema el la revista.

      Un saludo

      0

  1. 13/02/2013

    […] creen capaces de llevar a cabo un cambio tan brusco en su alimentación, intenten al menos “vegetarianizar su dieta” lo máximo […]

    0

  2. 07/03/2013

    […] Inteligencia alimentaria […]

    0

  3. 21/03/2013

    […] idea va en la línea de mis últimas entradas, concluyendo en la necesidad de “vegetarianizar” nuestra dieta e incorporar más vegetales crudos a la misma. Esta entrada fue publicada en Salud. ← […]

    0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiqueta Light confusa

Etiquetas Light 0% claras. ¿Nos engañan con valores confusos?

Desde su nacimiento, los productos light han cambiado considerablemente, siendo en la actualidad un sector donde el etiquetado puede resultar confuso.

obesidad por el desayuno convencional

Desayuno convencional: Pro obesidad y contra salud

Lo establecido, la costumbre puede suponer un arma de doble filo en favor de la obesidad. Un ejemplo de ello pueden ser los desayunos de nuestros hijos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies